Beatriz Meireles, concejala de Turismo y Cultura: “Paredes tiene mucho para descubrir”

IMG_1285

Beatriz Meireles, concejala de Turismo y Cultura de Paredes, en la Loja de Turismo del municipio.

Paredes presume de ser uno  de los municipios más jóvenes de Portugal. Ubicado en el Norte e integrado en el área metropolitana de Oporto, como dice la concejala de Turismo y Cultura, Beatriz Meireles: “Paredes tiene mucho para descubrir”.

La región está marcada por el fuerte patrimonio histórico y cultural de su pasado junto a unos bellos paisajes. Está inserta en una región verde y próspera del valle del río Sousa que con el río Ferreira excavan valles profundos y de rara belleza.

El río Sousa merece capítulo aparte. Su curso es el más largo del municipio. Pasa por el Parque Natural de Nuestra Señora del Salto, un lugar cargado de leyendas y que invita a la contemplación y a los deportes radicales.

Geológicamente, el territorio de Paredes está incorporado a una gran unidad llamada Macizo Antiguo, compuesta por un conjunto de rocas sedimentarias (zona centro y sur del municipio) y graníticas (norte y nordeste).

La atalaya de Paredes es la sierra de Baltar (519 metros). Desde este punto se pueden contemplar vistas de alcance y belleza.

Ocupada desde la Prehistoria, la riqueza de la región sedujo a los romanos desde el siglo II antes de Cristo. Los yacimientos de oro de Castromil y de Banjas (Sobreira) fueron explotados por los romanos que han dejado vestigios de una intensiva minería. No puede faltar en la exploración de Paredes esta visita a las minas de oro de Castromil y Banjas así como a su centro de interpretación.

El papel de Paredes en la defensa durante la Reconquista, a finales del siglo X, se hizo desde el castillo de Aguiar de Sousa y desde sus murallas.

Meireles, en la Loja de Turismo de Paredes.

Meireles, en la Loja de Turismo de Paredes durante el viaje de prensa organizado con TPNP.

En cuanto a los monumentos religiosos, el monasterio de san Pedro de Cête habla de la presencia de monjes a partir de la Edad Media. El monasterio forma parte de la ruta del románico por las huellas de esa época así como las que dejó el gótico.

Hay que descubrir también la riqueza de los sabores de la gastronomía local, como explica la concejala de Turismo. El cabrito asado en el horno de leña y acompañado de arroz de horno y la sopa seca fueron las estrellas del fin de semana gastronómico que se celebró.

Y para relajarse en Paredes, golf. El campo de golf del Acueducto, en Vila Cova de Carros, dispone de 70.000 metros cuadrados a 10 kilómetros de la ciudad. También, en Baltar, existe uno de los más antiguos circuitos de karting para divertirse.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
21