El francés PSA prepara su salida de Irán por el embargo de Estados Unidos

El logo del fabricante de vehículos PSA Peugeot Citroën en la planta de Mulhouse, Francia.

El logo del fabricante de vehículos PSA Peugeot Citroën en la planta de Mulhouse, Francia.

El fabricante de automóviles francés PSA anunció este lunes que está preparando su salida de Irán, su primer mercado extranjero en términos de ventas, para respetar el embargo impuesto por Estados Unidos tras su retirada del acuerdo nuclear con Teherán.

El grupo PSA, cuyas marcas Peugeot y Citroën habían formado filiales conjuntas en Irán, anunció en un comunicado haber “comenzado el proceso de suspensión de actividades de sus JVs (joint-ventures) para adaptarse a la ley estadounidense antes del 6 de agosto de 2018”.

PSA vendió el año pasado 444.600 vehículos en Irán, un país donde está tradicionalmente bien implantado y que constituía su primer mercado extranjero, por delante de China (382.800 unidades), Reino Unido (279.100), Italia (265.200) y Alemania (257.800).

El segundo fabricante europeo asegura sin embargo que la importancia del mercado iraní es mínima en términos financieros: las actividades de PSA en Irán representan “menos de 1% de su facturación”, afirma el comunicado. El grupo está no obstante “en contacto con las autoridades estadounidenses para estudiar una derogación” con la ayuda del gobierno francés y la esperanza de mantener su actividad.

El 8 de mayo, el presidente estadounidense Donald Trump anunció que su país se retiraba del acuerdo histórico firmado en 2015 entre las grandes potencias e Irán, por el cual Teherán limitó su programa nuclear a cambio del levantamiento de una parte de las sanciones internacionales que afectaban duramente a su economía.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada