“España no puede quedar atrás del proceso de transformación digital”, dice Maroto

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, hace declaraciones antes de su participación en el curso "La economía ante el blockchain. Lo que está por venir", que ha comenzado hoy dentro de la programación de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, hace declaraciones antes de su participación en el curso “La economía ante el blockchain. Lo que está por venir”, que ha comenzado hoy dentro de la programación de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander.

 La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha avanzado hoy que el Gobierno presentará en las próximas semanas una “hoja de ruta” para la digitalización de la industria y los servicios en España.

Esta hoja de ruta prestará especial atención al impulso de las tecnologías digitales, el acceso a la financiación, el fomento del talento digital y el impulso de la privacidad y la seguridad, ha explicado Maroto durante la inauguración del curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo “La economía ante el blockchain”.

En este proyecto participarán varios ministerios dado el “carácter transversal” del proceso de digitalización, así como con la aportación de los agentes sociales y los principales actores de la transformación digital en la economía española.

“España no puede quedar atrás del proceso de transformación digital”, ha subrayado, al tiempo que ha instado a ponerse “en movimiento” porque “nos va en ello ser un país moderno” capaz de generar buenas oportunidades de empleo.

Esta hoja de ruta no será una ruptura con las políticas puestas en marcha hasta ahora, ha aclarado, sino el “aterrizaje” de políticas generales a los tres grandes sectores del ministerio -industria, comercio y turismo, que suman el 80 % del PIB- para reordenar los recursos de manera que las medidas lleguen de manera más ágil.

Con respecto a los cambios legislativos que va a poner en marcha el Gobierno, la ministra ha abogado por asegurar la “impronta progresista sin generar desconfianza”, lo que pasa por buscar el consenso en un momento de minoría parlamentaria, establecer cauces de diálogo y aprobar leyes “por el interés general”.

“Estamos inmersos en una etapa de cambio”, ha apuntado, donde la tecnología es cada vez más importante para la competitividad de las empresas y que sitúa al cliente, cada vez más exigente, “en el centro del proceso”.

La cuarta revolución industrial implica un “salto cualitativo” en la organización y la cadena de valor, lo que supone un desafío y una oportunidad.

Entre los grandes retos, Maroto ha citado la necesidad de que la financiación se adapte a las necesidades de las empresas, a través de la diversificación de fuentes, y fomentar la innovación.

También ha aludido a la necesidad de contar con una formación adaptada al proceso tecnológico, tanto mediante competencias digitales básicas como avanzadas, así como fomentar el talento en ciencia, ingeniería, tecnología y matemáticas.

Al mismo tiempo, ha precisado, se requiere una cultura de la ciberseguidad sólida, algo que se puede lograr a través de la tecnología de blockchain.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz, ha destacado la importancia de que los beneficios de la tecnología lleguen a todas las capas de la sociedad sin generar “nuevas brechas” al tiempo que ha considerado que abre “un abanico de nuevas oportunidades”.

“Para competir en una economía global”, ha añadido, es necesario investigar, formar y “crear conocimiento” dado el papel fundamental que la economía del conocimiento tiene sobre el desarrollo de los territorios.

Antes de su intervención, Díaz se ha dirigido a la ministra para asegurarle que “los cambios que se han producido en las últimas semanas (en referencia al cambio de Gobierno) nos dan motivos para la esperanza”, ya que la creación de un Ministerio de Ciencia constituye “una declaración de intenciones”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada