Olga Peretyatko, soprano: “Hay puestas en escena modernas que realmente te pueden hacerte preguntarte sobre tu propia vida”

La soprano Olga Peretyatko.

La soprano Olga Peretyatko.

La ópera, a diferencia de la música pop, no usa micrófonos ni nuevas tecnologías, por eso los cantantes parecen “súperhumanos”, asegura en una entrevista una de las grandes sopranos del momento, la rusa Olga Peretyatko (1980), que actuará en Valencia el 21 de febrero y en Oviedo el 24.

“La voz de los seres humanos es magnífica y no hay micrófono que pueda capturar eso, por eso digo que parece que tenemos súperpoderes, porque podemos proyectar de forma potente la voz solo con las cuerdas vocales”, asegura Peretyatko (San Petersburgo).

Peretyatko, una estrella del bel canto que es para muchos la mejor intérprete de las obras de Rossini, comenzó su carrera como cantante de ópera en el Teatro Marinsky de su ciudad, después de que le ofrecieran a los 15 años participar en su ópera favorita, “Carmen”, de Bizet, en la que cantó con el coro de niños del Marinsky.

“Siempre quise cantar ‘Carmen’ y quería estar ahí a cualquier precio. Entré al Teatro Marinsky solo porque quería estar en el escenario con mi ópera favorita”, subraya.

Tras su estancia en el ese teatro ruso, Pertyatko se trasladó, con 19 años, a Berlín a realizar unas audiciones en las que definitivamente dejó de ser mezzosoprano para convertirse en soprano, a una edad que ella considera “tardía”.

Pronto comenzó su reconocimiento internacional y fue invitada a cantar frente a 600.000 personas en la Torre Eiffel con motivo de la celebración del Día de la Bastilla.

“En ese momento no piensas cuánta gente te está viendo, porque si no, te vuelves realmente loca”, señala Peretyatko, que no siempre se ha sentido cómoda delante de las cámaras, porque en un directo “no puedes cambiar nada de lo que estás cantando”, a diferencia de lo que ocurre en las grabaciones.

A Peretyatko le disgusta “una parte” de la puesta en escena actual, a la que califica de “estúpida” por forzada y poco natural.

En contraste, dice, “hay puestas en escena modernas que realmente te pueden hacerte preguntarte sobre tu propia vida. Hacerte pensar durante horas y horas después de que acabe la actuación”, apostilla.

Espera emocionar al público español en su gira, en la que recala en el Palau de la Música de Valencia y el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, donde Peretyatko ya cantó y vio por primera vez el mar.

“Cogí un taxi justo antes del concierto y fui directa a tocar el agua del océano y absorber esa energía que me transmitía. Nunca había sentido eso en mi vida”, recuerda la soprano.

Peretyatko se declara amante de la cultura española, de su gastronomía, de su gente y bromea con que en su vida anterior fuera española.

“Cuando probé la comida me gustó mucho la morcilla y el jamón -dice riéndose-. Quizá en mi anterior vida fui española, porque mi temperamento es absolutamente español”.

La cantante, fuera de su casa la mayor parte del año, resalta la importancia de las redes sociales para “saber qué ocurre” y contactar con familia y amigos y también, reconoce, “conocer la opinión de sus seguidores”.

“Creas un contacto cercano y directo que es muy difícil tener de otra forma”, añade la cantante, que solo este año ha tenido 70 representaciones operísticas.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada