Rajoy recibe a Hollande y Passos Coelho para iniciar la cumbre sobre energía

 El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto al presidente francés, François Hollande (i), y el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, posan a las puertas del Palacio de la Moncloa, antes del comienzo de la cumbre sobre interconexiones energéticas europeas celebrada hoy, en Madrid.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto al presidente francés, François Hollande (i), y el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, posan a las puertas del Palacio de la Moncloa, antes del comienzo de la cumbre sobre interconexiones energéticas europeas celebrada hoy, en Madrid.

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recibido hoy en el Palacio de la Moncloa al presidente francés, François Hollande, y al primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, para mantener una cumbre sobre interconexiones energéticas en la UE.

 

El primero en llegar a la sede de la Presidencia del Gobierno ha sido Passos Coelho, quien ha sido recibido por Rajoy al pie del vehículo en el que se ha desplazado.

 

Ambos se han saludado y han posado para los informadores gráficos antes de acceder al interior del edificio en el que se desarrolla la reunión.

 

Minutos después, el jefe del Gobierno ha vuelto a salir al exterior para recibir a Hollande, con quien también se ha saludado ante los fotógrafos y cámaras de televisión.

 

Tras acceder igualmente al edificio, Rajoy, Passos Coelho y el presidente francés han vuelto a salir para posar los tres juntos y sonrientes, flanqueados por las banderas de sus respectivos países y de la UE, antes del inicio de la reunión.

 

Está previsto que aproximadamente una hora después de iniciado su encuentro se sumen al mismo el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker; así como el presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer; y el comisario europeo de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete.

 

El objetivo principal de esta cita es avanzar en el compromiso común de España, Francia, Portugal y las instituciones europeas con las interconexiones energéticas y su financiación mediante fondos de la UE como el plan Juncker.

 

Está previsto que en la cumbre se apruebe una declaración que hará patente ese compromiso y que detallará una seria de medidas que se adoptarán tanto por los gobiernos de los países participantes como por la Comisión Europea.

 

Entre estas medidas se encuentra la adopción de una estrategia común de los operadores de sistemas de transmisión de España, Portugal y Francia o la creación de un nuevo grupo regional de alto nivel para Europa suroccidental que, con la participación de la Comisión Europea, supervisaría el progreso de los correspondientes proyectos y prestaría funciones de asesoramiento técnico.

 

En la reunión se identificarán algunos de los proyectos que pueden beneficiarse de los fondos del plan Juncker y que permitirán que la Península Ibérica dejase de ser una isla energética.

 

Hasta junio no decidirá la Unión Europea los proyectos que serán finalmente financiados por ese plan.

 

Entre ellos se prevé que esté una nueva interconexión eléctrica que uniría el Golfo de Vizcaya y Aquitania (Francia) mediante un cable submarino de casi 400 kilómetros que tiene un coste estimado de 1.900 millones de euros y que permitiría llegar a los 5.000 megavatios de capacidad en España.

 

También se analizarán diversas interconexiones eléctricas pirenaicas como la Navarra-Burdeos (280 kilómetros), Sabiñánigo-Marsillon (casi 100) y Monzón-Cazaril (160), de las que se está analizando su viabilidad, y el gasoducto Midcat por Cataluña.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada