“El cruceiro de Covelo fue costeado por un masón y contiene simbología masónica”, según estudio de Maximino Fernández Sendín

Maximino-Fdez-Sendín2El escritor Maximino Fernández Sendín defiende que el monumental cruceiro de Covelo alberga un buena cantidad de símbología masónica y que es “más que probable que la persona que lo impulsó y costeo Juan Antonio Tielas Fontán, fuera masón”.

Fernández Sendín afirma haber contrastado los resultados de su investigación con miembros de la masonería, que han afirmado que “sin lugar a dudas se trata de una obra que contiene mucha simbología masónica y como es lógico, probablemente, impulsada por un masón”.

Este cruceiro, de 1899, dedicado al Santísimo Cristo de los Afligidos, que preside la plaza del Concello de Covelo, está considerado como uno de los más importantes de Galicia y único, entre los más de 10.000 que se supone existen en la comunidad gallega. Lo distintivo es que los otros cruceiros son netamente religiosos. Sin embargo, el covelense cuenta con cuatro alegorías profanas en el basamento, a casi tamaño natural, que simbolizan la Industria, la Agricultura, las Artes y la Justicia. Además de ser uno de los más monumentales, por su mayor riqueza iconográfica. El cruceiro de Covelo es obra del genial maestro cantero José Cerviño (apodado Pepe da Pena), autor al igual del mundialmente conocido Cruceiro de Hío, obra cumbre de la cantería gallega en esta especialidad.

san-juan

En esta imagen de San Juan Bautista hay un detalle que había pasado desapercibido hasta ahora, lleva en su mano derecha un libro abierto.

El descubrimiento, dice Sendín, no se ha producido hasta ahora porque “tan encriptados están los símbolos masónicos en el Cruceiro de Covelo que hasta ahora ningún profano se había percatado de ello y tampoco nada se publicó al respecto”.

SAN JUAN BAUTISTA

La razón por la que Fernández Sendín quiere presentar su trabajo el día 23 de junio, noche de San Juan, es porque “en el basamento del cruceiro y casi a tamaño natural, con una altura que oscila entre 1,25 y 1,34 metros, se encuentran las cuatro alegorías profanas: la Industria, la Agricultura, las Artes y la Justicia, además de la figura de Santiago Apóstol, patrón de Covelo, y otra de San Juan Bautista. Esta última, aparentemente, no parece tener mucho sentido en este cruceiro, pues en la parroquia no cuenta con especial devoción. Pero además en esta imagen de San Juan Bautista hay un detalle que había pasado desapercibido hasta ahora, lleva en su mano derecha un libro abierto. Esto es algo insólito dentro de la forma en que la tradición cristiana representó a lo largo de la historia al Bautista, y, en esta imagen, se intuye que encierra dos símbolos, encriptados, masónicos, con mensaje e interpretación muy importantes para este estudio”.

“¿Y por qué este detalle es tan importante para nuestro estudio?”, se pregunta Fernández Sendín. “Porque San Juan Bautista y San Juan Evangelista son patronos de la francmasonería, ya que representan los dos solsticios, el de verano y el de invierno; y tenemos que añadir, del mismo modo, que el libro abierto es un símbolo masón que representa la sabiduría. La Francmasonería moderna se creó el día de San Juan de 1717, en Londres”.

Y extiende a otros símbolos. “El Libro Sagrado, abierto, conforma, junto con la escuadra y el compás, una de las tres ‘joyas’ de la masonería que presiden las reuniones de masones o ‘tenidas'”.

las-artes

La alegoría a las Artes en la mano derecha, sostiene una copa o cáliz, mientras que la mano izquierda la apoya sobre el pecho.

LA ALEGORÍA DE LAS ARTES

En la alegoría a las Artes, el escritor Maximino Fernández Sendín ve otros símbolos masónicos. En la mano derecha sostiene una copa o cáliz, mientras que la mano izquierda la apoya sobre el pecho. “La copa o el cáliz son igualmente símbolos masónicos. Es el cáliz sagrado sobre el que prestan el primer juramento los candidatos a masones durante las pruebas de iniciación en los misterios de la francmasonería”.

La mano sobre el pecho -explica Fernández Sendín- se corresponde con uno de los signos y símbolos masónicos, ésta es la señal que debe realizar el masón cuando se le acercan los conocidos (tiene igualmente en la masonería otros usos y significados).

ALEGORÍA DE LA INDUSTRIA

En la alegoría a la Industria, “podemos apreciar dos símbolos masones: una gran rueda dentada y una corona. La rueda es igualmente un símbolo masón que representa el progreso y ya desde antiguo ha sido utilizada por logias de diferentes países y posteriormente en 1905 por el Rotary Club. La corona para los masones es un símbolo ennoblecedor. Emblema de la Majestad, Poder, Martirio, Gloria y Triunfo. Figura de los ritos masónicos”.

cruceiro2

El cruceiro de Covelo en su base, como otros muchos, tiene escalones, que en el cristianismo simbolizan el calvario. En su origen tenía tres (ahora solo quedan dos a la vista, al haber subido el nivel de la plaza donde se encuentra) y los tres escalones son igualmente un símbolo masón.

BASE DEL CRUCEIRO

El cruceiro de Covelo en su base, como otros muchos, tiene escalones que en el cristianismo simbolizan el calvario. En su origen tenía tres (ahora solo quedan dos a la vista, al haber subido el nivel de la plaza donde se encuentra) y los tres escalones son igualmente un símbolo masón.

“Desde que el Candidato cruza la Puerta del Templo y se convierte en recipiendario de la luz masónica (aprendiz) tiene que comenzar su serie de ascensos por la Escala de las Ciencias, principiando por los tres primeros Escalones que simbolizan a la fuerza, a la belleza y al candor, o sea a las tres etapas de la vida del hombre, la juventud, la virilidad y la madurez, dentro de cuyo periodo el neófito adquiere la iluminación mental necesaria para poder después interpretar, comprender y aplicar las enseñanzas de los Grados Subsecuentes”

En la masonería regular, cuando se inicia la ceremonia, en sus ‘tenidas’, “el venerable maestro se dirige al Oriente de la sala para ascender tres peldaños y ocupar su trono. Los tres escalones constituyen, con estos y otros significados, otros de los símbolos masones, que en este caso del cruceiro de Covelo pueden ser casualidades o intencionados”.

ALEGORIA A LA JUSTICIA

justicia

Esta alegoría a la Justicia -explica el investigador- es contraria a su representación más conocida, no lleva los ojos vendados.

Esta alegoría a la Justicia -explica el investigador- es contraria a su representación más conocida, no lleva los ojos vendados. Esto podría tener un significado masónico, según defienden algunos estudiosos, respecto a otras representaciones masónicas de la justicia existentes en diferentes países. En las logias, al iniciarse un candidato, se ingresa con los ojos vendados, para luego quitarse la venda que cubre los ojos y de esta forma el aprendiz masón puede ver el conocimiento.

En su mano derecha, alzada, porta una espada de doble filo y en la cruceta o gavilanes de la empuñadura tiene tallada una flor de cinco pétalos (solo desde muy cerca se puede apreciar). “Los filos de la espada masónica disipan las tinieblas y rasgan el oscurantismo, por ello sus bordes representan la verdad y la razón, la ciencia y la virtud, y el reflejo de su hoja simboliza la luz masónica”, desentraña Sendín.

“Las espadas son obligatorias en determinadas ceremonias. La espada es el símbolo del honor, del valor y de la dignidad que deben distinguir al masón. A ningún masón se le considera investido de sus diferentes jerarquías si antes no ha otorgado solemnemente el juramento de ritual ante el símbolo del honor y la dignidad, la espada. Se conocen dos clases de espadas, la ordinaria y la flamígera. La primera se divide en tres partes principales: la empuñadura, la cruceta y la hoja. Es símbolo de la fuerza, la justicia y el poder temporal. La Masonería coloca a la Justicia como la primera de las virtudes que un masón debe asumir. En el Símbolo masónico de la Escuadra, la Masonería deja establecida a la Justicia como base fundamental de su doctrina. Un masón que en sus actos no practique la equidad, no es digno de tomarse como tal”.

LA SERPIENTE

En la base del fuste o varal se encuentra una gran serpiente cuyo rabo termina en una especie de triangulo isósceles (es casi imperceptible ya que está detrás de uno de los pies de la imagen de San Juan Bautista). La serpiente es un símbolo masón que simboliza la Verdad. Y aquel que mira o conoce la Verdad (simbolizada en una serpiente) sanará del mal de la ignorancia”
El triángulo, en la masonería, simboliza el ojo de Dios que todo lo ve (tiene también otros significados)”.

cruceiro

“El llamado fuste, varal o columna del cruceiro de Covelo es de estilo corintio que es el más bello de los tres más usuales, frente al jónico, dórico y corintio, además de contar con la singularidad de que es de mármol (aunque se le tiene por mármol, pensamos que es piedra serpentina) y está bellamente esculpido en una sola pieza y cuya altura calculamos, aproximadamente, que supera los tres metros”.

FUSTE

“El llamado fuste, varal o columna del cruceiro de Covelo es de estilo corintio que es el más bello de los tres más usuales, frente al jónico, y al dórico, además de contar con la singularidad de que es de mármol (aunque se le tiene por mármol, pensamos que es piedra serpentina) y está bellamente esculpido en una sola pieza y cuya altura calculamos, aproximadamente, que supera los tres metros, por lo tanto su coste debió ser muy elevado. Consideremos el alto precio de este material, y más una pieza de estas dimensiones que habría que rebajar y esculpir, sin olvidar el transporte en carros de la época, por caminos angostos, desde un punto lejano, probablemente desde un puerto (¿Vigo?). Es posible que llegara en barco proveniente de la parte norte de Galicia donde existen canteras de este tipo de piedra serpentina”.

“Esto nos puede dar una idea del esfuerzo económico y el interés, no cabe duda, por una causa especial, que puso Juan Antonio Tielas Fontán en que el cruceiro contara con un varal o columna de esa categoría. Y aquí surge de nuevo la pregunta ¿Tendría esto algo que ver con sus creencias masónicas? La respuesta tal vez nunca la conozcamos”.

“Para la masonería, las columnas del templo simbolizan la fuerza, la estabilidad y la firmeza tres de sus máximas. Es igualmente Símbolo de la unión entre el cielo y la tierra, de la firmeza y de la fuerza sustentadora. La columna completa, con basa y capitel, está emparentada con el contenido simbólico del árbol de la vida”.

HUELLAS

cruceiro_foto-antigua

Esta fotografía es la más antigua del cruceiro, probablemente sobre el año 1900, según Fernández Sendín.

“Los masones, a lo largo de la historia, desarrollaron un lenguaje de símbolos con los que reconocerse y transmitir sus creencias, y por ello siempre dejaron huellas escondidas en su arte, que sólo podrían ser interpretadas por sus mismos pares. Esta forma de diálogo es, casi, una lengua propia de los antiguos masones; los símbolos de sus herramientas, sus valores éticos, sus ideales, todos, eran plasmados en las pinturas, las esculturas e incluso sus escritos. Los símbolos masónicos son en realidad una síntesis de sus ideas y en ello se encuentra la idea de eternizar un mensaje”, concluye Sendín a modo de síntesis

CONCLUSIÓN

“En 2003 publiqué un trabajo sobre el cruceiro de Covelo ya en ese tiempo me intrigaban ciertas singularidades del mismo…y años después retomé mi investigación y estas son las conclusiones…”. Fernández Sendín concluye que “el cruceiro de Covelo fue costeado por un masón y contiene simbología masónica”.

“La masonería se erige en defensora del progreso de la Humanidad…y las cuatro alegorías profanas del cruceiro de Covelo (1899) representaban para aquella época los motores del progreso con la esperanza en el nuevo siglo que estaba a punto de comenzar, y así se pensaba que la Industria, la Agricultura, la Justicia y las Artes (que también podían ser las ciencias, como en otras representaciones masónicas que conocemos) serían los motores en el desarrollo de un nuevo tiempo en el que se ponían todas las esperanzas de una vida mejor. Y es más que probable que la persona que costeó tan magna obra, Juan Antonio Tielas Fontán, covelense y rico comerciante en el vecino país, Portugal, quiso dejar huella con su labor pía y filantrópica, dejando en ella constancia de sus creencias. Esta obra contiene un buena cantidad de simbología masónica encriptada que solo podían interpretar sus pares, pues de otra forma la iglesia se hubiera percatado y no lo hubiera permitido, y así debió ordenarlo Juan Antonio, al genial maestro cantero, José Cerviño (Pepe Da Pena), que sería el artífice de la obra y plasmó con magistral arte los símbolos ordenados…”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
4