La Estrategia de Internacionalización de Galicia cuenta con la colaboración de las grandes empresas tractoras españolas incluidas en el Consejo de la Competitividad

El conselleiro de Industria, Francisco Conde, y el director del Consejo Empresarial para la Competitividad, Fernando Casado, en la presentación en Santiago de Compostela del informe 'España 2018'

El conselleiro de Industria, Francisco Conde, y el director del Consejo Empresarial para la Competitividad, Fernando Casado, en la presentación en Santiago de Compostela del informe ‘España 2018′

El consejero de Economía e Industria, Francisco Conde, resaltó, durante la presentación del informe España 2018, el potencial que las grandes empresas tractoras españolas incluidas en el Consejo de la Competitividad tienen para ayudar a las pymes gallegas a exportar, sumándose así a las empresas gallegas incluidas en el Foro de la Internacionalización. Conde subrayó el importante papel tractor que estas grandes empresas pueden jugar para ayudar a las pymes gallegas a salir la otros mercados, un rol similar al de las principales empresas gallegas reunidas en el Foro de la Internacionalización, llamadas a servir de compañías tractoras para sociedades más pequeñas.

 

Durante la presentación del Informe, llevado a cabo por el director del Consejo, Fernando Casado, el conselleiro incidió en el trabajo conjunto que Galicia ya está desarrollando con varias de las empresas incluidas en esta alianza empresarial. Así, ya colabora con varias de ellas para aprovechar su rol de polos de innovación, como la alianza de la Xunta con Telefónica para impulsar la aceleradora Galicia Open Future en Santiago, o la Unidad Mixta de Investigación en la que Repsol y el Itmati colaboran con la Xunta para desarrollar nuevas tecnologías energéticas.

 

Esa colaboración será clave para conseguir, señaló Conde, los objetivos de la Estrategia de Internacionalización, que busca incrementar un 25% tanto el volumen de las exportaciones como la inversión extranjera en Galicia, consiguiendo así que el peso de las exportaciones sobre el PIB gallego pase del 33% actual al 40%.

 

Para conseguir ese objetivo, contempla la activación de 50 millones de euros en apoyos durante los próximos dos años, impulsando 400 iniciativas en las que sólo este año participarán 1.000 empresas gallegas; 12 planes sectoriales para cada uno de los sectores estratégicos gallegos reforzados con mejoras en la financiación; un plan de 2 millones de euros para que expertos en mercados internacionales consigan nuevos proyectos para Galicia; y nuevas representaciones comerciales en Perú, Dubai, Alemania y Canadá, que se suman a la red de plataformas gallegas no exterior.

 

Competitividad
La estrategia es parte de una hoja de ruta más amplia, la Agenda para la Competitividad Galicia Industria 4.0, que traza el camino para conseguir la competitividad necesaria para competir en el mercado global a medio y largo plazo, subiendo a Galicia “al tren de la de la nueva revolución industrial que acaba de comenzar. Una revolución construida alrededor de la fábrica inteligente, que combina el internet de las cosas, los sistemas ciberfísicos, y la convergencia de tecnologías como la impresión 3D, el big data, los avances en robótica, o los softwares avanzados de modelado virtual industrial”, destacó el conselleiro, que defendió que esas deben ser las palancas para reinventar la industria gallega, haciendo de ella el 20% del PIB de la comunidad en 2020.

 

Conde advirtió de la apuesta que potencias industriales como Alemania ya hicieron por la Industria 4.0, con la puesta en marcha de plantas piloto como la de Siemens en Amberg, e incidió en que la apuesta de la Xunta por esa reinvención industrial incluye 60 medidas, algunas de las cuales ya han sido puestas en marcha. En este sentido, destacó las rebajas en el suelo industrial de hasta el 50%, unos descuentos vinculados a la activación de proyectos industriales, gracias a los que la Xunta vendió en enero más suelo industrial que nos últimos dos años.

 

El resto de medidas incluyen un apoyo integral a todo el proceso industrial, desde la primera idea, reforzando la financiación a través de fondos europeos para apuntalar el crecimiento a la búsqueda de una logística ultraeficiente; impulsando un escenario energético propicio y una regulación inteligente que no suponga obstáculo para las empresas; buscando la hibridación de productos de diferentes sectores, aplicando por ejemplo los avances de la industria maderera al ámbito de la automoción; consolidando la capacidad innovadora de nuestras pymes gracias al impulso de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3), que movilizará 1.600 millones de euros en proyectos innovadores hasta 2020; y apostando por apoyos específicos para la modernización del modelo fabril hacia esa fábrica inteligente.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada