Del 20 de febrero al 25 de marzo, Thyssen-Bornemisza

Purple, de John Akomfrah, explora los efectos del cambio climático y sus consecuencias en la biodiversidad y en las comunidades que habitan el planeta

A019_C068_052571El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza presenta, junto a la fundación de arte contemporáneo TBA21 (Thyssen-Bornemisza Art Contemporary), una vídeoinstalación inmersiva del galardonado artista y cineasta británico John Akomfrah titulada Purple. A través de seis pantallas de gran formato, Akomfrah explora los efectos del cambio climático y sus consecuencias en la biodiversidad y en las comunidades que habitan el planeta, empleando material de archivo y rodajes recientes.

La instalación está coorganizada por TBA21–Academy, institución que promueve la defensa de la conservación de los océanos a través de programas interdisciplinares y de producción artística. Incluida en los actos de celebración del 25 aniversario del museo, esta es la primera colaboración entre el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza y la fundación creada por Francesca von Habsburg, hija del barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza.

En declaraciones acerca de la elección del título, Purple, Akomfrah habla de la naturaleza híbrida de este color, que nace de la mezcla de rojo y azul, idóneo para representar a los opuestos que es sobre lo que trata su obra: de la vitalidad y volubilidad de las cosas. El púrpura es el color que envuelve al espectador cuando se introduce en el espacio de la vídeoinstalación, con seis grandes pantallas dispuestas una al lado de otra, con apenas espacio entre sí y encajadas al límite entre el suelo y el techo.

La exposición se enmarca en el programa especial de ARCOmadrid 2018 El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer, que comisaría Chus Martínez.

Escritor, cineasta, artista y pensador, John Akomfrah (Accra, Ghana, 1957) ha explorado en su obra, a lo largo de su trayectoria profesional, diversos temas ligados a la realidad más actual – el post-colonialismo, el racismo, la emigración, la memoria, el cambio climático…-, buscando siempre provocar una reflexión en torno a cada uno de ellos. En 1982 fundó el influyente grupo Black Audio Film Collective, que aglutina a otros seis artistas y cineastas. El Museo Reina Sofía presentó en 2014 un ciclo audiovisual sobre este colectivo, pero esta es la primera vez que se expone en España su obra en solitario.

En su primera película, Handsworth Songs (1986), Akomfrah explora los acontecimientos en torno a los disturbios de 1985 en Birmingham y Londres. Otros trabajos más recientes son Mnemosyne (2010), sobre la experiencia de la emigración en Gran Bretaña, cuestionando su imagen de ‘tierra prometida’ y revelando la realidad sobre la economía y el racismo, o Peripetia (2012), un drama visual imaginario en torno a personajes retratados por Durero en el siglo XVI.

En 2015 presenta Vertigo Sea, una instalación con tres pantallas en la que reflexiona sobre la crueldad de la industria ballenera, con imágenes que yuxtapone a escenas de emigrantes cruzando el océano en busca de una vida mejor.

Purple (2017) continúa de alguna forma esta obra aunque con un propósito diferente, el de plantear una reflexión sobre el poder de destrucción del ser humano sobre el planeta y la indiferencia frente a esta dramática situación. Es una llamada de atención, una voz que alerta del peligro que amenaza a los ecosistemas y de toda la belleza que estamos próximos a perder a consecuencia del progreso: la contaminación, el aumento de las temperaturas, la acumulación de residuos, la deforestación, la pesca destructiva, los vertidos de crudo, las fábricas, las ciudades, las explotaciones agrícolas, el turismo incontrolado… Y algunos fenómenos naturales como tifones, huracanes, tormentas o tsunamis acentúan aún más los enormes trastornos que todo ello produce en los ciclos de vida de plantas y animales.

Para su realización, el artista emprendió un largo viaje que le llevó a rodar en diez países diferentes, identificando paisajes llamados a desaparecer, desde las heladas tierras y mares de Alaska y Groenlandia a las volcánicas Islas Marquesas en el Pacífico Sur, o diversas localizaciones en Reino Unido. Imágenes panorámicas impactantes de espacios naturales contemporáneos alterados por el ser humano, combinadas con otras de archivo, con las que Akomfrah nos traslada el sentimiento de vacío que queda al contemplar esa grandeza perdida. Las figuras solitarias que aparecen en algunas de estas vistas, habitualmente de espaldas y con las que él mismo se identifica, buscan implicar al espectador introduciéndole en la escena. Frente a esas grandiosas manifestaciones de la naturaleza en peligro, la figura humana se hace diminuta, insignificante: “De una manera muy real, estoy presente en la película. Soy la figura de la camisa marrón bajo la lluvia. Suena un poco místico, pero para mí todo comienza con el lugar. Independientemente de lo que filmamos, comenzó cuando le pregunté al paisaje la misma pregunta: ¿qué me puede decir sobre la naturaleza del cambio climático?”

 

Purple (2017) continúa de alguna forma esta obra aunque con un propósito diferente, el de plantear una reflexión sobre el poder de destrucción del ser humano sobre el planeta y la indiferencia frente a esta dramática situación. Es una llamada de atención, una voz que alerta del peligro que amenaza a los ecosistemas y de toda la belleza que estamos próximos a perder a consecuencia del progreso.

En declaraciones acerca de la elección del título, Purple, Akomfrah habla de la naturaleza híbrida de este color, que nace de la mezcla de rojo y azul, idóneo para representar a los opuestos que es sobre lo que trata su obra: de la vitalidad y volubilidad de las cosas. El púrpura es el color que envuelve al espectador cuando se introduce en el espacio de la vídeoinstalación, con seis grandes pantallas dispuestas una al lado de otra, con apenas espacio entre sí y encajadas al límite entre el suelo y el techo. La luz ambiente queda reducida al mínimo, por lo que es la luminosidad que emana de las imágenes proyectadas la que envuelve al visitante, creando un efecto de inmersión total que lo aleja de su propia realidad y lo enfrenta a esa otra que le muestra el artista y a la arrogancia actual que sitúa al ser humano en el centro de todas las cosas y la creencia de que disponemos de un poder soberano sobre el resto de las especies.

Como escribe la comisaria de la exposición, Chus Martínez: “¿El agente más devastador? Nosotros. Influenciado por el pensamiento del filósofo norteamericano Timothy Morton, John Akomfrah afirma a través de sus imágenes que denominar a esta gran y radical revolución contra la vida ‘cambio climático’ es un eufemismo. No se trata de un ‘cambio’ sino de la mayor sustitución de un mundo por nada, por su aniquilación. La obra es arte, pero aquello a lo que se acerca es real.”

Recientemente galardonado con el Artes Mundi Award (2017) -el más destacado galardón británico que reconoce la obra de artistas contemporáneos vinculada a temas sociales, políticos y sobre la condición humana-, John Akomfrah vive y trabaja en Londres y ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas; entre las más recientes, en el MoMA (Nueva York, 2011), la Tate Britain (Londres, 2013-2014) o las bienales de Venecia (2015), Liverpool (2012) y Taipei (2012), y ha participado en festivales internacionales de cine como el Sundance Film Festival (Utah, Estados Unidos, 2011 y 2013) o el Toronto International Film Festival (Canadá, 2012).

Purple es un encargo de Barbican, Londres, y está coorganizado por Bildmuseet Umeå, Suecia, TBA21–Academy y The Institute of Contemporary Art/Boston.

Sobre TBA21 y TBA21–Academy

Fundada en 2002 por Francesca von Habsburg, TBA21 es a la vez impulsora y colaboradora en la creación de artistas consagrados y emergentes de todo el mundo. La fundación sin ánimo de lucro se distingue por su compromiso con obras de temática social sobre cuestiones sociopolíticas y medioambientales urgentes que persiguen nuevas líneas de investigación interdisciplinar. En 2011, la fundación creó TBA21–Academy, que lleva organiza expediciones colaborativas de artistas,
John Akomfrah. © Smoking Dogs Films; Courtesy Lisson Gallery. Photograph by Jack Hems
científicos y líderes de opinión cuya misión es generar un mayor conocimiento de nuestros océanos, impulsar nuevas investigaciones y fomentar su defensa. TBA21 y TBA21–Academy parten la larga historia de patrocinio artístico de la familia Thyssen.

FICHA DE LA EXPOSICIÓN

Título: Purple, de John Akomfrah
Organizada por Barbican, Londres, y co-organizada por Bildmuseet Umeå, Suecia, TBA21–Academy, The Institute of Contemporary Art / Boston, Museu Coleção Berardo, Lisboa, y Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid.

Sedes y fechas: Londres, Barbican, del 6 de octubre de 2017 al 7 de enero de 2018; Madrid, Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, del 20 de febrero al 25 de marzo de 2018; Umeå, Bildmuseet, del 13 de abril al 16 de septiembre de 2018.
Comisaria: TBA21-Academy y Chus Martínez
Número de obras: 1 vídeo-instalación, formada por 6 pantallas

INFORMACIÓN PARA EL VISITANTE

Museo Nacional Thyssen-Bornemisza
Dirección: Paseo del Prado, 8. 28014, Madrid. Salas de exposiciones Moneo, planta -1
Horario:
De martes a viernes y domingos, de 10 a 19 horas. Sábados, de 10 a 21 horas
Entrada única: Colección permanente y exposiciones temporales:
– Entrada general: 12 €
– Entrada reducida: 8 € para mayores de 65 años, pensionistas y estudiantes previa acreditación
– Entrada grupos (a partir de 7 personas): 10 € por persona
– Entrada gratuita: menores de 18 años, ciudadanos en situación legal de desempleo, personas con discapacidad, familias numerosas y personal docente en activo
Venta anticipada de entradas en taquillas, en la web del Museo y en el 917911370
Más información: www.museothyssen.org

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada