Andorra limita a 2.500 euros la retirada de efectivo a los clientes de BPA

 Clientes de Banca Privada d'Andorra (BPA) hacían cola a primera hora de la mañana a las puertas de algunas sucursales de esta entidad en Andorra para poder retirar dinero de sus cuentas, mientras que la agencia Fitch rebajaba hasta bono basura la nota de la entidad. El mismo martes, el Banco de España acordaba también intervenir el Banco Madrid, filial de BPA, cuyo consejero delegado, Joan Pau Miquel, era detenido el viernes, por presunto blanqueo de capitales de la mafia china.

Clientes de Banca Privada d’Andorra (BPA) hacían cola a primera hora de la mañana a las puertas de algunas sucursales de esta entidad en Andorra para poder retirar dinero de sus cuentas, mientras que la agencia Fitch rebajaba hasta bono basura la nota de la entidad. El mismo martes, el Banco de España acordaba también intervenir el Banco Madrid, filial de BPA, cuyo consejero delegado, Joan Pau Miquel, era detenido el viernes, por presunto blanqueo de capitales de la mafia china.

El Gobierno de Andorra ha aprobado hoy un decreto que pone límites a la retirada de efectivo de BPA por parte de sus clientes, una cuantía que el Instituto Nacional Andorrano de Finanzas (INAF) ha fijado en 2.500 euros semanales por cuenta.

 

El decreto, que se ha publicado hoy en el Butlletí Oficial del Principat d’Andorra (BOPA), faculta a los administradores provisionales de BPA a adoptar “las medidas cautelares y temporales” que crean oportunas con el fin de “salvaguardar el valor de BPA”, de preservar “los intereses de los clientes” y de proteger la “reputación del sistema financiero andorrano”.

 

Aunque el decreto no establece cuáles son estos límites, clientes de BPA que esta mañana hacían cola a las puertas de algunas sucursales para intentar retirar efectivo de sus cuentas han comentado a Efe que les dejaban retirar un máximo de 2.500 euros a la semana, una noticia que ha confirmado horas después el INAF.

 

En un comunicado, esta institución ha precisado que se limitarán a esa cantidad “las disposiciones de cheques, transferencias nacionales e internacionales, medios de pago, recibos, efectos y operativa de caja”.

 

Por su parte, el decreto aprobado hoy por el Gobierno de Andorra faculta a los administradores de BPA a fijar “límites cuantitativos a la libre disposición de saldos, cuentas corrientes, cuentas de crédito o de cualquier otro tipo, así como la transmisión, endose o cesión de efectos cambiarios”.

 

También se podrán “establecer controles cualitativos extraordinarios por razón de la tipología de la clientela y de la evaluación de sus circunstancias particulares, con especial atención a las pequeñas y medianas empresas”.

 

Asimismo, dicho decreto establece la posibilidad de fijación de límites cuantitativos a la utilización de medios de pago y operativa de cajeros y a la recepción y transmisión de órdenes en relación con instrumentos financieros.

 

El ministro de Finanzas y Función Pública en funciones del ejecutivo andorrano, Jordi Cinca, ha comparecido esta mañana ante los medios para informar de la aprobación del decreto e insistir que las medidas se toman “para garantizar la operativa del banco”.

 

Cinca ha recordado que ante los acontecimientos de los últimos días “era muy importante actuar con la contundencia que se ha actuado” y que “hacían falta medidas para preservar y proteger los intereses de los clientes y la plaza financiera andorrana”.

 

“Todos los esfuerzos están centrados en restablecer la confianza de la entidad”, ha manifestado en una comparecencia en la que no ha admitido preguntas de la prensa.

 

 

 

De nuevo, ha defendido la plaza financiera andorrana, ha remarcado la voluntad total de las administraciones para colaborar y garantizar la transparencia de acuerdo con los estándares internacionales.

 

Desde el Gobierno se ha informado también que durante las últimas horas el jefe del ejecutivo, Antoni Martí, ha ido informando puntualmente de los avances y las medidas tomadas a los representantes de los partidos políticos que obtuvieron representación parlamentaria durante las pasadas elecciones porque “estamos ante una situación excepcional que requiere absoluta unidad del país”.

 

Finalmente, ha hecho un reconocimiento al personal de Banca Privada de Andorra y ha pedido que se entienda “y se tenga claro que la situación no ha sido provocada por estos empleados”. “Ellos son los auténticos artífices de que hoy la entidad siga dando servicio”, ha concluido.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: