Augusto Marinho, alcalde de Ponte da Barca: “Tenemos parcelas, infraestructuras, condiciones financieras buenas y mano de obra para las empresas”

“En turismo queremos afirmar Ponte da Barca como capital del turismo de naturaleza y aventura”

IMG_3643_portada

Augusto Marinho, economista, lleva siete meses como alcalde de Ponte da Barca.

Es vehemente a la hora de defender su territorio. Valora a sus paisanos, sus tradiciones y la promoción que desarrollan. Le preocupa el problema demográfico en su municipio, común con toda Europa. Cree en el turismo de Naturaleza y de Aventura como fortaleza. Ha hecho un esfuerzo de contención del gasto renegociando contratos sin mermar la calidad de la atención a sus vecinos. Quiere ideas nuevas vengan de donde vengan, pues en política no debe haber, dice, paternidad en estos temas. Desea poner los medios para mejorar la capacidad financiera de su Concelho haciéndolo sostenible. Abrirá una nueva línea de ayudas a los emprendedores en agricultura ya que su municipio es rural y debe aprovechar su ruralidad.

Augusto Marinho (Ponte da Barca, 1974), economista, lleva siete meses como alcalde de Ponte da Barca y antes estuvo en la oposición. El municipio barquense pertenece al distrito de Viana do Castelo. Marinho quiere crear riqueza ya que este municipio tiene una renta per cápita de las más bajas del distrito. Ofrece a los empresarios que quieran invertir en Ponte da Barca facilidades y una interlocución directa con él. Explica que hay mano de obra abundante no sólo de gente en paro sino otras muchas personas con residencia en el Concelho, pero que trabajan en otros municipios próximos.

Habla con Grupo ES. tras un almuerzo en el fin de semana gastronómico –iniciativa también de la entidad de Turismo Porto y Norte de Portugal- dedicado a degustar la ‘posta barroçá’, carne de vacuno de esta raza autóctona lusa. Una pregunta basta para que repase toda su acción municipal.

Marinho describe su concelho como frágil en el terreno económico y con la fortaleza de la potencialidad turística. Por eso “la prioridad de mi ejecutivo es el desarrollo económico”, señala. Hay dos indicadores no favorables: el índice de renta per cápita “bajo” y el grado de dependencia financiera del municipio.

“Necesitamos una apuesta clara por la creación de riqueza. Sólo así los poderes públicos tienen capacidad a través de su función distributiva para acercar recursos a otros sectores como el social, donde hay un gran trabajo para desarrollar como también en Cultura, Turismo, Educación…, en todos los sectores y dinámicas del Concelho”.

Augusto Marinho entiende el desarrollo económico “de una forma global”. Para él es capacidad de atraer inversión, de crear empleo de fijar población y de resultar un territorio atractivo para que vengan otras personas a instalarse en Ponte da Barca.

Sin duda pone el dedo en la llaga cuando manifiesta que el gran problema es el demográfico, al igual que en toda Europa. “Tenemos que comprender este fenómeno, su evolución, y actuar con políticas públicas que combatan esta situación. Sólo así conseguiremos desarrollar nuestras sociedades”, declara.

Por eso, anuncia que en Ponte da Barca se está apostando por la creación de áreas empresariales, invitando a empresas locales a radicarse y también a inversores lusos o incluso a “los amigos españoles”, franceses o de cualquier otro lugar para que vengan a invertir al municipio barquense.

Marinho asegura tener “condiciones excelentes” para atraer inversión. Cierto “atraso” en su territorio permite contar ahora con mano de obra pero no sólo de aquellos que están en el paro sino también de residentes en el municipio que por falta de empleo se desplazan a diario a Ponte de Lima, Vilaverde o Valença, entre otros lugares, a trabajar. Los costes excesivos del transporte y el tiempo invertido a diario harían que, si tienen trabajo en Ponte da Barca, lo aceptarían. “Es un grupo grande de personas –dice el alcalde- especializadas que están en el mercado de trabajo”. Y añade: “Esta es una ventaja competitiva muy grande”.

En este camino a la sostenibilidad, el alcalde subraya que “estamos abiertos a crear todo tipo de condiciones para que las empresas tengan ventajas competitivas, si se radican aquí”.

A Marinho no le importan tanto los impuestos, sino los empleos creados que fijarían población. Incluso se ofrece de interlocutor: “En los proyectos grandes, soy yo el que personalmente va a estar en contacto con los empresarios”.

Frente a las lentitudes y a la burocracia en las tramitaciones, brinda: “Vengan y negocien conmigo… Yo resuelvo el problema…”. De esta forma quiere crear “confianza” en el empresario y comprende que éstos tienen otra velocidad distinta a la institución municipal.

Por otra parte, el ayuntamiento va por delante. “Estamos adquiriendo terrenos. Ya tenemos parcelas disponibles para inversiones. Estamos, además, en contacto con empresas, incluso de España para que conozcan la ventajas de Ponte da Barca”. Marinho habla de tasas e impuestos reducidos.

COMERCIO

Otro de los sectores es el comercio donde “necesitamos crear políticas activas de apoyo al comercio local”. Por eso al comienzo de su mandato tomó la iniciativa –tras un acuerdo temporal con los propietarios del parking subterráneo- de permitir aparcar en una plaza “muy bonita” del centro. Gracias a eso revitalizó el comercio y los comerciantes se lo agradecen.

Otras de sus políticas tienen carácter “transversal” como los fines de semana gastronómicos o los domingos gastronómicos. “Con bastantes restaurante adheridos” que promueven la ‘posta barroçá’, “plato típico de nuestro Concelho y que provoca una dinámica de visitantes-turistas en nuestra villa que vienen a degustar la posta”. Define, por extensión, como punto fuerte barquense la gastronomía.

En el turismo ve “una ventaja competitiva”.  Avalora su territorio con estar más de la mitad de la superficie en el Parque Peneda Xerês y todo el Concelho ser Reserva Mundial de la Biosfera. Es un territorio “donde existe una simbiosis perfecta y una armonía entre la acción del hombre y la Naturaleza”.

Su plan consiste en “potenciar el desarrollo de estas características no sólo en cuanto al patrimonio natural, sino también del edificado, como por ejemplo nuestra ruta del románico. Necesitamos explotarlo desde el punto de vista turístico”, dice.

Y resume el objetivo: “En turismo queremos afirmar Ponte da Barca –esto es una idea que yo manifiesto mucho- como capital del turismo de naturaleza y aventura”.

Ponte da Barca tiene río y montaña. “Y una dinámica turística suficiente, pero queremos crecer todavía más y sacar partido de las características naturales de este territorio”.

“Creemos que estamos trabajando este turismo desde políticas públicas integradas para que el visitante-turista venga y tenga actividad en Ponte da Barca para disfrutar durante varios días”. Marinho señala la existencia de varias empresas dedicadas al deporte de Naturaleza. Por otra parte, está reforzando la red de Ecovías a la orilla del río así como creación de senderos por la Serra Amarela de la que dice que no sólo hay que sacar rendimiento agrícola como miel sino también deportivo.

VECINOS

Es muy realista Augusto Marinho al interpretar qué quieren sus vecinos. “Las personas no quieren saber de políticas sino de la resolución de sus problemas. A mí me compete tomar decisiones, promover las políticas públicas necesarias para que el ciudadano perciba que tiene un ayuntamiento que resuelve o procura resolver, dentro de lo que son las competencias municipales, sus problemas”.

FINANCIACIÓN

El alcalde barquense habla también de mejorar la capacidad financiera de una forma “radical”, “porque la creatividad tiene límites. Para determinadas políticas es necesario hacer inversiones. Por tanto, solo con financiación municipal saludable es como nosotros conseguimos promover inversiones”. Deja claro, en este sentido, “el trabajo notable realizado sobre la contención de gastos, sin disminuir la calidad de los servicios municipales. Todo lo contrario, hemos conseguido reducir el costo de contratos de una forma muy significativa renegociándolos; gestionando nuestros servicios y, sobre todo, motivando a nuestros colaboradores del municipio que estaban desmotivados y ahora encuentran un ejecutivo que les quiere oír para ayudar a mejorar”.

COLABORACIÓN

De forma gráfica, el alcalde barquense dice que no quiere los pies y los brazos de las personas, sino la cabeza, sus ideas, la capacidad crítica. Y alaba a sus funcionarios colaboradores. “Todos ellos merecen mi confianza y en todos ellos la deposito enteramente”.

El alcalde Marinho explica su forma de estar en política. No es sectario y “las ideas, si son buenas, no importan de donde vengan (…)”. Por eso, aborrece que en una institución pública se busque exhibir la “paternidad” de las ideas. “Nosotros estamos aquí para hacer un trabajo cooperativo”. Y asegura la receptividad a todo lo que le llegue que sirva para construir un Concelho “más atractivo dinámico y competitivo”. Y tiene muy presente que su paso por la alcaldía es pasajero.

En su afán, quiere involucrar a todos las instancias municipales hasta el mismo tejido asociativo que “hacen de una forma grande la promoción de nuestro territorio”.

RURALIDADE

Augusto Marinho no olvida que Ponte da Barca es un Concelho rural. “Tenemos que apostar también por la ruralidad”. Su empeño desde que tomó posesión es trabajar en el sector agro-forestal y crear políticas que promuevan el desarrollo de una agricultura moderna.

Su ejecutivo está trabajando para crear una línea de apoyo al joven emprendedor, o no tan joven, que quiera lanzarse a nuevos proyectos.

Finalmente, Marinho invita a todos los empresarios a visitar Ponte da Barca “y que vengan a hablar conmigo”, repite. “Tenemos parcelas, infraestructuras, condiciones financieras buenas y mano de obra”.

Y termina: “Ponte da Barca es efectivamente una oportunidad de inversión en varios sectores”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1