La inflación se mantiene en el 1,6 % en noviembre, pese al alza de gasolinas

INE.

INE.

La inflación interanual se mantuvo en el 1,6 % en noviembre pese al incremento de los precios de la gasolina y gasóil, que fueron compensados por la ralentización de otros componentes de la cesta de la compra, según los expertos consultados.

El indicador adelantado del índice de precios de consumo (IPC), que publicó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), muestra una tasa positiva de inflación por quinto mes consecutivo, pero mucho más moderada que la contabilizada a comienzos de año, cuando se disparó al 3 %.

De confirmarse esta tasa el próximo 14 de diciembre, aún estaría por encima del 1 % que, según las previsiones del Gobierno, marcará al cierre de año, de forma que la inflación media de 2017 se sitúe por debajo del 2 %.

Asimismo, el indicador adelantado del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona euro- se situó en noviembre en el 1,7 % interanual, la misma que en octubre.

En cuanto a la evolución mensual, los precios de consumo subieron un 0,4 % en noviembre con respecto a octubre, y un 0,3 % en el caso del indicador armonizado.

La economista senior de Funcas, María Jesús Fernández, ha indicado que el hecho de que se mantenga la inflación respecto a octubre se debe a un incremento de los precios de los productos energéticos, compensado por la bajada de los alimentos no elaborados, que “son muy volátiles”.

No obstante, ha considerado que en los próximos meses podría haber “desviaciones al alza en el precio de estos alimentos no elaborados por el efecto de la climatología”.

Si no hay cambios en el precio del petróleo y del euro, ha dicho Fernández, la inflación bajará en diciembre hasta el 1 % por el fin del efecto escalón, generado a finales de 2016 cuando el precio de la energía se disparó después de mantenerse moderado todo el año.

Así, sus previsiones contemplan una inflación media del 2 % en 2017, si bien la subyacente -sin tener en cuenta la energía y alimentos frescos- se situaría en el 1,1 %.

Por su parte, la consultora del Área de Mercados de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Diana Posada, ha señalado que en la inflación de noviembre ha influido el encarecimiento de los carburantes y de los alimentos frescos, mientras que a la baja tiraron los servicios y los bienes industriales no energéticos.

Para diciembre ha esperado “cierta moderación en el crecimiento”, hasta el 1,2 %, por un menor efecto de los productos energéticos por el efecto base del petróleo, de forma que la inflación media anual será del 2 %.

Por su parte, el economista del Servicio de Estudios del IEE, Joaquín Blanco, ha indicado que el efecto escalón generado por el petróleo se ha ido compensando durante este año, que cerrará con una inflación de entre el 1,5 % y el 1,6 % y una media anual del 2 %.

Para 2018, el precio del petróleo seguirá subiendo previsiblemente, hasta los 70 euros por barril, lo que implicará que la tasa de inflación se acercará al 1,6 %.

Para el catedrático de Economía de Cunef y director de Estudios Financieros de Funcas, Santiago Carbó, ha previsto un aumento de los precios de la energía a corto plazo y una estabilización de la inflación en torno al 2 %.

“En España se observa una circunstancia adicional importante: un notable aumento del consumo que va a ser especialmente importante en Navidad”, ha añadido Carbó, al tiempo que ha considerado que también el avance del consumo estructural “ha superado expectativas”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: