La Aljafería evoca el papel universal de Fernando el Católico

 Dolores Serrat, consejera de Educación del Gobierno de Aragón, y Javier Callizo, director general de Cultara del Gobierno de Aragón, observan la réplica de la estancia vaticana conocida como "El incendio del Borgo", que forma parte de la exposición "Fernando II de Aragón. El rey que imaginó España y la abrió a Europa".

Dolores Serrat, consejera de Educación del Gobierno de Aragón, y Javier Callizo, director general de Cultara del Gobierno de Aragón, observan la réplica de la estancia vaticana conocida como “El incendio del Borgo”, que forma parte de la exposición “Fernando II de Aragón. El rey que imaginó España y la abrió a Europa”.

En enero de 2016 se cumple el quinto centenario de la muerte de Fernando II de Aragón, llamado el Católico, un monarca clave en la construcción política de España y Europa, cuya figura universal se evoca en una gran exposición en su residencia, el palacio de la Aljafería de Zaragoza.

 

“Fernando II de Aragón, el rey que imaginó España y la abrió a Europa” es el título escogido para esta gran exposición, la cual reúne 150 piezas procedentes de 78 instituciones de España y Europa que inaugurarán los reyes mañana, 10 de marzo, día en el que nació Fernando el Católico en 1452, en la localidad zaragozana de Sos.

 

El recorrido describe el mundo político, artístico, social y cultural de su reinado a través de pinturas, esculturas, orfebrería, armas, grabados, miniaturas o documentos que se corresponden con el marco cronológico de la vida del monarca (1452-1516) y abarcan, en su mayoría, desde finales del Gótico a comienzos del Renacimiento.

 

Entre las obras seleccionadas para la muestra destacan cinco retratos individuales de Fernando II, que se podrán contemplar por primera vez juntos, cinco óleos sobre tabla procedentes de Poitiers, Viena, Berlín y Londres.

 

Uno de ellos se muestra junto a otro de Isabel de Castilla procedentes de Windsor, de la colección de la reina Isabel II, que salen por primera vez del Reino Unido.

En primer plano, retrato de Fernando II de Aragón, Rey de Aragón, que forma parte de la exposición "Fernando II de Aragón. El rey que imaginó España y la abrió a Europa".

En primer plano, retrato de Fernando II de Aragón, Rey de Aragón, que forma parte de la exposición “Fernando II de Aragón. El rey que imaginó España y la abrió a Europa”.

El objetivo de la muestra, ha explicado hoy la consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, es trasladar la imagen de rey universal de Fernando II y reivindicar su figura e importancia en la construcción de España y Europa, en torno a la unidad de una monarquía.

 

El recorrido, ha dicho el director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Fernando Callizo, pone el acento en el papel de un rey que con su proyecto de unidad de los reinos peninsulares estaba asentando los fundamentos de la arquitectura política de España y en su figura como “gran monarca universal”, que como tal fue reconocido por los príncipes europeos de la época.

 

Uno de los comisarios, el catedrático de Historia Medieval José Ángel Sesma, ha destacado lo fundamental del título de la exposición, el triángulo Aragón, España, Europa, para transmitir un “mensaje”, que fue el rey que imaginó España y quien “empieza a organizar Europa”.

 

El recorrido se articula en torno a cuatro ámbitos: “La Conciencia de un Linaje”, “El Centro de una Gran Constelación”, “Un Mundo Interior de Contrastes” y “El Reconocimiento de Fernando de Aragón como Monarca Universal”.

 

La exposición reúne también obras que salieron de Aragón hace siglos y no habían vuelto, como las tablas que componían el retablo de la Virgen de la Misericordia, encargado para la iglesia de Santa María la Mayor de Zaragoza (hoy Basílica del Pilar) y que desapareció en fecha desconocida.

En primer plano, retrato del Cardenal Cisneros, que forma parte de la exposición "Fernando II de Aragón. El rey que imaginó España y la abrió a Europa".

En primer plano, retrato del Cardenal Cisneros, que forma parte de la exposición “Fernando II de Aragón. El rey que imaginó España y la abrió a Europa”.

Junto a ellas se expone una selección de pinturas realizadas en Aragón a finales del Gótico que recogen la devoción de Fernando II por ciertas imágenes sagradas y reflejan las diferentes corrientes artísticas.

 

El visitante podrá contemplar también objetos que simbolizan el poder real que acumuló, como la espada de ceremonias de los Reyes Católicos, el Privilegio y Capitulaciones de Granada o la bula de Alejandro VI concediendo a Fernando e Isabel precisamente el título de Reyes Católicos, además del último testamento del rey redactado en Madrigalejo el 22 de enero de 1516, un día antes de morir.

 

La muestra finaliza con una reproducción de una de las obras de arte que mejor representa la dimensión universal del reinado de Fernando II, la “Estancia del Incendio del Borgo”, que pintó Rafael en el Vaticano a petición del Papa León X, en la que el monarca aparece reflejado como uno de los cinco pilares de la cristiandad junto a Carlomagno, Lotario I, Astolfo y Godofredo.

 

El Palacio de la Aljafería fue residencia del monarca, y su arquitectura y decoración forman parte de un discurso expositivo que podrá contemplarse hasta el 7 de junio.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada