Alcañices (Zamora) sin gasolina 95 por la huelga de transporte de Portugal

Una hilera de automóviles aguarda a repostar en la gasolinera de Alcañices (Zamora), próxima a la frontera con Portugal, que se ha quedado este viernes por la mañana sin gasolina 95 debido a la mayor demanda de combustible que tiene desde el pasado fin de semana por la huelga de transporte de mercancías peligrosas de Portugal. EFE/ Mariam A. Montesinos.

La gasolinera de Alcañices (Zamora), próxima a la frontera con Portugal, se ha quedado este viernes por la mañana sin gasolina 95, debido a la mayor demanda de combustible desde el pasado fin de semana por la huelga de transporte de mercancías peligrosas de Portugal.

La estación de servicio, de las últimas de la carretera nacional 122 antes de conectar en la frontera con la autovía A-4 de Portugal, ha registrado un incremento de la venta de gasolina del 30 por ciento, a consecuencia de la huelga que ha causado restricciones en el suministro de combustible en Portugal.

El gerente de la gasolinera Fertol de Alcañices, Domingo Fernández, ha reconocido a EFE que la huelga, que ha desabastecido algunas estaciones de servicio en el país vecino, les influye “para bien”, con un aumento del 30 por ciento.

La mayor demanda ha sido tal que este viernes por la mañana se había agotado la gasolina 95, y la estación de servicio esperaba que a primera hora de la tarde llegase otro camión con combustible de esta clase para llenar los depósitos.

“La huelga nos ha descolocado un poco, porque no sabes cuánto va a durar y, si pides producto de más, luego no te entran los camiones”, ha explicado.

El hecho de estar junto a la frontera hace que la mayor parte de vehículos que se dirigen a Portugal por esta carretera paren antes de entrar en territorio luso, incluso en algunos casos para repostar sólo cinco o seis litros y así llenar el depósito al máximo.

Al respecto, ha señalado que la gente tiene “mucho miedo y antes de entrar en Portugal procuran hacerlo con el vehículo lleno”.

También ha habido clientes llegados de Portugal que acuden expresamente a Alcañices para echar gasolina, algo que ocurre durante todo el año por la diferencia de precios entre ambos países, aunque ahora hay muchos más clientes portugueses que lo hacen.

Esta mayor demanda ha llevado a la gasolinera Fertol de Alcañices a incrementar la plantilla con hasta ocho trabajadores por turno frente a los cinco que había antes en esta época del año, que ya de por sí es una de las de mayor demanda de combustible.

El propio gerente se ha enfundado el traje de faena y ha servido gasolina para evitar que se formen muchas colas, porque hay picos de afluencia de coches que llegan todos juntos y originan filas de espera que pueden llegar incluso a provocar pequeñas retenciones en el tráfico de la carretera N-122, en el acceso a esta estación de servicio.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada