Luis Araújo, presidente del ente público Turismo de Portugal: “Es un país para descubrir como un todo”

El objetivo es llegar ese año a los 26.000 millones de euros de ingresos provenientes del turismo y a los 80 millones de pernoctaciones

El presidente del ente público luso, Luis Araújo, aseguró hoy durante una entrevista con la Agencia EFE en la Bolsa de Turismo de Lisboa que "Portugal es un país para visitar, pero también es un país para estudiar, invertir, vivir o montar un negocio" y que en 2027 esperan alcanzar la cifra de 80 millones de pernoctas.

El presidente del ente público luso, Luis Araújo, aseguró hoy durante una entrevista en la Bolsa de Turismo de Lisboa que “Portugal es un país para visitar, pero también es un país para estudiar, invertir, vivir o montar un negocio” y que en 2027 esperan alcanzar la cifra de 80 millones de pernoctas.

Luis Araújo, presidente del ente público Turismo de Portugal, defendió hoy que “Portugal es un país para visitar, pero también es un país para estudiar, invertir, vivir o montar un negocio”.

Es uno de los mensajes que Araújo, junto con otros responsables del sector, están lanzando en la Bolsa de Turismo de Lisboa (BTL), la feria turística más relevante de Portugal, que se celebra hasta el 4 de marzo.

El presidente del ente público destacó que está cambiando en el mundo, también en España, esa idea de que Portugal es un país para visitar sólo una vez.

Es un lugar, dijo, “para visitar todo el año y no sólo en la época de verano”.

Si los ingleses y los holandeses abarrotan en el período estival las playas del sur y miles de españoles de la meseta acuden -por cercanía- al litoral de la región Centro, el objetivo que ahora persigue Araújo, es el de demostrar que “es un país para descubrir como un todo”.

Como estrategia, “estamos estructurando productos que toquen varios puntos del territorio”, sobre todo aprovechando las carreteras que vertebran de norte a sur todo el país.

De esta manera, los viajeros podrán descubrir los trayectos lusos del Camino de Santiago, de Lisboa a Oporto y hasta la frontera con Galicia, que en muchas ocasiones van paralelos a las rutas de peregrinación que llegan al santuario de Fátima, que el año pasado alcanzó los 9,4 millones de turistas, casi los mismos que los que tuvo el Vaticano.

Las rutas de peregrinación que llegan al santuario de Fátima, el año pasado se alcanzó los 9,4 millones de turistas, casi los mismos que los que tuvo el Vaticano.

Otro de los productos que quiere promocionar Turismo de Portugal es su “red de pueblos históricos con características únicas, que vale la pena visitar” y que están en el interior, más alejados de las zonas de playa.

Es el caso de las doce localidades que forman el conjunto de “Aldeias Históricas de Portugal”, todas próximas a la frontera española de las regiones de Extremadura y Castilla y León.

Son todos pueblos rehabilitados, que jugaron un papel relevante en la zona fronteriza con España.

Turismo-portugal2

Luis Araújo, presidente del ente público luso.

Otro ejemplo son las denominadas “Aldeias do Xisto”, también en el interior, donde el turismo de naturaleza y su gastronomía atraen cada vez a más turistas.

“El interior es importante por ser más exclusivo, por su gastronomía, por su historia”, aseguró Luis Araújo, que también se refirió a las ventajas económicas de hacer turismo en estas zonas, donde “los precios son inmejorables”.

“Muchas de las raíces de las gentes de Portugal están en los pueblos del interior que, curiosamente, son las localidades que están más cerca de España y que deberían ser las más conocidas por los españoles”, argumentó el presidente de Turismo de Portugal.

En relación a los turistas españoles que visitan Portugal, el objetivo es “que sigan viniendo a los destinos tradicionales y que descubran otros lugares que están descubriendo los estadounidenses, los chinos, los canadienses y el resto de Europa”, afirmó.

Aunque 2017 fue el año en el que Portugal batió todos sus registros turísticos, el Gobierno ha diseñado un plan que dio comienzo el pasado año y va hasta 2027.

El objetivo, según Araújo, es llegar ese año a los 26.000 millones de euros de ingresos provenientes del turismo y a los 80 millones de pernoctaciones.

En 2017 ya se alcanzó la cifra de 15.100 millones de euros de ingresos, “que era lo que esperábamos alcanzar en 2020″, y se registraron 54 millones de pernoctaciones, apunto Araújo.

A partir de ahí, “queremos tener un valor superior en los ingresos y que la gente se quede más tiempo y toque los pueblos del interior”, manifestó el presidente del ente público.

Y quieren gestionar ese crecimiento desde un punto de vista sostenible, para que sea acorde con el desarrollo social y ambiental de Portugal y poder “conciliar el crecimiento con la calidad de vida de las poblaciones”.

De hecho, Araújo avanzó que el objetivo es que el 90 % de las empresas de turismo tenga una “gestión eficiente de residuos, agua y energía”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada