Los préstamos verdes ya son tendencia

Las iniciativas ecológicas tendrán una respuesta positiva a nivel de financiación.

El sector bancario acostumbra a evolucionar paulatinamente. Rara vez presenta cambios bruscos, más bien al contrario: se va adaptando poco a poco a las nuevas tendencias. Desde hace un tiempo, una de las más crecientes es la preocupación por el medio ambiente. Todos los actores de la sociedad se han ido sumando y los bancos no se han quedado atrás. Por eso hoy comprobamos que la mayoría de ellos dispone de préstamos verdes. Parece que el futuro es favorable a la financiación sostenible y estos son algunos de los indicadores que lo anticipan.

MOVILIDAD DEL FUTURO

Un informe recién publicado por la Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) prevé que en 2025 los vehículos eléctricos representarán el 30% o el 35% de las ventas de coches en España. Actualmente, suponen solo algo más del 1%, un porcentaje ínfimo pese a ser ligeramente más alto que el de años anteriores.

Sin embargo, el anuncio de medidas contra coches contaminantes (restricciones de circulación) y la disminución de las ventas de este tipo de vehículos (son ya 13 meses seguidos de caída interanual mientras que las de los eléctricos crecen poco a poco) son síntomas y a la vez consecuencias de la nueva era de la movilidad. Algo está cambiando y los productos sostenibles pueden ser los grandes beneficiados.

HUELLAS DE EUROPA

En relación con lo anterior, solo hay que echar un vistazo a las carreteras de nuestros vecinos para ver cuál es el futuro. Como en tantas otras cosas, España sigue los pasos de otros países del continente. Ahí encontramos lugares en los que la penetración del coche eléctrico es mucho mayor (en 2018 en Noruega el 40% de las ventas fueron de eléctricos). Eso sí, es cierto que ese crecimiento tiene que ver con las políticas que los gobiernos ofrecen.

Aquí, en España, los planes de apoyo al desarrollo de la movilidad sostenible (MOVEA, MOVALT o MOVES, por ejemplo) tienen una frecuencia inferior y están dotados con menos fondos que los programas que desarrollan otros países.

PRODUCTOS SOSTENIBLES

El último elemento que demuestra que los préstamos ecológicos son el futuro lo ponen sobre la mesa las propias entidades bancarias. Pocas son las que se resisten a lanzar iniciativas relacionadas con el medio ambiente.

Bankia puso en funcionamiento el pasado mes de agosto una unidad de negocio dedicada a la financiación sostenible; BBVA acaba de anunciar que amplía su oferta del Préstamo Coche Ecológico a autónomos y pymes; Santander lanzó su préstamo verde para la compra de vehículos sostenibles hace apenas tres meses; Caixabank apoya mediante la concesión de financiación la creación de proyectos que contribuyan a frenar el cambio climático; por último, Banco Sabadell colabora con empresas y entes públicos con la financiación de instalaciones eficientes.

Para los usuarios este desarrollo es positivo, ya que esta financiación suele ser más barata. Cetelem, por ejemplo, reserva su mejor precio al Préstamo EcoAuto con un interés del 4,95% TIN (5,06% TAE). También Santander baja su interés en medio punto (hasta el 5% TIN) para su Préstamo Coche Ecológico respecto al clásico. Por último, BBVA también lo reduce, pero en este caso hasta un punto menos (4,95% TIN). No son los únicos. De hecho, un estudio realizado por HelpMyCash.com confirma que el coste medio de un préstamo coche ecológico es casi un 30% más barato que la financiación media para adquirir uno diésel o gasolina.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada