Sacyr eleva un 3,1% su beneficio, hasta 82,5 millones, por el negocio internacional y Repsol

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, durante una reunión privada en Panamá City.

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, durante una reunión privada en Panamá City.

Sacyr registró un beneficio neto de 82,58 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 3,1%, impulsado por el negocio internacional y la aportación de Repsol, según informó la compañía de construcción y servicios.

La participación del 9% que el grupo tiene en el capital de la petrolera contribuyó a sus resultados con 131 millones de euros, un 43% más que el año anterior.

La cifra de negocio de la compañía que preside Manuel Manrique descendió un 2,4% entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta 1.978 millones de euros, de los que casi la mitad (el 46%) provino del exterior. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se sitúo en 272,6 millones, un 16% menos.

Sacyr siguió recortando su deuda, que a la conclusión de septiembre se situó en 6.298 millones de euros, importe un 5,1% inferior al de comienzo de año. Una tercera parte (el 36%) de este pasivo corresponde a la deuda vinculada a la participación en Repsol, que actualmente negocia refinanciar.

Por áreas de negocio, la tradicional de construcción creció un 3% y generó 1.123 millones de euros, gracias a la actividad exterior que creció un 38% y compensó la caída del 36% que sufrió el negocio en España.

El 83%, en el exterior

A cierre de septiembre, Sacyr contaba con una cartera de contratos pendientes de ejecutar por valor de 5.265 millones de euros, un 20% superior a la del pasado año. El 83% corresponde a proyectos en el exterior.

De su lado, Valoriza, la división de servicios, facturó 670 millones de euros, un 11% menos, al concluir varios contratos de instalaciones de agua, y Testa, la filial de patrimonio, disminuyó un 15,6%, hasta 140,6 millones, por las ventas realizadas en el marco de la política de rotación de activos.

De esta forma, la rama de Concesiones es la única que elevó sus ingresos, un 33,2%, hasta 302 millones de euros, gracias a la mejora de los tráficos en las vías y a la aportación de los ingresos de construcción de las concesiones adjudicadas en Chile.

 

La riqueza del G20 creció en 17 billones de dólares este año, según Oxfam

La riqueza de los países del G20 ha aumentado en 17 billones de dólares (13,6 billones de euros) desde que Australia asumió la presidencia este año, pero más de un tercio del total de ella fue para el 1 % de la población de este bloque, denunció hoy una portavoz de Oxfam en Brisbane.

El monto que pasó a manos de los más ricos del planeta se traduce en 6,2 billones de dólares (4,9 billones de euros), explicó Susana Ruíz, experta en fiscalidad de Oxfam, con ocasión de la cumbre que el G20 celebrará los días 15 y 16 de noviembre en esta ciudad australiana.

 Una flotilla de embarcaciones de la Policía de Queensland para la seguridad de la Cumbre de Líderes Mundiales del G20 que se realizará entre el 15 y 16 de noviembre.

Una flotilla de embarcaciones de la Policía de Queensland para la seguridad de la Cumbre de Líderes Mundiales del G20 que se realizará entre el 15 y 16 de noviembre.

“Nos preocupa mucho la reacción del Gobierno australiano, que se centra más en el crecimiento que en la reducción de la desigualdad y de las políticas redistributivas”, destacó Ruíz, y añadió que, “sin una política redistributiva, la brecha se amplía tanto con la crisis como con el crecimiento”.

La experta española instó a los participantes en la cumbre a no quedarse solamente con el objetivo trazado de crecer un 2 % por encima de las previsiones hasta 2018, y les conminó a garantizar la redistribución de la riqueza para luchar contra la pobreza y cerrar la brecha de desigualdad.

“La brecha de la desigualdad no es un problema solamente de los países en desarrollo, afecta a todos los países porque siete personas de cada diez viven en un país en el que ha aumentado la brecha de la desigualdad”, dijo la representante de Oxfam.

Ruíz citó un reciente informe de su organización que descubre que en España “las tres personas más ricas concentran tanta riqueza como el 20 por ciento más pobre”.

Los otros dos puntos importantes de la agenda de Oxfam para la cumbre del G20 es la lucha contra el virus ébola y la implementación de medidas contra la evasión fiscal de las grandes multinacionales.

Ruíz expresó que están contentos de que la lucha contra el brote de ébola, al parecer, “va a ser parte de las discusiones de la cumbre y además va a haber un compromiso en el comunicado (final)”.

Sobre la evasión fiscal de las grandes multinacionales, la activista opinó que la cumbre del G20 incumplirá las expectativas de Oxfam porque antepondrá los intereses de las economías más ricas y omitirá las reformas fiscales que beneficien a los más pobres.