El Ibex 35 cede un 0,78% y se estanca en los 11.000 enteros, con la prima en 97,4 puntos

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este martes con un retroceso del 0,78%, lo que ha llevado al selectivo a permanecer levemente por encima de los 11.000 enteros (11.028,1). En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 97,4 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,255%.

 

Gamesa se ha convertido en el ‘farolillo rojo’ de la sesión, con un recorte del 3,4%, seguido de Sacyr (-3,05%) y Acciona (-2,8%). Inditex, que ha recortado un 2,22%, y Mediaset (-1,87%) han completado los cinco primeros puestos del ranking de pérdidas.

 

Tan solo cuatro valores han conseguido aguantar el tipo: Repsol, que ha avanzado un 0,76%, Jazztel, con una revalorización del 0,52%, Enagás (+0,34%) y Telefónica, prácticamente plano.

 

Salvo Repsol y Telefónica, el resto de los ‘pesos pesados’ del Ibex se han apuntado al negativo y han cerrado en ‘números rojos’, liderados por Inditex y BBVA (-1,1%). Iberdrola ha cedido un 0,5%, Santander un 0,4% y Endesa un 0,337%.

 

De este modo, el Ibex ha participado del ambiente pesimista que se expandía entre las principales plazas del Viejo Continente: París ha caído un 0,72% y Francfort un 1,54%. París, por su parte, ha repuntado un 0,49%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0591 dólares.

 

CAÍDAS EN EUROPA

 

El estratega de mercados de IG Daniel Pingarrón ha explicado que las bolsas europeas han registrado caídas por tercer martes consecutivo, siendo el índice alemán el que ha sufrido el mayor varapalo después de alcanzar ayer máximos históricos lo que, a su juicio, supone “una señal técnica de debilidad”.

 

Pingarrón ha recordado que mañana se conocerá el comunicado del Federal Open Market Committee (FOMC) y ha indicado que la clave estará en la presencia o ausencia de la palabra “paciencia”, referida al calendario que maneja la FED para acometer la primera subida de tipos.

 

“Esta cuestión supone el catalizador más importante para las Bolsas americanas”, ha señalado, al tiempo que ha precisado que si se suprime la palabra “paciencia” de ese comunicado, “el dólar se fortalecerá adicionalmente en el corto plazo, al contrario que Wall Street”.

 

“El euro se debilitará en su cambio frente al billete verde, lo que podría sentar bien a los índices europeos por un lado (especialmente al DAX), pero la influencia negativa de Wall Street, por otro lado, podría pesar más”, ha considerado. Pingarrón opina que el escenario para las próximas sesiones “es completamente impredecible”.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada