Picasso o Goya por ‘inmersión total’

Fotografía facilitada por el centro artístico Carrières de Lumières, de las imágenes de la exposición "Picasso y los maestros españoles" proyectadas en las paredes y suelos de roca de esta galería, una antigua cantera de roca del pueblo de Baux-de-Provence (sureste de Francia) que organiza exposiciones de arte inmersivas.

Fotografía facilitada por el centro artístico Carrières de Lumières, de las imágenes de la exposición “Picasso y los maestros españoles” proyectadas en las paredes y suelos de roca de esta galería, una antigua cantera de roca del pueblo de Baux-de-Provence (sureste de Francia) que organiza exposiciones de arte inmersivas.

Las paredes y el suelo de piedra de “Carrières de Lumières”, una antigua cantera de roca en el sur de Francia, sirven desde hoy de lienzo para las obras de Picasso, Goya o Sorolla, proyectadas a gran escala al ritmo de la música para sumergir a los visitantes en la pintura española.

Esta exposición interactiva que acoge el pueblo de Baux-de-Provence (sureste de Francia) utiliza un centenar de proyectores, para mostrar cuadros de Goya, Rusiñol, Zuloaga o Sorolla y un recorrido por la obra de Pablo Picasso.

Durante la treintena de minutos que dura el espectáculo, los visitantes podrán observar y pisar las obras de arte, que se proyectan en paredes y suelo para conseguir un efecto de “inmersión total”.

La experiencia comienza con imágenes de la vida de Picasso que se suceden mientras suena a todo volumen “Asturias”, la célebre composición del pianista español Isaac Albéniz, que, como el resto de la banda sonora, se reproduce en vinilo para conseguir “la textura y el sabor” de otra época, explicó uno de los realizadores, Gianfranco Iannuzzi.

Por las paredes calcáreas de 16 metros de alto, desfilan pinturas como “El quitasol”, de Goya, “María la guapa”, de Sorolla, y numerosas creaciones del artista malagueño como “Las señoritas de Avignon” o el “Guernica”, cuyos grises contrastan con los colores vivos que predominan en la exposición “Picasso y los maestros españoles”.

Una parte de la muestra, abierta al público hasta enero de 2019, está dedicada a los retratos de mujeres que el pintor hizo a lo largo de su vida y que reflejan todos los estilos pictóricos por los que pasó, “desde las curvas voluptuosas hasta los ángulos cortantes”, en palabras de los organizadores.

El lugar donde se encuentra desde 2012 “Carrières de Lumières” era conocido como “Val d’Enfer” (Valle de Infierno) por las peculiares formas de sus rocas, que durante años fueron explotadas para extraer la piedra caliza que se utilizaba en diversas construcciones.

Ya en 1959, el artista Jean Cocteau grabó su película “Le Testament d’Orphée” entre estas inmensas murallas, y a partir de 1976 el sitio comenzó a acoger espectáculos de luz y sonido.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada