La superficie regada reduce en un 10 por ciento el uso de agua entre 1999 y 2012

 Vista del embalse de El Pontón, en Segovia.

Vista del embalse de El Pontón, en Segovia.

El uso del agua de riego en España ha experimentado un descenso progresivo, al pasar de 17.681 hectómetros cúbicos en 1999 a 15.833 en 2012, lo que supone una reducción superior al 10 % en ese periodo, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

Aumenta, sin embargo, la superficie regada (3.605.121 hectáreas en 2014 frente a las 3.367.486 en 2002), una “tendencia al alza”, ha informado en un comunicado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que justifica estos datos en las actuaciones de modernización de regadíos y la evolución hacia sistemas de riego más eficaces.

 

Así, desde 2000 se han realizado inversiones por valor de 3.815 millones de euros en modernización de regadíos, que ha afectado a 1,5 millones de hectáreas, señala el Ministerio.

 

Según el Informe sobre regadíos en España, el sistema de riego que más ha aumentado en los últimos años es el localizado (goteo), que ha pasado de ser utilizado en 1.197.465 hectáreas en 2004, a 1.756.138 hectáreas en 2014.

 

Un sistema “más eficiente y con unas demandas de agua muy contenidas”, que se ha implantado en 558.673 hectáreas nuevas en la última década.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada