Empresas familiares auguran una limitada creación de empleo pese al contexto positivo

El presidente ejecutivo de la multinacional Gestamp, Francisco J. Riberas, interviene en la reunión anual del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), donde se ha estrenado como presidente del Instituto reivindicando la empresa familiar española frente a los "nuevos populismos" que culpan a las empresas "de gran parte de los males de la sociedad".

El presidente ejecutivo de la multinacional Gestamp, Francisco J. Riberas, interviene en la reunión anual del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), donde se ha estrenado como presidente del Instituto reivindicando la empresa familiar española frente a los “nuevos populismos” que culpan a las empresas “de gran parte de los males de la sociedad”.

Las empresas familiares españolas consideran favorable la situación económica actual, pero un 85 % de los empresarios de las grandes compañías familiares del país prevén que, a corto y medio plazo, la economía experimentará “un moderado aumento”, con una “limitada creación neta de empleo”.

Así lo refleja una consulta hecha entre la asamblea de socios del Instituto de la Empresa Familiar, una entidad que representa a un centenar de grandes empresas familiares y que ha celebrado hoy su reunión anual en La Pedrera de Barcelona.

El encuentro ha servido para que el presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco J. Riberas, sustituyera a Ignacio Osborne al frente del IEF, y a la asamblea han asistido empresarios como Juan Roig (Mercadona), Pablo Lara (Planeta), Marc Puig (Puig), Jorge Sendagorta (Sener), o Mar Raventós (Codorníu), entre otros.

Los directivos y empresarios consultados puntúan la situación económica actual con un 6,39 de media -en una horquilla entre el 0 y el 9-, lo que supone la mejor nota de los últimos cinco años.

Sin embargo, ese contexto económico favorable no se traduce en una creación de empleo intensa, ya que un 42 % de los encuestados prevé mantener los niveles de empleo en su empresa en los próximos doce meses, por un 37 % que prevé incrementar la plantilla -el menor porcentaje desde 2015- y el 13 % restante que contempla reducciones de plantilla.

La respuesta no varía en exceso cuando se pregunta a las empresas familiares sobre la perspectiva de empleo en España para su compañía en los próximos tres años.

Y es que un 46 % de los consultados prevé mantener los niveles de empleo actuales -el mismo porcentaje que en 2017-, un 12 % cree que habrá que reducir plantilla -cinco puntos más que en 2017- y un 42 % prevé ampliarla – cinco puntos menos que en 2017-.

En cuanto a ventas, un 67 % de las empresas familiares consultadas prevén que aumenten a lo largo de 2018 – el menor porcentaje obtenido a esta misma pregunta desde 2014 -, un 30 % augura que las ventas serán similares y un 3 % contempla un caída de ventas.

Preguntados por las previsiones de inversión, un 63 % de estos empresarios contemplan aumentarla en 2018, lo que supone el menor porcentaje desde 2015, y un 37 % lo descarta.

Y el mismo diagnóstico se refleja con respecto a los próximos tres años, ya que un 72 % de los empresarios consultados prevén aumentar la inversión en España en ese plazo, pero es el menor porcentaje registrado en esa misma respuesta en los últimos años.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada