Pablo Durán, pregonero Semana Santa de Zamora en Vigo: “Mi vivencia de la Semana Santa es muy musical”

El Coro Sacro en el escenario aplaude a su director tras recibir la escultura como obsequio a ser pregonero en Vigo de la Casa de Zamora.

El Coro Sacro en el escenario aplaude a su director tras recibir la escultura como obsequio a ser pregonero en Vigo de la Casa de Zamora.

La Semana Santa zamorana tuvo este año el  pregón en Vigo, organizado por la casa de Zamora, en su 59 edición ininterrumpida, lleno de “Vivencias y música” tal como manifestó en entrevista exclusiva a Grupo ES. su autor, Pablo Durán Campos, tras el almuerzo con otros zamoranos ilustres en el pazo redondelano de la familia Regojo, antes del pregón.

Funcionario en el ayuntamiento de Zamora, Durán Campos es el director del Coro Sacro Jerónimo Aguado, un coro amateur, muy familiar, desde los años 80, y vinculado a la Catedral, con más de 30 actuaciones anuales. Además, dirige el coro del Miserere en la plaza de Viriato ante el Cristo Yacente desde hace 15 años y durante 30 ha sido cantor. También pone su voz en el coro de la Buena Muerte, el lunes santo, ante el Santísimo Cristo.

Es zamorano de adopción y lleva viviendo allí 42 años. Sus tres primeros los pasó en Plasencia por el destino militar de su padre y posteriormente a Zamora. Sus padres son madrileños.

Pablo Durán es un enamorado de Zamora y de su Semana Santa. La vive con fruición cada año y dice que si no tuviera la responsabilidad de dirigir al coro del Miserere todavía podría vivirla con más profundidad.

Cuando Grupo ES. le entrevista todavía no ha tenido lugar el pregón. Después de escucharle convendría  añadir que es un hombre de honda fe y profundamente familiar.

En su caso ha tenido que construirse ese vínculo con la Zamora procesional. No ha heredado como otros zamoranos la túnica o las enseñanzas directas de sus padres. Él y su mujer, a quien conoció en el Coro Sacro y metida en las mismas lides, están transmitiendo estas tradiciones, el respeto y la fe a sus dos hijos.

Galicia no le es ajena y este no es su primer viaje a Vigo, ni mucho menos. “Galicia me ha atrapado hace tiempo”, afirma.

Y es que la familia se escapa con frecuencia a Sanxenxo y presume –en el mejor sentido- de ser conocedor de la costa gallega. Incluso, le pidió la mano a su mujer en Galicia, en un convento de Narón (A Coruña), en Baltar.

“Mi vivencia de la Semana Santa es muy musical” y así lo reflejó en el pregón. Por eso trasladó a Vigo a los miembros del Coro Sacro, ese coro tan familiar, que “salpicó” de música con sus intervenciones el pregón de Durán Campos que se podría definir como un pregón multimedia. Letra, música e imágenes para emocionar y conmocionar a la comunidad zamorana y a todos los que acudieron este sábado al auditorio de Afundación en su centro Social. Pablo estuvo genial por la sinceridad de su discurso y por su coherencia así como por su capacidad literaria y por la bien escogida parte musical. Arrancó aplausos sin cuento.

Comenzó, cronológicamente, en el Domingo de Ramos desde la Iglesia del Traslado hasta la Catedral de Jesús montado en el pollino, las palmas… Que –dice- no es propiamente una procesión pero de este momento tiene muchas vivencias; hasta reproducir el aire festivo de la Resurrección pasando por la pasión con apasionadas referencias a la Santísima Virgen, dejando entrever un poco de su trato con Ella.

A los lectores de Grupo ES. recomienda este zamorano de adopción acudir a Zamora a la Semana Santa porque “es un acontecimiento único. Por lo que representa, por su autenticidad, por su manera de plasmarlo y vivirlo en la calle, por su seriedad y por su sobriedad. Quien no la conozca se va a encontrar con algo impactante. Y vivido desde dentro todavía es más…”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
21