Miranda finaliza su viaje por Brasil firmando un protocolo para la promoción de Galicia en Río de Janeiro, en colaboración con los empresarios turísticos gallegos en la ciudad

De izquierda la derecha: Jose Oreiro, Rodríguez Miranda, Eloy Fernandez, y Pablo Figueroa.

De izquierda la derecha: Jose Oreiro, Rodríguez Miranda, Eloy Fernandez, y Pablo Figueroa.

El secretario general de la Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, finaliza hoy su viaje a la República Federativa de Brasil con una reunión de trabajo con empresarios y entidades asociativas del sector turístico, entre los que se cuentan muchos emprendedores gallegos que realizan parte de sus actividades en el país carioca.

 

Así, además de Miranda, participan en la reunión el propietario de lana cadena hostelera Windsor, José Oreiro; el presidente de la Asociación de Empresarios Gallegos en Río y director general de la Organização Nacional de la Indústria del Petróleo, Eloy Fernández; y el vicepresidente de la Asociación de Empresarios Gallegos en Río, José Paredes; todos ellos gallegos.

 

Además, también están presentes el consejero de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España, Pablo Figueroa; y el presidente de la Associaçao Brasileña de la Indústria de Hotéis – Río de Janeiro, Alfredo Lopes de Sousa Jr., cuya presencia fue muy importante para extender la colaboración entre la Xunta de Galicia y los empresarios gallegos asentados en Río a todos los emprendedores del sector, también a los naturales del Brasil.

 

Terminada la reunión, el secretario general de la Emigración presidió la firma del protocolo de colaboración entre la Xunta de Galicia, el Clúster Turismo de Galicia y la Asociación de Empresarios Gallegos de Río de Janeiro, para la promoción turística de Galicia en las principales cadenas hosteleras de la ciudad con madres atractivo para los visitantes del Brasil.

 

El protocolo también contempla facilitar el intercambio de estudiantes y profesionales del sector turístico entre Galicia y Río de Janeiro, en especial alumnos de ciclos formativos profesionales medio y superior, así como estudiantes de enseñanza superior en turismo. Igualmente, se estipula el impulso al desarrollo de prácticas profesionales en el sector empresarial turístico gallego, a través del Clúster Turismo de Galicia.

 

Hace falta señalar que el peso específico de los empresarios gallegos en el sector hostelero carioca es muy relevante, calculándose que más de mitad de las camas disponibles para pernoctación turística en Río y su entorno pertenecen a cadenas de propiedad gallega total o parcialmente, razón por el cuál es posible a realización, y previsible éxito, de esta promoción.

 

Colectividad gallega
Con esta reunión, Rodríguez Miranda finaliza este nuevo viaje al Brasil, en la que, además de acercarse a la realidad y actualidad de las comunidades gallegas, llevó a cabo diversos contactos institucionales con las autoridades locales, y también firmó otro acuerdo en materia asistencial, concretamente con la Asociación ‘Recreio dos Anciâos’, que celebraba su 75 aniversario.

 

Emigración firmó con esta entidad -presidida por la gallega Regina Jallas- un convenio, por valor de veinte mil euros, con el objeto de contribuir a la atención de las necesidades básicas de los ciudadanos gallegos ingresados, realizar actuaciones en prevención sociosanitaria, y también para proporcionarles medicamentos y otro material geriátrico en caso de necesidad.

 

Miranda se reunió al mismo tiempo con el consejero de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España, y con la nueva cónsul general de España en Río. También visitó el Club Español de Niterói, entidad y localidad con una importante presencia de gallegos.

 

Enseguida, a Venezuela
El secretario general de la Emigración regresa a Galicia tras la reunión con los empresarios gallegos en Río, pero está previsto que la finales de semana regrese de nuevo a Iberoamérica, esta vez para acercarse a conocer in situ las novedades que alcanzan a la colectividad gallega en Venezuela. En este país, las comunidades gallegas atraviesan -como el resto de la ciudadanía nativa- un período de incertidumbre, sobre lo que la Secretaría General de la Emigración requiere permanente información de las propias comunidades.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada