Fukushima, la nueva disputa entre Japón y Corea del Sur

La radiación de la planta nuclear paralizada de Fukushima se está convirtiendo en la última fuente de tensión entre Japón y Corea del Sur, socavando potencialmente el esfuerzo de Tokio para promover los Juegos Olímpicos de 2020.

En los últimos días, funcionarios surcoreanos han convocado a un diplomático japonés para expresar su preocupación por la liberación planificada de agua radiactiva tratada en el océano por parte de Tepco, la propietaria de la planta. También están presionando para que se realicen controles de radiación independientes en las sedes olímpicas y proponen una cafetería separada para sus atletas, citando preocupaciones por alimentos contaminados.

La disputa por la radiación amenaza con prolongar las tensiones entre los dos aliados de EE.UU., quienes han pasado gran parte del verano negociando sanciones económicas y amenazas diplomáticas en una disputa de ojo por ojo. También ha expuesto la desconfianza persistente y los desacuerdos sobre el dominio colonial de Japón en la península de Corea.Las preocupaciones sobre la radiación de Corea del Sur contrastan con signos más suaves la semana pasada en el aniversario de la rendición japonesa de la Segunda Guerra Mundial. Japón también ha tomado medidas para mostrar que sus recientes controles de exportación no impedirán las ventas legítimas a su vecino, y los medios de comunicación de Corea del Sur informaron el martes que Tokio aprobó una segunda licencia para un material específico.

’Bajo control’

“Se ha ido tan lejos que ninguno de los lados puede retroceder”, asegura Hiroyuki Kishi, un exfuncionario de comercio convertido en profesor en la Universidad de Keio en Yokohama. Agrega que la disputa probablemente continuará “o empeorará”. “Me preocupa que Japón pueda responder emocionalmente, porque los Juegos Olímpicos se consideran muy importantes”.

La cuestión de la radiación en la planta nuclear de Fukushima Daiichi, dañada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011, se ha planteado desde el comienzo de la candidatura olímpica de Tokio. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, apoyó la campaña y aseguró al Comité Olímpico Internacional en un discurso de 2013 que la planta estaba “bajo control” y no tendría impacto en la capital.

Ahora, Tokyo Electric Power Co. Holdings Inc. está preparando un lanzamiento de tanques de almacenamiento en el sitio, que se espera se llenen con agua tratada para 2022, a fin de eliminar la mayoría de los elementos radiactivos. Un asesor de la compañía ha recomendado una liberación controlada en el Pacífico occidental, una práctica común en otros reactores de todo el mundo, mientras que el grupo ambientalista Greenpeace ha instado a mantener el agua almacenada.

Diplomático convocado

Corea del Sur convocó a un diplomático japonés el lunes, y el Ministerio de Relaciones Exteriores instó a Tokio a analizar las opiniones de las organizaciones internacionales sobre el asunto y ser más transparentes sobre sus planes.

Por separado, el Comité Deportivo y Olímpico de Corea hará una solicitud oficial para que organizaciones internacionales como Greenpeace monitoreen la radiación en los lugares olímpicos de Tokio, según el funcionario de prensa del comité, Lee Mi-jin. Las autoridades surcoreanas también han elaborado un plan para administrar una cafetería separada exclusivamente para los atletas surcoreanos, con el fin de garantizar que no coman alimentos de Fukushima, dijo Lee.

El Comité Organizador de Tokio 2020 declinó hacer comentarios sobre las solicitudes de los comités organizadores de otros países. Datos recientes de la organización de voluntarios Safecast muestran que los niveles de radiación en Tokio son un poco más bajos que los de Seúl.

Por su parte, Corea del Sur está considerando si mantener un acuerdo para compartir información militar con Japón. La decisión podría venir después de que el ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha se encuentre con su homólogo japonés, Taro Kono, en Pekín el miércoles, al margen de una reunión trilateral con China.
Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada