Orange ingresó 5.371 millones en España en 2017, un 7,1 % más

El logo de Orange en una presentación del grupo en París.

El logo de Orange en una presentación del grupo en París.

Orange tuvo unos ingresos de 5.371 millones de euros en 2017 en España, un 7,1 % superiores a los de 2016, ha informado hoy la operadora de telecomunicaciones, que ha destacado las tasas de crecimiento “récord”.

España fue el país del grupo donde más creció la facturación en 2017, lo que ha sido posible gracias tanto al crecimiento en la facturación por servicios móviles, que aumentó un 7,3 % en el último año hasta 2.769 millones de euros, como en los ingresos por servicios fijos, que se incrementaron un 6,2 %, hasta 2.041 millones.

También ha destacado el importante aumento en la facturación derivada de la venta de equipos que ascendió a 559 millones.

En 2017, Orange aumentó su ebitda ajustado un 17 % hasta los 1.582 millones de euros (722 millones en el primer semestre y 859 millones en el segundo).

El director financiero de Orange España, Diego Martínez, ha asegurado que los resultados de 2017 son la “culminación del proceso de integración de Jazztel” en la operadora, “un caso de referencia”, a su juicio, en adquisiciones de compañías.

Ha calificado el crecimiento de ingresos de “verdadera pasada”, ya que supone crecer un 7,1 % sobre un ejercicio de 2016 “que ya fue récord”.

En cuanto al último trimestre de 2017, los ingresos se situaron en 1.373 millones de euros, un 5 % más que en el mismo periodo del año anterior, continuando la tendencia positiva de trimestres anteriores.

Entre octubre y diciembre, los ingresos por servicios móviles crecieron un 6,1 % hasta 698 millones; los ingresos por servicios fijos aumentaron un 3,1 %, hasta 521 millones, y los procedentes de venta de equipos crecieron un 7,6 %, hasta los 153 millones.

Orange cerró el año 2017 con 20,04 millones de clientes, de los que 15,9 millones son de telefonía móvil (9,3 millones de ellos son de 4G) y 4,15 millones de banda ancha fija (con 2,26 millones de clientes de fibra óptica), mientras que 626.000 son de televisión.

Al cierre del año pasado, la compañía contaba con más de 9,3 millones de clientes 4G, un 18,2 % más que el año anterior.

Además, la red de Orange da servicio a 2,97 millones de clientes de operadores móviles virtuales con los que ha alcanzado acuerdos (23,6 % más que en el año anterior), unos ingresos mayoristas que suponen un tercio de la mejora de la rentabilidad de la compañía y cuya tasa de crecimiento es casi el doble de la media de la operador.

En 2017, Orange España invirtió un total de 1.115 millones de euros -lo que representa un 21 % sobre sus ingresos-, destinados, fundamentalmente, al desarrollo de las nuevas redes de alta velocidad 4G y de fibra óptica.

Gracias a este impulso en sus planes de despliegue, la compañía cuenta ya con una cobertura de telefonía móvil de cuarta generación sobre más del 95,7 % de la población española y alcanza con su red de fibra a 12 millones de hogares en España, un 24,4 % más.

El consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, ha afirmado que el despliegue de una red propia de fibra es “una palanca de generación de valor”, ya que, en su opinión, “existe un fuerte vínculo” entre la rentabilidad y la propiedad de actividad fijos.

La compañía se ha marcado como objetivo llegar a los 16 millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra en 2020, lo que supone el 70 % de la ciudades con más de 5.000 habitantes y el 90 % de las ciudades de más de 10.000.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada