Gran parte de los pacientes que tienen sinusitis no responden al tratamiento convencional

Gran parte de los pacientes afectados por la variante de esta enfermedad llamada rinosinusitis crónica con pólipos (RSC-PN) no responde al tratamiento convencional y requieren una gran cantidad de recursos sanitarios, ya que requieren múltiples visitas y cirugías, según se ha puesto de manifiesto en 10º Simposio en Rinología Experimental e Inmunología Nasal (SERIN).

 

La sinusitis o rinosinusitis crónica (RSC) afecta aproximadamente a un 11-15 por ciento de la población general, y tiene consecuencias serias sobre la calidad de vida de los pacientes debido a que la enfermedad cursa con dolor y otros síntomas como obstrucción nasal, secreciones nasales, y/o reducción de la función olfativa; mientras que la RSC-PN suele ir acompañada de asma e intolerancia a la aspirina, y a menudo es difícil de tratar.

 

Por ello, en este encuentro, que ha estado organizado por la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI) en Estocolmo, se ha señalado que debido a la mala respuesta terapéutica y la alta recurrencia de RSC-PN, existe una gran demanda de nuevos enfoques terapéuticos para esta enfermedad debilitante.

 

En el pasado, sólo existían esteroides orales y cirugía para tratar a los pacientes, que a menudo sufren de los efectos secundarios y complicaciones de estos tratamientos. Ante esto, el profesor de Ghent University (Bélgica), Claus Bachert, ha afirmado que “en el futuro, tendremos varias opciones de tratamiento innovador con anticuerpos monoclonales (biológicos) que se aplicarán en forma de inyección y serán capaces de controlar la enfermedad grave, reemplazando los fármacos orales y las cirugías repetidas”.

 

Estos nuevos tratamientos se están investigando en la actualidad. De hecho, uno de ellos ya está disponible para aquellos pacientes con asma grave. “El conocimiento de los procesos inmunes en las vías aéreas superiores ha evolucionado a gran velocidad en los últimos años y nos ha permitido comprender mejor la enfermedad pulmonar crónica grave”, ha asegurado el profesor del Karolinska Institute de Estocolmo (Suecia), Lars-Olaf Cardell.

i

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada