El Rey elogia la gestión familiar de la empresa Persán en su 75 aniversario

 El Rey Felipe, acompañado por la presidenta andaluza, Susana Díaz, y el ministro de Defensa, Pedro Morenés, descubren un monolito durante su visita hoy a la fábrica de la multinacional Persán en Sevilla, donde presiden la celebración del 75 aniversario de la empresa, líder en el mercado nacional de detergentes y suavizantes, e inauguran sus últimas instalaciones, un laboratorio de I de 800 metros cuadrados, un almacén automático con capacidad para 40.000 palés y las unidades de fabricación de detergentes en cápsulas.

El Rey Felipe, acompañado por la presidenta andaluza, Susana Díaz, y el ministro de Defensa, Pedro Morenés, descubren un monolito durante su visita hoy a la fábrica de la multinacional Persán en Sevilla, donde presiden la celebración del 75 aniversario de la empresa, líder en el mercado nacional de detergentes y suavizantes, e inauguran sus últimas instalaciones, un laboratorio de I de 800 metros cuadrados, un almacén automático con capacidad para 40.000 palés y las unidades de fabricación de detergentes en cápsulas.

El Rey Felipe VI ha visitado hoy la compañía sevillana Persán, líder en el mercado nacional en detergentes y suavizantes y que celebra su 75 aniversario, que ha puesto como ejemplo de empresa moderna y de filosofía de empresa familiar.

 

Don Felipe ha presidido hoy la celebración del 75 aniversario de Persán y ha inaugurado un laboratorio de I+D, acompañado del ministro de Defensa, Pedro Morenés; la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, y el presidente de Persán, José Moya Sanabria.

 

Tras la visita a la fábrica y al laboratorio, donde el Rey ha departido con los trabajadores, ha descubierto un monolito en conmemoración de su visita y también se ha hecho una foto de familia con los empleados (la plantilla es de unos 800), que lo han recibido con aplausos.

 

Antes de comenzar la visita, don Felipe tuvo un encuentro con la dirección de la empresa para conocer de primera mano información sobre la compañía y, durante la reunión, el Rey la ha considerado un “magnífico ejemplo de empresa moderna y por su filosofía de empresa familiar”, según fuentes de la Casa Real.

 

También ha destacado el Rey la apuesta de Persán por la I+D+i y el compromiso de la Fundación Persán con la responsabilidad social corporativa.

El Rey Felipe, acompañado de la presidenta andaluza, Susana Díaz, vestidos con bata blanca y gafas de seguridad, durante su visita hoy a la fábrica de la multinacional Persán en Sevilla, donde preside la celebración del 75 aniversario de la empresa, líder en el mercado nacional de detergentes y suavizantes, donde inaugura sus últimas instalaciones, un laboratorio de I de 800 metros cuadrados, un almacén automático con capacidad para 40.000 palés y las unidades de fabricación de detergentes en cápsulas.

El Rey Felipe, acompañado de la presidenta andaluza, Susana Díaz, vestidos con bata blanca y gafas de seguridad, durante su visita hoy a la fábrica de la multinacional Persán en Sevilla, donde preside la celebración del 75 aniversario de la empresa, líder en el mercado nacional de detergentes y suavizantes, donde inaugura sus últimas instalaciones, un laboratorio de I de 800 metros cuadrados, un almacén automático con capacidad para 40.000 palés y las unidades de fabricación de detergentes en cápsulas.

Tras la visita a la fábrica, el presidente de Persán dirigió unas palabras de agradecimiento a Don Felipe por su visita y por el apoyo de la Corona al empresariado.

 

“Somos un buen ejemplo de la envergadura de Andalucía más allá de los tópicos. Sevilla es industria y Andalucía es industria”, ha afirmado José Moya ante las autoridades y los trabajadores congregados en la fábrica con motivo de la visita real.

 

José Moya ha subrayado el desarrollo de la industria agroalimentaria andaluza y ha añadido: “Somos mucho más que esto”, porque Andalucía, además de ser líder en alimentación y bebidas, también lo es en minería, automoción, textil, piedra artificial e industria química.

 

No obstante, Moya ha admitido que Andalucía necesita duplicar el componente industrial en el PIB para poder considerarse una región desarrollada y crear empleo estable y calidad.

 

Persán facturó 372 millones en 2014, un 4,5 % más que en el año anterior, y el beneficio antes de impuestos se situó en 29,3 millones, un 15,8 % menos que un año antes debido a los descensos de los precios de los productos para ayudar a la reactivación del consumo, según ha explicado la empresa.

 

La política de personal de Persán no se ha visto afectada por la crisis y la plantilla desde el año 2008 ha aumentado un 30 %, igual que lo han hecho las ventas, mientras que los salarios han subido un 19 %.

 

Persán mantiene desde hace años una alianza con Mercadona, que constituye el centro de su negocio, y también contribuyen a su crecimiento las exportaciones, que suponen un 30 % de las ventas.

 

De hecho, las ventas totales se han duplicado en los últimos cinco años y prevé volver a duplicarlas en el próximo lustro.

 

Para ello, apuesta por las inversiones -el año pasado Persán destinó a este capítulo 16,9 millones- y desde el año 2008, cuando comenzó la crisis, ha invertido más de noventa millones.

 

La fábrica de Persán en Sevilla, que ocupa una extensión de 80.000 metros cuadrados, es la más grande de Europea en productos de detergentes, y para su crecimiento ha comprado un terreno colindante de 20.500 metros cuadrados, que ocupaba la antigua fábrica de Danone.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada