España firmará el Convenio de la OIT que podría evitar casos como el de Iveco

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, a su llegada al curso de verano “Qué esconde la brecha de género en el trabajo. Propuestas para la equidad”, este miércoles en Madrid.

España se ha mostrado este miércoles partidaria de ratificar el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre violencia y acoso en el mundo laboral con el que se podrían evitar casos como el de Iveco, en el que una mujer se suicidó tras difundirse entre sus compañeros un vídeo sexual.

“España está en condiciones francamente rápidas de ratificar” y “apenas habrá ajustes que hacer”, ha dicho la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la inauguración de un curso de verano de la Universidad Complutense sobre la brecha de género en el trabajo.

Palabras muy bien recibidas por la directora del Departamento de Condiciones Laborales e Igualdad de la OIT, Manuela Tomei, y el director de la Oficina de la OIT para España, Joaquín Nieto, que han explicado en rueda de prensa lo que han calificado de “Convenio histórico”.

Según Nieto, con este documento, “no hubiera habido discusión” sobre que en el caso de Iveco la empresa “tendría capacidad de actuación”.

El Convenio define “violencia y acoso” en el mundo del trabajo como “un conjunto de comportamientos y prácticas inaceptables o de amenazas de tales comportamientos y prácticas, ya sea que se manifiesten una sola vez o de manera repetida, que tengan por objeto, que cause o sean susceptibles de causar un daño físico, psicológico, sexual, económico e incluye la violencia y el acoso por razón de género”.

Además, se recuerda a los Estados la responsabilidad de promover “un entorno general de tolerancia cero” frente a todo ello.

Tomei ha destacado que las conclusiones han llevado años de trabajo y acuerdos entre gobiernos, empresarios y sindicatos.

Este Convenio (el 190 de la OIT), que entrará en vigor doce meses después de que dos Estados miembros lo ratifiquen, será jurídicamente vinculante, mientras que la Recomendación (206) que lo acompaña ofrece orientaciones para actuar.

Tomei ha comentado que se da respuesta al movimiento “MeToo” en el ámbito laboral pues las mujeres y niñas están “particularmente expuestas” al acoso y la violencia laboral y les afecta de “manera desproporcionada”, en concreto en sectores de atención al público.

Ha asegurado que no cuentan con datos ni globales ni españoles sobre los casos de violencia y acoso en el trabajo, “una asignatura pendiente” que esperan arreglar a raíz de este Convenio.

El Convenio reconoce que las víctimas pueden pertenecer a cualquier escala, desde directores a personas que acuden a una entrevista de trabajo; y también que el acoso y la violencia se pueden producir en recesos de la jornada, viajes, cursos de formación e incluso en desplazamientos desde y hasta el lugar de trabajo.

Se fija la necesidad de prevenir y de adoptar medidas de control, vías de recurso y reparación que pasen desde el acceso a juzgados y tribunales a presentación de quejas e investigación en las empresas.

En el documento Recomendación se especifican medidas para las víctimas por razón de género como que se les debería dar apoyo para reincorporarse al mercado de trabajo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: