La Feria-Exposición Internacional de Orquídeas de Salvaterra contribuye a generar nuevos coleccionistas de estas plantas

Alexander Portilla de Ecuagenera, Orquídeas de Ecuador, en Salvaterra de Miño, en la IV Feria-Exposición de Orquídeas.

Salvaterra tiene cada vez más coleccionistas de Orquídeas, según indicaron los propietarios de viveros que acuden a la IV Feria-Exposición de Orquídeas de Salvaterra. Son personas que se fijan más en las especies que en los híbridos. Compran plantas sin flor porque “conseguir que una planta florezca es un reto para un coleccionista”, afirma Montse Domínguez una visitante habitual de la Feria salvaterrense donde hace sus compras.

En esta feria se pueden incluso comprar Orquídeas “bebé”. Son pequeños ejemplares introducidos en un recipiente con una atmósfera propia y que fueron producidas ‘in vitro’ y sembradas en un medio esterilizado. El recipiente puede contener unas tres o cuatro plantas que se alimentan de un gel solidificado, como explica Rubén Velázquez de Flora del Trópico, con azúcares, sales minerales y encimas. La planta permanecerá en este pequeño recipiente al menos medio año. Luego se traslada a una maceta con substrato.

Velázquez cuenta cómo en la Feria de Salvaterra se le acercan clientes que le comentan que ya le floreció alguna especie que le compró hace cuatro años. “Es gratificante oír esto”, dice a Grupo ES.

De Ecuador ha venido Alexander Portilla de la empresa Ecuagenera. La empresa ecuatoriana ha propagado la gran mayoría de las especies autóctonas, así como otras de Asia, Perú y Colombia. “La idea es rescatar este tipo de especies y ponerlas a disposición de todos los jardines botánicos del mundo de modo que preservemos estas especies para las futura generaciones”.

Ecuagenera crea además una gran variedad de híbridos para producir plantas que se den en interiores y que mantengan durante 2 o 3 meses su flor.

Alex es un amante de la Orquídeas miniatura. “Lo que más me gusta de ellas son los colores y métodos de polinización”, explica.

En este ambiente de expertos está, en este sábado, el presidente de Orquigal, la Asociación Galega de Afeccionados ás Orquídeas, José Álvarez Gándara. La asociación se creó y presentó hace justamente un año, aquí en esta Feria-Exposición de Salvaterra.

Para Álvarez Gándara, la Feria-Exposición de Salvaterra “ahora es la mejor exposición de Orquídeas que hay en Galicia con mucha diferencia”.

El presidente de Orquigal cuenta con una colección particular de 228 especies de Orquídeas en un invernadero automatizado realizado por él mismo. Esta fue la causa de que se enamorara de esta flor.

Aficionado a la fotografía de Naturaleza cuenta cómo en Galicia tenemos 40 especies de Orquídeas terrestres de las cuales solo le restan 2 por fotografiar.

A Salvaterra acudió también, por cuarto año consecutivo, una de las personas que sabe más de Orquídeas de Portugal, Américo Pereira que es miembro del Clube dos Orquidófilos de Portugal y presidente de honor de Orquidal.

Pereira admite que muchas de las especies que hay a la venta en la Feria-Exposición ya las tiene, pero que sin embargo hay otras que no y manifiesta que va a comprar algunos ejemplares. Su colección privada supera las 1.000 Orquídeas, algunas de Asia y Brasil, que tiene en dos invernaderos, uno con calefacción y otro a temperatura ambiente.

Destaca Américo Pereira que, para un coleccionista, su colección nunca está completa ya que en el mundo existen 30.000 especies naturales diferentes y luego muchos más híbridos.

Win Garden & Home es un vivero del Algarve portugués que no falla a esta edición. Clayton Ribeiro es empleado de esta firma. Entre las plantas que ha traído este año a Salvaterra de Miño está la Orquídea más grande del mundo, Grammatophyllum speciosun. Alcanza los dos metros de altura y los tres de diámetro. Es una planta que exige una temperatura templada. Win Garden la vende a unos 60 euros mientras que en Inglaterra puede costar entre 250 y 300 euros.

En fin, Salvaterra ya es cada septiembre la capital de esta flor que enamora, la Orquídea. Cada vez son más los coleccionistas y público en general que acuden a ver la exposición y adquirir ejemplares. Incluso vienen lugares más lejanos, como de la vecina Asturias cada año. Orquidal, la asociación gallega, está ayudando a crear una afición por esta planta que consolida un evento como este convirtiéndolo en un foro de expertos que se dan cita año tras año.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
2