El Papa pide “ir más allá de las cómodas certezas” para entrar en el Misterio de la Resurrección

El papa Francisco puso como ejemplo a las mujeres discípulas que fueron humildes y no tuvieron miedo antes de la resurrección de Jesús, durante su homilía en la Vigilia del Sábado Santo celebrada en la basílica de San Pedro.

El papa Francisco puso como ejemplo a las mujeres discípulas que fueron humildes y no tuvieron miedo antes de la resurrección de Jesús, durante su homilía en la Vigilia del Sábado Santo celebrada en la basílica de San Pedro.

El Papa ha pedido imitar a las mujeres que eran discípulas de Jesús e “ir más allá de las cómodas certezas”, de la “pereza” y de “la indiferencia” para entrar en el Misterio de la Resurrección, “que hace pasar de la muerte a la vida”, durante la misa de la Vigilia Pascual celebrada en la basílica de San Pedro, en la que además ha bautizado a seis mujeres y cuatro hombres. En concreto, una niña de Camboya de 13 años, cuatro italianos, tres albaneses, una mujer de Kenia, y una pintora portuguesa.

 

“Entrar en el misterio significa ir más allá de las cómodas certezas, más allá de la pereza y la indiferencia que nos frenan, y ponerse en busca de la verdad, la belleza y el amor, buscar un sentido no ya descontado, una respuesta no trivial a las cuestiones que ponen en crisis nuestra fe, nuestra fidelidad y nuestra razón”, ha explicado el Pontífice durante la solemne ceremonia que para los católicos simboliza la espera a la Resurrección de Jesús.

 

De esta manera, el Obispo de Roma –que ha concelebrado la misa con otros 40 cardenales, 30 obispos y más de 350 sacerdotes– ha reflexionado sobre la experiencia de las discípulas de Jesús porque las mujeres “fueron las primeras que vieron el sepulcro vacío; y fueron las primeras en entrar”.

 

“No se puede vivir la Pascua sin entrar en el misterio. No es un hecho intelectual, no es sólo conocer, leer… Es más, es mucho más”, ha detallado el Papa.

 

En este sentido, Francisco ha resaltado que las mujeres “no permanecieron prisioneras del miedo y del dolor, sino que salieron con las primeras luces del alba salieron con el corazón ungido de amor”.

 

“PECADORES CON NECESIDAD DE PERDÓN”

 

Por ello, ha pedido a los católicos que tengan sobre todo “humildad” y que reconozcan que son “pecadores con necesidad de perdón”. “Para entrar en el misterio se necesita humildad, la humildad de rebajarse, de apearse del pedestal de nuestro yo, tan orgulloso, de nuestra presunción; la humildad para darle una nueva dimensión a la propia estima, reconociendo lo que realmente somos: criaturas con virtudes y defectos, pecadores necesitados de perdón”, ha detallado.

 

Para el Pontífice, la humildad es “rebajarse” y reconocer la “impotencia” a través de la adoración y “vaciándonos de las propias idolatrías”.

 

“Sin adorar no se puede entrar en el misterio”, ha sentenciado en este sentido.

 

Finalmente, Francisco ha relatado que entrar en el misterio exige “no tener miedo de la realidad: no cerrarse en uno mismo, no huir ante lo que no entendemos, no cerrar los ojos frente a los problemas, no negarlos, no eliminar los interrogantes”.

 

El rito de la Vigilia Pascual se inicia con la bendición del fuego, en el que el Papa marca con un punzón la primera y la última letra del alfabeto griego, alfa y omega, símbolos de la eternidad, además de las cifras del año en curso en el Cirio Pascual. Después se ha celebrado la “liturgia de la Palabra” y por último la “Liturgia Bautismal”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada