El mercado del petróleo tiene un equilibrio “precario”, advierte la AIE

 Una bomba de extracción de petróleo en la localidad estadounidense de Odessa (Tejas).

Una bomba de extracción de petróleo en la localidad estadounidense de Odessa (Tejas).

La estabilización reciente de los precios del petróleo es “precaria”, advirtió el viernes la Agencia Internacional de la Energía (AIE), ya que es difícil absorber el excedente y algunos factores que sostienen la demanda son frágiles.

 

“En apariencia, los precios del petróleo parece que se estabilizan, pero es un equilibrio muy precario”, dice la organización en su informe sobre el petróleo de marzo.

 

“Tras la estabilidad de fachada, el asentamiento (del mercado) provocado por la caída del precio no ha concluido y es sin duda demasiado optimista creer que se hará con suavidad”, agrega.

 

El precio del petróleo perdió en torno al 60% entre junio de 2014 y enero de 2015 debido a la demanda apática y la abundante oferta, aunque a finales de enero y principios de febrero empezó a subir un poco antes de iniciar una fase de estabilización.

 

La AIE, que defiende los intereses de los países consumidores, estima en particular que el hecho de que no se reduzca la producción en Estados Unidos ni el nivel récord de sus reservas podría incidir de nuevo en los precios del crudo.

 

Pese a la reducción del número de perforaciones en el otro lado del Atlántico, que contribuyó al aumento de los precios, “la oferta en Estados Unidos muestra hasta ahora pocas señales de desaceleración” y sigue superando las expectativas, subraya la AIE.

 

La agencia alimenta así las preocupación sobre la capacidad de las reservas estadounidenses a recibir más petróleo crudo. Las reservas del país son las mayores desde 1982, a 448,9 millones de barriles.

 

“El fin del periodo anual de mantenimiento de las refinerías podría reducir la formación de las reservas en Estados Unidos en el segundo trimestre de 2015 pero no lo paralizará y las reservas podrían alcanzar pronto el límite de capacidad”, dice la AIE, que agrega que “esto llevaría inevitablemente a volver a presionar los precios”.

 

En ese caso, se podría producir la caída de la producción que hasta ahora no ha ocurrido y que podría ser mucho más brutal al producirse tan tarde, estima la organización.

 

En forma general, la organización con sede en París considera que la producción de los países de fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se desacelerará un poco, pero menos de lo previsto.

 

Mejora previsión de demanda mundial

 

La agencia prevé un aumento de 750.000 barriles diarios en 2015, 50.000 barriles menos que lo previsto hasta ahora, a 57,4 mbd, mientras que la producción de la OPEP alcanzará los 29,5 mbd, unos 100.000 barriles diarios más que la previsión precedente. El techo oficial de producción de la OPEP es de 30 mbd.

 

También mejora la previsión de la demanda mundial para 2015, a 990.000 barriles de petróleo diarios más este año para llegar a 93,5 millones de barriles diarios (mbd), gracias al “crecimiento mundial en ligera alza”, al tiempo más frío y a una base de comparación más bien baja, asegura la organización en su informe mensual de febrero sobre el petróleo.

 

El mes pasado, la agencia con sede en París vaticinó un consumo de 93,4 mbd.

 

La demanda de petróleo, que sube desde mediados de 2014, podría haber mejorado por las compras a buenos precios o para hacer provisiones, aprovechando que el precio ha bajado mucho.

 

Pero estas razones son más frágiles que el crecimiento de la actividad económica, advierte la AIE.

 

De hecho, “a estas alturas hay pocas señales tangibles de una real reactivación de la economía gracias a los precios más bajos” del petróleo, asegura la agencia.

 

El precio del petróleo caía este viernes al final de los intercambios europeos. El barril de “light sweet crude” (WTI) para entrega en abril se cotizaba en Nueva York en torno a los 45,31 dólares y el Brent valía en Londres 55,81 dólares.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada