El Tribunal Superior vasco tumba los peajes para camiones de Guipúzcoa

Peaje de Biriatou con la frontera de Irún.

Peaje de Biriatou con la frontera de Irún.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha anulado los peajes para transportes de mercancías por carretera establecidos por Guipúzcoa al paso de las carreteras N-I y A-15 por su territorio.

La decisión del TSJPV estima el recurso contencioso-administrativo interpuesto el 12 de enero de 2017 por el Comité Nacional de Transporte (CNTC) contra la norma foral que regula el canon de utilización de determinados tramos de las carreteras de alta capacidad A-15 y N-I en Guipúzcoa.

La sentencia, contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS), asume los argumentos de los demandantes y condena en costas a las Juntas Generales (JJGG) de Guipúzcoa y a la Diputación Foral de Guipúzcoa.

El tribunal considera que “la política foral de carreteras diseñada por la Diputación con el propósito de reorganizar el tránsito de los vehículos pesados en su red de carreteras, no legitima” el “régimen de peaje” cuestionado.

El sistema adoptado “produce una discriminación indirecta del transporte de tránsito con origen y/o destino fuera de Guipúzcoa respeto del tráfico interior”, debido tanto a los “tramos elegidos” para la instalación de los peajes como a “la extensión de su recorrido”.

El escrito recuerda que “los pórticos de los tramos de mayor longitud se sitúan en los extremos norte y sur de Guipúzcoa, de forma que todo el tráfico interno en la N-I, salvo del pequeño tramo de Andoain, se halla exento del pago de peaje”.

Esta circunstancia conlleva que “quienes realicen el recorrido completo, pasando por los tres puntos de cobro, deberán satisfacer el total del canon, frente al transporte que tenga origen y destino en Guipúzcoa, que abonará a lo sumo un -único- peaje, y exiguo, sólo si atraviesa Andoain”.

De esta manera, “todos los vehículos pesados que circulen por los tramos sujetos -a canon- en la N-I y en la A-15, pasarán en los momentos clave del recorrido por un punto de cobro situado en un pórtico sobre la vía, y al paso por cada uno de ellos se les imputará el importe correspondiente, con independencia de la nacionalidad de transportista, su país de establecimiento o el de matriculación del vehículo”.

Aunque este sistema asegura que tanto foráneos como guipuzcoanos pagarán el mismo peaje, con lo que se excluye la “discriminación directa”, no sucede así con la “indirecta” que “consiste en la situación de desventaja que se genera a un colectivo con la aplicación de una norma que en apariencia es neutra”.

Con la tramificación y la ubicación de los puntos de cobro aprobados por la norma foral “el colectivo afectado es en su gran mayoría procedente de fuera de Guipúzcoa, que es el que generalmente atraviesa los tres tramos”, recalca la sentencia.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1