Los municipios echan un pulso a Montoro en plena negociación presupuestaria

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, Abel Caballero. ARCHIVO.

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, Abel Caballero. ARCHIVO.

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) celebrará este martes una cumbre en Madrid en la que espera congregar a unos 300 alcaldes y cargos locales para presentar un frente común ante el Ministerio de Hacienda, con reclamaciones como la de poder reinvertir el superávit.

Es una demostración de fuerza que el presidente de la FEMP, el socialista Abel Caballero, alcalde de Vigo, quiere hacer ante el ministro, Cristóbal Montoro, en plena negociación del proyecto de los presupuestos generales del Estado para este año, que el Gobierno prevé aprobar antes de Semana Santa.

Caballero y Montoro se reunirán el lunes para abordar las reclamaciones locales, pero el dirigente municipal no ha querido desconvocar el encuentro de la FEMP del día siguiente. Dependiendo del resultado de la entrevista, la cumbre servirá para informar de los acuerdos alcanzados o para decidir una estrategia reivindicativa.

El presidente de la FEMP considera que hay que adoptar “decisiones urgentes e inaplazables” que tienen que ver con las cuentas de los ayuntamientos, entre ellas la propia reforma del sistema por el que se financian los municipios, que está pendiente al igual que la del modelo de financiación autonómica.

Los municipios no quieren perder protagonismo en este debate frente a las autonomías, por lo que piden que las dos negociaciones se desarrollen en paralelo, y ponen en valor que los Gobiernos locales son “los más eficientes” y llevan unos años logrando el superávit de sus cuentas, unos 5.000 millones en 2017.

Precisamente, la reivindicación de que los ayuntamientos saneados puedan reinvertir el superávit en medidas “para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, según Caballero, es una de las más urgentes.

Los municipios consideran que no pueden esperar a que los presupuestos entren en vigor, en el horizonte del verano, si es que no continúan prorrogados. Para el presidente de la FEMP es necesario un Decreto Ley “inmediato” o no tendrán tiempo de destinar sus remanentes a políticas efectivas en el ámbito social o del empleo.

En su encuentro con el ministro, Caballero también planteará otras cuestiones como la tasa de reposición de efectivos o la revisión de la regla de gasto, algo sobre lo que Montoro ya advertido que es una norma de gobernanza europea y no es posible cambiar su aplicación sin contar con la UE.

De los resultados de esta entrevista dependerá el cariz de la cumbre del día siguiente, sobre la que aún está por ver el color político de los alcaldes que acuden, por si se queda en solo una representación de los grupos de la oposición o hay también importante presencia de integrantes del PP.

Por el momento, la FEMP asegura que a la cumbre han confirmado su asistencia la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y los alcaldes de Sevilla, Juan Espadas; Málaga, Francisco de la Torre; Valladolid, Óscar Puente; Zaragoza, Pedro Santisteve; Valencia, Joan Ribó; o Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo.

También estarán presentes los ayuntamientos de Barcelona, Bilbao, Vitoria, Córdoba, Alcobendas, Alcalá de Henares, Gijón, Palma de Mallorca, Tarragona, Tarrasa, Benicasim o Toledo, y los presidentes de las diputaciones de Jaén, Ávila, Barcelona, Burgos, Zamora, Cádiz, Huesca o Albacete.

En la convocatoria se indica que en los próximos días se harán públicos los resultados correspondientes al superávit de 2017, con un superávit “muy significativo” y una reducción de la deuda “en casi un 10%”.

“Ya se acabó nuestra paciencia, no aguantamos más, no toleramos seguir siendo tratados de este modo porque nuestra gestión nos avala”, figura en el texto con el que la FEMP convoca a la cumbre del martes, en el que también exigen al Gobierno que atienda “de una vez por todas” sus reiteradas demandas.

Además, aseguran que no se trata de “colores políticos ni cuestiones partidistas”, sino del interés general y la voluntad de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada