La aprobación de los presupuestos da a Rajoy la llave para agotar la legislatura

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy durante el Pleno del Congreso de hoy.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy durante el Pleno del Congreso de hoy.

La aprobación en el Congreso del proyecto de ley de presupuestos para 2018 después de que el PNV acordase respaldarlos otorga al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la posibilidad de cumplir su objetivo de agotar la legislatura.

Rajoy ha venido asegurando desde que inició su segundo mandato que, a pesar de las dificultades que conllevaba carecer de mayoría suficiente en la Cámara Baja, su meta era completar los cuatro años.

Eso, a su juicio, sería un signo de estabilidad que permitiría seguir avanzando en la recuperación económica y la creación de empleo.

Desde el primer momento dijo entender que la ausencia de mayoría implicaba la necesidad de diálogo y acuerdo y planteó en su discurso de investidura varios pactos de Estado de los que, por ahora, sólo ha sido posible cerrar el relativo a la lucha contra la violencia de género.

Pero fuentes del Ejecutivo subrayan que, junto a ellos, era esencial contar con los apoyos necesarios para ir aprobando los sucesivos proyectos de ley de presupuestos.

Las fuentes citadas recalcan el logro que supuso recabar el año pasado el respaldo de siete partidos para que superaran el trámite parlamentario los presupuestos de 2017.

Un acuerdo que aseguran que no fue nada fácil y del que destacan especialmente las negociaciones que mantuvo el Gobierno con Ciudadanos, el PNV y Nueva Canarias.

“Cuando salieron adelante los presupuestos de 2017 muchos agoreros apuntaban que serían los últimos que se aprobarían en la legislatura, pero se ha demostrado que nuestra capacidad de diálogo y acuerdo no estaba agotada”, se asegura desde el Gobierno.

Sí reconocen que las negociaciones han sido más difíciles si cabe en el proyecto para 2018 debido principalmente a la evolución de los acontecimientos en Cataluña.

Eso obligó al Ejecutivo a ir retrasando la presentación en el Congreso del proyecto de ley ya que dudaba de que pudiera salir adelante.

Tampoco tenía la certeza de que eso iba a ser posible cuando el Consejo de Ministros lo aprobó a finales de marzo pasado, pero el Gobierno decidió dar el paso para intentarlo y para que se conociera públicamente la posición de cada uno de los grupos parlamentarios.

Desde entonces se han ido intensificando las negociaciones con los diversos partidos y, especialmente con el PNV, que hoy ha anunciado su apoyo por responsabilidad y a pesar de que se mantiene por el momento la aplicación en Cataluña del artículo 155 de la Constitución.

Un respaldo que el Gobierno, aunque no daba por hecho, sí consideró que estaba ya prácticamente apalabrado desde que acordó con este partido una subida especial de las pensiones, a la que hasta entonces se había resistido, y el proyecto superó el trámite de las enmiendas a la totalidad.

Las fuentes de Ejecutivo aseguran que tampoco se dan por satisfechos con haber aprobado este proyecto de ley y afirman que, una vez que se apruebe definitivamente tras su paso por el Senado, empezarán a pensar en las cuentas para 2019.

Por eso rechazan entrar en cábalas sobre la prórroga para el próximo año de los presupuestos del actual en caso de que no sea posible aprobar uno nuevo y sobre el hecho de que Rajoy pueda aguantar con esa prórroga hasta la convocatoria de las próximas elecciones generales, que deberían celebrarse como muy tarde en junio de 2020.

Sin embargo, sí admiten que el paso dado hoy con los presupuestos apuntala la intención del presidente del Gobierno de que se pueda completar prácticamente la legislatura.

Bildu dice que el PNV demuestra que “no es de fiar” con su entrada en “club del 155″

BILDU

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Marian Beitialarrangoitia, ha dicho hoy que el PNV ha demostrado, con su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado, que “no es de fiar” y que se ha convertido en “el nuevo socio del club del 155″.

Beitialararngoitia ha replicado, en una rueda de prensa en el Congreso, al portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, que “lo responsable” hubiera sido no apoyar los presupuestos de Mariano Rajoy y “poner la agenda vasca por delante de la del PNV”.

Tras subrayar que el propio Esteban ha reconocido que no hay ninguna “certeza” de que se vaya a levantar el 155 en Cataluña, ha señalado que, aunque se levantara, existe un “riesgo real de que vuelva a aplicarse en cualquier momento”.

Ha criticado también que el PNV apoye unos presupuestos “antisociales”, a los que el Parlamento de Vitoria “dijo no mayoritariamente”, que “apuntalan al partido más corrupto de Europa” y que suponen una “bofetada a la prioridad de los presidentes Urkullu y Barkos de cambiar la política penitenciaria”.

Para la portavoz de Bildu, el apoyo del PNV a los presupuestos convierte a los nacionalistas vascos en el “nuevo socio del club 155″ y en el “colaborador necesario” del PP y Cs que pone la “alfombra roja a Rajoy y le da oxígeno en sus horas bajas para atacar a Euskadi y Cataluña”.

El 75% del Congreso respalda el aumento del presupuesto de la Casa del Rey

CASA DEL REY

El PP, el PSOE, Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias, Coalición Canarias y Nueva Canarias, que representan el 75% del Congreso de los Diputados, han respaldado este miércoles la partida reservada en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 para la Casa del Rey.

La Sección I de los Presupuestos, relativa al sostenimiento de la Familia Real y los miembros de la Casa del Rey, está dotada de 7,89 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 0,9% con respecto a la partida de 2017, que fue de 7,82 millones.

Tanto Unidos Podemos como Esquerra habían presentado enmiendas de totalidad para dejar sin fondos a la institución: el grupo confederal rechaza que se suba el presupuesto de la Casa del Rey y exige atender antes otras necesidades sociales, mientras que ERC insiste en que bastaría con poner un sueldo al Jefe del Estado, equiparable al del presidente del Gobierno.

Las tres propuestas de modificación, sin embargo, sólo han sido respaldadas por sus propias proponentes, Unidos Podemos y ERC, así como por Compromís, Bildu y el PDeCAT, que por primera vez ha apoyado las enmiendas para vaciar la partida presupuestaria.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada