Los médicos, partidarios de extender la subasta de medicamentos a toda España

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín.

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín.

El presidente de la Organización Médico Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, se ha mostrado favorable a extender a nivel nacional la práctica de la subasta de medicamentos, como la de Andalucía, porque se ahorrarían alrededor de unos 1.500 millones de euros.

 

“Derían ser una obligación ética de los que serían responsables de hacerlas para intentar ahorrar”, ha apostillado.

 

Así se ha mostrado el presidente de los médicos al ser preguntado por esta medida que ha respaldado por racionalizar el gasto farmacéutico con la prescripción por principio activo y que permitirá a Andalucía, según Sendín, ahorrar este año unos 130 millones, que son -ha dicho- “muchos tratamientos de hepatitis C y suponen además 2.000 médicos ó 2.500 enfermeros contratados”.

 

Esta medida debería extenderse al esto del Estado, en su opinión, porque “no hay que tirar los recursos” y además en este momento “se necesitan para dar mejor servicio”.

 

Por otra parte, se ha referido a la decisión del Ministerio de Sanidad de desarrollar una regulación para que los sanitarios accedan con “menos trabas” a actividades de cooperación o intervención en caso de emergencia humanitaria, como la crisis del ébola, tal y como anunció ayer el secretario general de Sanidad y Consumo, Rubén Moreno.

 

Una noticia que ha acogido con satisfacción ya que, según ha explicado, era una propuesta de Médicos Sin Fronteras y de la OMC.

 

DISCRIMINACIÓN

 

Pacientes, farmacéuticos y responsables de la gestión sanitaria reunidos hoy en la jornada “Sensibilidad y equidad en el acceso al medicamento en Andalucía”, han coincidido en que la subasta de los medicamentos, como ocurre en Andalucía, “discrimina” a los pacientes andaluces sobre el resto de españoles.

 

Las jornadas, celebradas en Sevilla, ha aglutinado a pacientes, farmacéuticos y responsables de la gestión sanitaria, ha destacado que las subastas de los medicamentos es la “principal barrera” para la igualdad entre pacientes andaluces y los del resto de España, informa la organización en un comunicado.

 

La presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha denunciado que las subastas “discriminan a los pacientes andaluces respecto al resto de pacientes españoles en el acceso al medicamento”, y ha solicitado su paralización.

 

Por su parte, los farmacéuticos han alertado de situaciones crecientes de desabastecimiento y han incidido en que esta medida “limita la capacidad de gestión del farmacéutico y deteriora la calidad asistencial de los ciudadanos andaluces”.

 

Esta medida fue puesta en marcha por Andalucía en 2012 para ahorrar costes pero supone, a juicio de los farmacéuticos, dar la exclusividad de la fabricación y comercialización de una molécula a un solo laboratorio.

 

Sin embargo, provoca la imposibilidad de algunos laboratorios adjudicatarios de las subastas -ya en su sexta convocatoria- de suministrar determinados fármacos, algo que, en su opinión, incrementa la oposición a la subasta por parte de los pacientes, los profesionales y los responsables de la gestión sanitaria.

 

Carmen Flores ha dicho que los pacientes andaluces “no pueden elegir entre diferentes fármacos, pero pagan por ellos lo mismo que el resto de ciudadanos españoles” y ha recordado que el hecho de que sólo se pueda dispensar y prescribir el fármaco adjudicatario de la subasta puede provocar problemas de adherencia en los pacientes.

 

También que las sustituciones que requieren los medicamentos afectados por los desabastecimientos provocan confusión en los pacientes ya que “los continuos cambios en el medicamento desconciertan al paciente y pueden generar serios problemas de continuidad del tratamiento”.

 

Ha solicitado a la Junta de Andalucía la paralización de las subastas “ya que van en contra de los intereses de los pacientes”.

 

Por su parte, José Luis Márquez, presidente de la Confederación Empresarial de Oficinas de Farmacia de Andalucía (CEOFA) ha explicado que los farmacéuticos “nos encontramos con situaciones cada vez más frecuentes de desabastecimiento porque la empresa adjudicataria no tiene capacidad de abastecer a las farmacias”.

 

Carlos Lens, subdirector general de Calidad de los Medicamentos y los Productos Sanitarios, ha destacado que “los medicamentos subastados no son más económicos para el paciente, no producen el ahorro anunciado por La Junta de Andalucía, y atentan contra la igualdad del paciente en el acceso al medicamento, uno de los ejes de nuestro sistema sanitario”.

 

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada