Patricia García, presidenta del Círculo de Empresarios de Galicia: “No pensemos en Galicia sino en Galicia-Portugal como una región única”

“Somos una de las entidades que más ha invertido a través de la red Recinvest en proyectos empresariales”

Patricia García, tras la entrevista con Grupo ES., en la zona noble del Círculo de Empresarios de Galicia.

Patricia García, tras la entrevista con Grupo ES., en la zona noble del Círculo de Empresarios de Galicia.

Acaba de acceder a la presidencia del Círculo de Empresarios de Galicia, antes conocido por Club Financiero de Vigo, CFV. Está sobradamente preparada. Desde la docencia y la formación desembarcó en el mundo de la empresa, donde se inició con su propia compañía a los 23 años. Entre sus palabras, se le escuchan mucho empresa, compañía, crecer, focalizar, tejido empresarial, emprendimiento, formación, gestión, indicador… Patricia García González (Vigo, 1975) tiene muy claros los cinco objetivos de su presidencia para estos 3 próximos años. Cuando habla de su familia, la sonrisa es más grande. Con ella desconecta y descansa. Le gusta correr y caminar, pero confiesa que desde que es presidenta de los empresarios no lo lleva al día.

Su nombramiento no fue una sorpresa. “Tuve un año para asimilarlo”, dice. Su antecesor, Juan Güell, se lo propuso con tiempo. Además ya estuvo con Javier Garrido en la Comisión de Nuevas Iniciativas que, entre otras cosas, estaba “focalizada en el emprendimiento”.

Ahora es consciente de lo que tiene entre manos. Un Círculo con 25 años de existencia. Sin “perder la memoria histórica de lo que funciona, mantenerlo y seguir sumando en pro del tejido empresarial”, se plantea.

Resume así la trayectoria del Círculo. “Se ha hecho un buen trabajo como lobby empresarial, generador de opinión con criterio y rigurosidad. Hay que mantenerlo e incluso, me atrevería a decir, reflotarlo porque ha quedado un poco desatendido por los 3 años duros que hemos pasado. Al final, la institución también sufrió la crisis”.

Esta crisis “nos ha hecho más fuertes a la hora de poner nuestros números en su sitio, pensar nuevas formas (…) que nos permitieran incrementar los ingresos. La preocupación de esos años es ahora algo anecdótico que hemos sabido solucionar y salir con más fuerza”.

Para García, hay que hacer “más hincapié en el emprendimiento. Somos una de las entidades que más ha invertido a través de la red Recinvest en proyectos empresariales, apoyando nuevos desarrollos de negocio con inversión y también tenemos capacidad de mentorización”.

La presidenta cree que hay que aprovechar los 500 socios del Círculo de Empresarios de Galicia con sus negocios-empresas de éxito y de reconocida reputación para acompañar nuevos proyectos y evitar travesías del desierto”.

INNOVACIÓN

Patricia recuerda que la palabra ‘innovación’ es aplicable a todos los procesos de la cadena de valor y no sólo en la tecnología. Puede haber innovación en mercadotecnia, logística, producto, servicio…”. Todo eso que afecta al negocio en el que hay que reinventarse de continuo para competir en lo local con proveedores globales y en el mercado nacional o internacional”.

PYME

El crecimiento de las pymes es otro de los retos de esta nueva junta directiva del Círculo. “En este modelo de competencia global, necesitamos que las empresas se profesionalicen, y es esa innovación continua con acciones de mejora lo que va a permitir que sus negocios sean más escalables y crezcan de manera natural y puedan abordar por convicción –o por necesidad- la internacionalización”.

Pensado para las personas que conforman las compañías, existe un proyecto a tres años –señala Patricia García- donde se pretende “gestionar un cambio de hábitos de códigos éticos reputacionales para que personas actúen éticamente en las compañías”. De esta forma, se busca, a la vez, “dignificar la figura del empresario”.

LETRAS

A esta viguesa que siempre pensó ser abogada –“y penalista, con casos duros”, dice- le encantan los desafíos. Se encaminó por la docencia desde que ya en bachillerato daba clases a alumnos con muchos suspensos. Su reto era llevar al éxito escolar a “los casos más perdidos”. Y aquel “gracias por ayudarme a aprobar” de sus alumnos compensaba en ella todos los esfuerzos.

Por eso, cree firmemente que “la educación es el mejor legado que le puedes dejar a una persona para que en el futuro se pueda desarrollar”. Y siempre ha entendido “la educación como libertad. Da igual, si estás bien formado, donde te muevas porque vas a tener la capacidad de ser autosuficiente y te va a permitir ser libre…”.

Esta facilidad para la enseñanza generó en Patricia un cambio radical y se decidió a estudiar Filología Inglesa porque le gustaban las letras y con vistas a la docencia.

FORMACIÓN

Un nuevo paso fue meterse desde la enseñanza curricular en temas de formación para  el empleo. Y, entonces, se dirigió a personas que ya trabajaban, pero que necesitaban reciclarse. Empezó a hacer una labor comercial por las empresas para convencer a trabajadores que actualizasen su formación profesional.

Más tarde llegaría su faceta gestora, ejecutiva, organizando grupos de formación, desarrollando planes de trabajo y llegando a gestionar  redes de centros. “Fui creciendo en ese proceso ejecutivo y me gustó”, dice.

Otro momento decisivo fue cuando conoce dos personas del mundo de la formación y, con 23 años, se dijo: “Yo quiero montar mi empresa porque esto me gusta, quiero hacerlo y sé que puedo hacerlo”. Y nació Femxa. Ahora tras 20 años de trayectoria empresarial García González es la presidenta institucional del Grupo Femxa, empresa de formación de ámbito nacional que ha formado a 440.000 alumnos, gestionando 1.300 proyectos de formación y 16.500 cursos presenciales.

De empleada a empresaria, con el tema de la formación desde otra perspectiva. Patricia García constata “grande avances” en este terreno. Sin embargo, “a mí me gusta siempre pensar que debemos avanzar más rápido”. Y recuerda ese desempleo en torno al 17%, con el mérito de haberlo reducido en 8 puntos.

Le preocupa a la presidenta del Círculo, especialmente, el paro entre los jóvenes. Porque, dentro de la tasa de desempleo, “es el mayor volumen de personas desempleadas entre los 16 y los 25 años. El 53% de ellos no tienen cualificación. Son jóvenes que no han acabado la formación obligatoria. Si pretendemos darle una formación…, retornándolos al modelo empleo, sin formación es imposible”. Están compitiendo con otras personas con estudios y títulos…sin estar en igualdad de oportunidades. Por eso propone: “Tenemos que retornarlos al empleo con programas de formación colaborativos de centros de formación y empresas. Una formación muy práctica que en un tiempo acelerado, de un máximo de un año, les permita adquirir una profesión donde se necesitan trabajadores cualificados, técnicos cualificados para retornarlos ahí, donde va a haber empleo”.

Para García, si ese empleo no lo cubrimos con el mercado nacional, tendremos que importar trabajadores. “Con lo cual, hay una necesidad, pero, a la vez, hay una oportunidad para esa mano de obra técnica donde se necesitarán personas”.

IMAGEN EMPRESARIO

Volviendo al mundo empresarial, la presidenta del Círculo reconoce que “hay estigmas o anécdotas que estereotipan y generalizan la figura del empresario”. Para García, con lo que hay que quedarse es con este mensaje: “Los empresarios lo que queremos es crear empleo. (…) El objetivo de un empresario, cuando crea una empresa, es que su negocio crezca”. Y a renglón seguido García habla de “la correlación directa entre empleados felices y eficacia, competencia y competitividad”. Los empleados felices se involucran más en las compañías y son más eficientes. Patricia señala que no hay tanta separación entre empresario y empleado, puesto que su objetivo es común.

Por eso sobre la imagen del empresario en la sociedad actual apunta que “está más en los mensajes que en la realidad y, si la realidad no es así, aflorémosla”, resumiendo así la dignificación del empresario.

GALICIA

La realidad empresarial gallega tiene un reto que ya se está abordando, el crecimiento de las Pymes, manifiesta la presidenta del Círculo.  Se basa en un indicador de cierre de 2017. “Galicia está por encima de la media europea tanto en población como en PIB o en facturación. Somos la comunidad -relativizándola al mercado nacional-, en términos de exportación, la que más está exportando. Es la que más aporta por encima de su PIB, un 5%, y en exportación, un 8%. Estamos haciendo los deberes en exportación e internacionalización”.

Y describe los dos polos que están impulsando la exportación: Coruña con el efecto Inditex y Vigo con PSA. “Han hecho que se generalizaran dos ecosistemas muy potentes. Alrededor hay unos clusters de proveedores que son capaces de darles servicios a esas empresas porque siempre están en la punta de la innovación y ha permitido que esas empresas crezcan”. Por eso, razona: “Esto tenemos que ser capaces de extrapolarlo a otros sectores estratégicos y hacer que también se vertebren”. Y señala el caso del naval gallego, “para que vuelva a encontrar hueco”. Y también “trabajar muy fuerte en el agroalimentario”, aunque sea muy competitivo. En definitiva, “conseguir que otros sectores crezcan y se genere el mismo modelo replicable del textil y de la automoción”.

Otro indicador gallego, según la presidenta del Círculo, muestra que las empresas están creciendo y necesitan trabajadores cualificados en temas técnicos y mandos intermedios. “Cuando creces en tamaño, necesitas incorporar un nuevo nivel de dirección: mandos intermedios entre la gerencia y el personal, técnicos cualificados. Si se crean equipos de trabajo, necesitas mandos intermedios”.  Este indicador lo expuso en el Círculo recientemente el presidente de Educa2020 y periodista Fernando Jáuregui y la Fundación Axa tras analizar cuáles eran las demandas de empleo que afloraban en España y concretamente en Galicia.

EDUCACIÓN FAMILIAR

En un ámbito personal, Patricia recuerda de su padre una “frase de la que siempre me acuerdo, ‘Primero la obligación y después la devoción’”.

Su padre empezó a trabajar con 13 años “por necesidad, porque su padre había fallecido”. Era el menor de 4 hermanos y todos se pusieron a trabajar para sacar a la familia adelante. “El abordó cualquier faceta por sus ganas de trabajar. Aprendió muchísimo de soldadura, de la industria del aluminio, de la madera…Es una persona muy técnica en el modelaje de la materia prima…con gran capacidad de aprender”, cuenta con sano orgullo Patricia.

Y lo extiende como ejemplo para los que estén en condiciones semejantes. “Que si las cosas suceden es por algo…Lo único que tienes que hacer es focalizarlas bien, enfrentarte de cara y abordar el reto porque seguro que algo bueno te trae.

DESCANSAR

A Patricia le descansa correr o andar. En las últimas semanas no ha podido por sus obligaciones, pero tiene ganas de recuperar ese tiempo de deporte. “Me noto un poco más acelerada mentalmente y más cansada físicamente”, tras asumir la presidencia del Círculo. “Pero eso no merma  el esfuerzo en los objetivos que queremos obtener”, dice con convencimiento.

Otra cosa que le descansa es “entretenerme con mis hijos”. La mayor está haciendo la selectividad, la mediana tiene 12 años y el pequeño 9. “Me entretengo muchísimo con ellos. Tengo la capacidad de salir del trabajo y de cualquier problema y el tiempo que estoy con ellos se lo dedico al cien por cien”.

GALICIA Y PORTUGAL

Si algún mensaje traslada a los empresarios es que “hay que ver Galicia y Portugal como una única región”. Y añade que se “trata de unir no de competir”. Para ello desarrolla el ejemplo del sector textil en Galicia y Portugal.

Por eso, propone “más acercamiento, más colaboración en aquello que nos preocupa y que debe de ocuparnos de manera única para vertebrar más el tejido empresarial de las dos regiones que para mí es único. Es una región única y así se debe de tratar”.

Es más: “Hay que pensar mucho más en Portugal como un mercado de trabajo donde podemos implantarnos, trabajar con proveedores, con un mercado a nivel clientes. Portugal-Galicia es un mercado único de trabajo, de crecimiento –tanto en proveedores estratégicos en nuestros negocios como en productos- y viceversa, Portugal con la misma óptica”.

Y recomienda: “Trabajar en el mismo plano. Abramos fronteras. No pensemos en Galicia sino en Galicia-Portugal como una región única, donde trabajar coordinadamente, colaborar y crecer de la mano con proveedores estratégicos en ambos sentidos. Hacer un mercado en el que podamos competir con una única estrategia”.

Todo esto lo ha dicho con más lentitud, como ponderando cada palabra… de una forma más reflexiva. Este es el mensaje empresarial de la actual presidenta del Círculo de Empresarios de Galicia.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1