El BCE tuvo un beneficio neto de 1.275 millones de euros en 2017, 6,9 % más

Edificio del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania.

Edificio del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania.

 El beneficio neto del BCE se situó en 1.275 millones de euros en 2017, tras incrementarse en 82 millones de euros o un 6,9 % respecto a 2016, debido principalmente al aumento de ingresos netos por intereses en la cartera en dólares estadounidenses y en la del programa de compras de deuda.

El BCE informó hoy de que su balance aumentó hasta situarse en 414.000 millones de euros (349.000 millones en 2016), un 18,6 % más.

La continuación de las compras de deuda pública y privada se tradujo en un incremento del balance consolidado del Eurosistema de un 22 % hasta 4,472 billones de euros (3,661 billones de euros en 2016).

Las tenencias del Eurosistema de valores mantenidos con fines de política monetaria alcanzaron los 2,386 billones de euros (1,654 billones en 2016).

Las tenencias relacionadas con el programa de compra de deuda pública y privada se incrementaron en 754.000 millones de euros, hasta 2,286 billones de euros.

Pero los valores mantenidos en el marco de los dos primeros programas de adquisiciones de bonos garantizados y del programa para los mercados de valores descendieron en 9.000 y 13.000 millones de euros, respectivamente, debido a amortizaciones.

Los ingresos netos por intereses ascendieron a un total de 1.812 millones de euros en 2017 (1.648 millones en 2016), un 9,9 % más.

Los ingresos netos por intereses procedentes de los activos de reserva en moneda extranjera ascendieron a 534 millones de euros (370 millones en 2016), un 44,3 % más, debido al aumento de los ingresos por intereses obtenidos en la cartera en dólares estadounidenses.

Los ingresos netos por intereses derivados del programa de compra de activos aumentaron en 140 millones de euros, o un 32,2 %, (575 millones de euros), como resultado de las compras continuadas de valores.

En cambio, como resultado de las amortizaciones, los ingresos netos por intereses obtenidos del programa para los mercados de valores descendieron hasta 447 millones de euros (520 millones en 2016), un 14 % menos.

Los ingresos por intereses del BCE procedentes de sus tenencias de deuda pública griega del programa para los mercados de valores fueron de 154 millones de euros (185 millones en 2016), un 16,8 % menos.

Las tasas cobradas a las entidades supervisadas ascendieron a 437 millones de euros (382 millones en 2016).

“Estas tasas tienen por objeto recuperar los gastos incurridos por el BCE en el ejercicio de sus funciones de supervisión”, según la entidad monetaria.

El incremento registrado en 2017 se debe principalmente al trabajo relacionado con la revisión específica de los modelos internos y al aumento del número de empleados del BCE que trabajan para la supervisión bancaria.

Los gastos de personal totales y otros gastos de administración aumentaron hasta la cifra de 535 millones de euros (467 millones en 2016) y 539 millones de euros (487 millones en 2016) respectivamente, debido sobre todo al incremento de los gastos relacionados con las funciones de supervisión del BCE.

El beneficio neto del BCE se distribuye a los bancos centrales nacionales de la zona del euro.

El Consejo de Gobierno decidió realizar una distribución provisional de beneficios, por importe de 988 millones de euros, a los bancos centrales nacionales de la zona del euro el 31 de enero de 2018.

En su reunión de ayer, el Consejo de Gobierno decidió distribuir los beneficios restantes, por importe de 287 millones de euros, el 23 de febrero de 2018.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada