Toyota ya prepara un vehículo de exploración lunar

Toyota vehículo exploración lunar, ejercicio de estilo.

Aunque parezca una noticia de ciencia ficción, la realidad es que Toyota y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) han firmado un acuerdo de colaboración, por un periodo de tres años, para el desarrollo y la creación de un vehículo lunar tripulado y presurizado.

El modelo utilizaría la tecnología de pila de combustible de Toyota, mediante hidrógeno, para desplazarse por suelo lunar.

Según los términos de dicho acuerdo, el calendario previsto contempla que Toyota y JAXA elaboren las especificaciones definitivas del vehículo lunar, antes de que finalice el año fiscal 2019.

Posteriormente, la fabricación de los componentes necesarios comenzaría en 2020. Por último, las pruebas necesarias de las piezas desarrolladas, se llevarían a cabo en 2021.

Según las especificaciones preliminares, el vehículo lunar mediría unos 6,0 metros de largo, por 5,2 de ancho y 3,8 de alto. Eso le otorgaría un volumen, aproximado, de 13 m3 de espacio interior, más que suficiente para que dos tripulantes puedan viajar en el habitáculo.

Además de un tren motriz alimentado por pila de combustible, el vehículo lunar también incluiría un panel solar desplegable para cargar las baterías internas.

JAXA quiere que los astronautas puedan operar con el vehículo lunar durante seis semanas ininterrumpidas, al tiempo que debería disfrutar de una autonomía máxima de unos 1.000 kilómetros.

La cabina estaría presurizada para que los astronautas pudieran despojarse de sus trajes, durante esas largas travesías de pruebas.

Ambos socios desean tener un prototipo, a escala real, listo para 2022 y quieren que el vehículo esté preparado para ser lanzado al espacio en un cohete antes de 2027. Si hemos despertado tu curiosidad, el vídeo que acompaña a esta noticia puede que responda a todas las preguntas que te estás haciendo.

Según ha confirmado JAXA, si el proyecto llega a buen puerto, la principal tarea del vehículo sería explorar las regiones polares lunares, incluida la posibilidad de que exista agua congelada en esta zona.

Asimismo, si el proyecto se demostrase como un éxito, abriría nuevas vías para crear otros métodos alternativos de transporte en la exploración de planetas más lejanos, aunque eso parece todavía muy a largo plazo. En cualquier caso, después de varios meses de trabajo, el acuerdo se ha materializado y el vehículo lunar de Toyota parece un poco más cercano a la realidad.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada