El Santander sufre una depreciación de activos de 1.500 millones de euros en Reino Unido

La presidenta del Santander, Ana Botín, anuncia los resultados del banco en 2018 el 30 de enero de 2019 en Madrid.

El banco español Santander, el primero de la Eurozona por capitalizació en Bolsa, reconoció un deterioro de activos de 1.500 millones de euros en su filial británica, por cuestiones regulatorias y ante la incertidumbre generada por el Brexit.

En una nota enviada el martes por la noche, el Santander indicó que “ha llevado a cabo una revisión del fondo de comercio adscrito a Santander UK, lo que arroja como resultado un deterioro por importe aproximado de 1.500 millones de euros”.

La entidad presidida por Ana Patricia Botín alega en primer lugar “los distintos efectos negativos” de la regulación británica que obliga a los bancos a separar su actividad minorista (cuentas corrientes, depósitos, etc) de sus operaciones de banca de inversión.

Dicha medida fue promovida en distintos países al comienzo de la década, para evitar que las actividades de riesgo de los bancos y las pérdidas derivadas de éstas perjudicaran a los ahorristas.

La depreciación se debe también al “impacto de la incertidumbre generada por el Brexit en el crecimiento económico del país”.

El banco precisó que el ajuste contable “se realizará en las cuentas consolidadas del Grupo en el tercer trimestre de 2019”, y garantizó que no tendrá impacto en sus “objetivos a medio plazo”.

La bolsa de Madrid recibió la noticia con cautela. A las 09H40 (07H40), la acción caía un 0,30%, a 3,62 euros. El índice Ibex 35 evolucionaba en baja de 0,44%, en 9.078,30 puntos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada