China tiene un plan para atraer a sus grandes tecnológicas

Si bien China tiene algunas de las tecnológicas más grandes del mundo, muchas cotizan en Estados Unidos y Hong Kong. Primero, hubo un impulso por atraer de nuevo a las empresas con los llamados recibos de depósito chinos (o CDR por sus siglas en inglés), que permitían a los inversionistas nacionales tener acciones chinas cotizadas en el extranjero. Ahora, China ha lanzado un nuevo centro de comercio en Shanghái con el objetivo de facilitar a las empresas de alta tecnología el acceso a la financiación. La nueva bolsa al estilo Nasdaq suaviza las reglas de cotización y negociación, y simplifica lo que líderes chinos esperan algún día se extienda hacia otros intercambios.

1. ¿Cuál es el nuevo mercado?

Veinticinco empresas empezaron a cotizar en el mercado SSE STAR, parte de la Bolsa de Shanghái, el 22 de julio. Bajo el sistema simplificado para tecnológicas, las empresas lidian con menos burocracia para obtener el visto bueno y poder cotizar. El objetivo del cambio es reducir el tiempo de espera a tres meses en comparación con quizás años en otros mercados bursátiles de China. La nueva junta también elimina los límites en los precios de las OPI y los límites en las ganancias de las operaciones del primer día. De hecho, el comercio estuvo tan frenético el 22 de julio que las 25 acciones aumentaron en promedio 140%.

2. ¿Cuál es la lógica del plan?

Los observadores del mercado han interpretado que es un regalo para Shanghái de parte del presidente Xi Jinping, quien anunció el plan en noviembre, en línea con su objetivo más amplio de impulsar el estatus de la ciudad como un centro financiero global. También se considera el esfuerzo más reciente de China por detener el éxodo de las tecnológicas cotizadas, en particular a medida que la bolsa de Hong Kong abre sus puertas a empresas de biotecnología y a tecnologías amigables bajo cotización dual. También se puede interpretar que la medida del gobierno tiene como objetivo atraer a inversionistas a bordo, con el objetivo que tiene Xi de defender a las tecnológicas chinas.

3. ¿Cómo fue la respuesta inicial?

Fue abrumadora. Las 25 empresas recaudaron aproximadamente 20% más de lo previsto durante sus OPI. Los precios de oferta promediaron 53 veces las ganancias reportadas, más del doble del límite implícito de 23 veces en otras bolsas. La bolsa había aceptado solicitudes de más de 140 firmas hasta el 18 de julio, la mayoría de ellas pequeñas tecnológicas o startups. Algunos analistas ven una fuerte demanda ya que China tiene un gran número de startups de tecnología. El distrito Haidian de Pekín tiene 148.600 tecnológicas y tendrá ingresos de más de 2 billones de yuanes (US$291.000 millones) para 2020, según Minsheng Securities Co.

4. ¿Cómo se han negociado las acciones tecnológicas?

Los principales centros de comercio nacionales para las tecnológicas de China son ChiNext en Shenzhen y el Sistema Nacional de Transacciones y Cotizaciones de Valores de China (o NEEQ por sus siglas en inglés), ubicada en Pekín. El primero tiene más de 760 miembros, la mayoría de ellos pequeñas tecnológicas con un historial de rentabilidad en el momento de la inclusión. El NEEQ establece su nivel de inclusión mucho más bajo que ChiNext, sin requisitos de rentabilidad, por ejemplo. Es el mercado libre más grande de China con aproximadamente 9.800 compañías, pero el volumen de ventas es pequeño. Los inversionistas minoristas deben tener al menos 5 millones de yuanes de activos de valores para participar.

5. ¿Qué está pasando con los CDR?

No mucho. El programa de prueba inició en 2018 para permitir que las grandes tecnológicas domiciliadas en el extranjero vendieran valores denominados en yuanes en China, pero hasta el momento no ha habido compradores. Alibaba Group Holding Ltd. y JD.com Inc. pausaron sus planes de emisión de CDR, y el fabricante de teléfonos inteligentes Xiaomi Corp. optó por una venta de acciones en Hong Kong. En abril, el gobierno anunció una exención en algunos impuestos para los inversionistas en CDR a fin de fomentar la participación. Ninebot Ltd., propietario del fabricante de patinetas eléctricas Segway Inc., quiso ingresar en la nueva plataforma tecnológica con CDR, pero esos planes han sido suspendidos.

6. ¿Cuáles son las reglas para el nuevo intercambio?

Los inversionistas necesitarán medio millón de yuanes y dos años de experiencia comercial para participar. Para aprovechar los beneficios de un sistema de OPI menos riguroso sin alentar el fraude financiero, los reguladores han pedido a las corredurías patrocinadoras que inviertan en las compañías y aseguren su capital por un período de tiempo fijo. Si bien las empresas no rentables pueden cotizar, deben cumplir con requisitos mínimos de valor de mercado, ingresos, investigación y desarrollo o flujo de caja.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada