Iberia ofrecerá 3 vuelos semanales más a Buenos Aires desde noviembre de 2018

El presidente de la aerolínea española Iberia, Luis Gallego, habla en Buenos Aires durante un desayuno en el que informó sobre la transformación de la compañía y los nuevos proyectos para 2018, tanto a nivel global como para Argentina.

El presidente de la aerolínea española Iberia, Luis Gallego, habla en Buenos Aires durante un desayuno en el que informó sobre la transformación de la compañía y los nuevos proyectos para 2018, tanto a nivel global como para Argentina.

La aerolínea española Iberia anunció hoy que ofrecerá tres vuelos más en la ruta Madrid-Buenos Aires a partir de noviembre de 2018, hasta alcanzar las 17 frecuencias semanales, y que, también el próximo año, incorporará la clase Turista Premium a los viajes a la capital argentina.

Durante un desayuno de prensa en Buenos Aires, el presidente de la compañía, Luis Gallego, recordó que América Latina es la “razón de ser” de Iberia porque allí tiene desplegada el 50 % de su capacidad e hizo especial hincapié en el papel de Argentina, el primer país de la región al que comenzaron a volar, hace 71 años, y en el que tienen la “vocación de seguir creciendo”.

En una entrevista con Efe tras la presentación, Gallego destacó que este aumento de frecuencias tiene cierta relación con la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia argentina, en diciembre de 2015.

En ese sentido, aseguró que ha notado una actitud “muy positiva” desde el Gobierno, “de generar demanda y de dar facilidades a las empresas” para que puedan “desarrollar” su negocio.

“Sí que estamos notando que esta apertura se traduce en nuevas oportunidades para nosotros”, afirmó.

A partir de finales de marzo, Buenos Aires se convertirá en el cuarto destino en América Latina -después de México DF, Bogotá y Lima- que ofrecerá la clase Turista Premium, lanzada por la aerolínea hace seis meses y que, según Gallego, “está a mitad entre turista y la business” y dará a los clientes “mayor espacio y mayor comodidad” que la primera pero sin los costes de la segunda.

Por otro lado, en declaraciones a Efe, Gallego valoró la llegada al país austral de Level, la nueva aerolínea de bajo coste y de largo recorrido del grupo IAG operada por Iberia con vuelos entre Barcelona y Los Ángeles, San Francisco, Punta Cana y Buenos Aires.

“Estamos contentos de ver cómo las tarifas bajas están estimulando la demanda” con “este nuevo modelo de operación” por el que “estamos facturando un cliente que anteriormente no volaba con nosotros”, que es el de personas menores de 35 años, afirmó antes de destacar que de las tres frecuencias que operaba Level en la capital argentina en junio ya han pasado a cinco.

Asimismo, hizo hincapié en que el 90 aniversario de Iberia, que se celebra este 2017, coincide con una etapa positiva, ya que en 2016 registraron un beneficio operativo antes de partidas excepcionales de 271 millones de euros.

“Lo más importante ha sido el cambio de un 2012 donde teníamos dudas de que la compañía fuera a salir adelante a una compañía en la que estamos ya en números negros y acercándonos a los objetivos que tiene establecido el grupo”, celebró.

“Hemos transformado Iberia y somos la compañía más puntual del mundo en el año 2016, algo que nos pidieron nuestros clientes”, a lo que se suma “toda la inversión en producto, en cabina, en reconfinguración y en conectividad”, que, a su juicio, “está haciendo que el nivel de satisfacción de los clientes esté en máximos históricos”.

En cuanto a los puestos de trabajo que se han sacrificado durante este proceso -alrededor de 4.500-, el presidente de la aerolínea señaló que hubo “conflictividad” al principio pero insistió en que tras el acuerdo alcanzado en 2014 con los empleados, la compañía se ha podido desarrollar y recuperar destinos que había perdido.

Asimismo, hizo referencia al nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) firmado en septiembre y al que se podrán acoger, de forma voluntaria, hasta 955 trabajadores del colectivo de tierra mediante bajas incentivadas, prejubilaciones, recolocación diferida y reducción temporal de jornada.

“Es voluntario para ambas partes: tiene que interesarle al trabajador y a la compañía. Las condiciones son buenas y estamos ajustando bien la plantilla a lo que necesitamos para tener una productividad de mercado”, afirmó.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada