Sánchez llama a sellar histórico pacto de izquierda en España

Promete reducir en mayor medida la deuda pública de España en 2019

El presidente en funciones de España, Pedro Sánchez, llamó a Podemos a unir fuerzas en un nuevo gobierno que permita que la izquierda española prospere y cambie la historia del país.

“Nada que merezca la pena es fácil y lo que tenemos por delante merece mucho la pena”, declaró Sánchez durante un discurso de dos horas ante el Congreso español al inicio del debate de investidura en el que se decidirá sobre su intento de formar un nuevo gobierno. “Debemos responder a ese llamado”.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, respondió exigiéndole respeto y criticándolo por seguir buscando la abstención de los partidos conservadores. Añadió que que su partido jamás aceptaría ser una “mera decoración” en un eventual gobierno de Sánchez.

Los socialistas de Sánchez ganaron las elecciones generales de abril pero no alcanzaron la mayoría absoluta, por lo cual el mandatario tuvo que negociar con el partido Podemos y otros grupos para sellar un acuerdo sobre la formación de un gobierno de coalición. El respaldo del Congreso evitaría que Sánchez convoque nuevas elecciones tras un período de agitación política que ya ha obligado a los españoles a votar tres veces en los últimos cuatro años.

Sánchez logró un posible avance importante el 19 de julio cuando Iglesias cedió ante la demanda de Sánchez de renunciar a su insistencia en asumir un alto cargo en el gabinete.

Los dos partidos negocian los términos de lo que podría ser el primer gobierno de coalición desde que España redactó su Constitución democrática en 1978. Incluso con el apoyo de Podemos la investidura de Sánchez no es segura. Todavía necesita el apoyo de otros legisladores. Entre los posibles aliados aparecen el Partido Nacionalista Vasco y los separatistas de Esquerra Republicana de Catalunya.

El discurso de Sánchez estuvo lleno de gestos hacia las fuerzas de la izquierda política de España, lideradas por Podemos, a quienes necesita para conformar el gobierno.

Hizo hincapié en la necesidad de proteger las pensiones, los derechos laborales y el medio ambiente y tomar medidas para frenar los aumentos “abusivos” en los costos de alquiler.

Se comprometió a abordar el problema de la despoblación rural, salvaguardar los derechos de las mujeres y erradicar la violencia de género. Agregó que en julio el número de desempleados podría bajar de 3 millones por primera vez desde 2008.

Aun así, Gabriel Rufián, vocero del partido ERC, criticó a Sánchez por no mencionar a Cataluña en su discurso.

El lunes marca el primer día del proceso de investidura y para el martes está programada la votación. Sánchez debe obtener respaldo de la mayoría de los 350 escaños del Congreso. Si no lo logra, una segunda votación que exija una mayoría simple tendrá lugar 48 horas después.

DEUDA PÚBLICA

El presidente del gobierno español saliente, Pedro Sánchez, prometió el lunes reducir la deuda pública en mayor medida de lo previsto en 2019, durante el debate de investidura al cierre del cual espera ser reconfirmado en el poder.

“Tenemos como objetivo sanear las cuentas públicas (…) y situar la deuda pública en el 95,8% del PIB durante este año”, frente al 96,1% previsto anteriormente, declaró el dirigente socialista al presentar su programa de gobierno.

Esta promesa puede verse como una señal a los mercados en el sentido de que el gobierno de coalición que espera formar con la izquierda radical de Podemos observará una política presupuestaria estricta.

Sánchez confirmó asimismo el objetivo de reducir el déficit público al 2% del PIB a fines de año.

La deuda pública en España que descendió en 2018, registró un alza en el primer trimestre de este año, alcanzando el 98,7% del PIB, sobre todo por los préstamos acordados por el Estado a la Seguridad Social para permitir el pago a los jubilados.

Tras un bloqueo de cerca de tres meses desde las elecciones del 28 de abril, los socialistas y Podemos comenzaron apenas el viernes a negociar un gobierno de coalición, pero esperan llegar a un acuerdo antes de que acabe del debate de investidura el jueves.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada