La OPEP podría aumentar la oferta de petróleo en su reunión del viernes

Empleados de una refinería trabajan en un oleoducto.

Empleados de una refinería trabajan en un oleoducto.

La OPEP celebra mañana en Viena una reunión clave, centrada en un probable aumento de la oferta de petróleo para responder tanto a la creciente demanda mundial como a la caída del bombeo de Venezuela, y evitar así un mayor encarecimiento del crudo.

A los ministros de los catorce socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que celebran mañana su 174 reunión ordinaria, se unirán el sábado otros diez productores, entre ellos Rusia, con los que pactaron a finales de 2016 un recorte de la producción.

Golpeados por la caída de sus ingresos a raíz del desplome de los “petroprecios” en 2014-2016, esos 24 países sellaron entonces un inédito pacto para limitar sus extracciones con el fin de reducir el exceso de oferta que había desplomado el valor del barril.

La nueva alianza se comprometió a retirar del mercado 1,8 millones de barriles diarios (mbd) de crudo desde enero de 2017, pero en la realidad la reducción ha sido considerablemente mayor por la involuntaria caída de la producción de Venezuela, Angola y Libia.

Las reservas almacenadas de crudo se han reducido y el barril se ha apreciado en cerca del 60 %, hasta niveles que no se veían desde 2014, con picos que en el caso del Brent han alcanzado los 80 dólares.

Así, Arabia Saudí y Rusia, los dos mayores exportadores de “oro negro” del planeta, creen que ha llegado el momento de abrir los grifos y abogan por un aumento de entre 1 y 1,5 mbd.

“Hay una cosa de la que pueden estar seguros: nosotros vamos a suministrar más barriles”, prometió hoy el ministro saudí de Petróleo, Jalid al-Falih.

No obstante, el consenso necesario para modificar el recorte vigente se presenta complicado, porque no todos los países tienen la capacidad de producir y vender más barriles.

En Viena, donde los ministros mantienen desde el martes reuniones bilaterales oficiosas al margen del Séptimo Seminario Internacional de la OPEP, Irán es el país que más explícitamente se ha posicionado en contra del plan.

Su ministro, Biyan Zangané, culpó de los altos “petroprecios” al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y a su decisión de imponer sanciones a Teherán tras retirar a su país del pacto nuclear, ya que amenazan con reducir las exportaciones iraníes.

“No podemos dar carta blanca a Estados Unidos para seguir con estas sanciones y utilizar el petróleo como herramienta política”, dijo Zangané el miércoles en el citado seminario, donde también aludió a las presiones de Washington sobre los productores.

En uno de sus habituales tuits, Trump responsabilizó la semana pasada a la OPEP de los “demasiado altos” precios del crudo, que en el caso del petróleo Brent rondan actualmente los 75 dólares.

En una línea similar se manifestó hoy el ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, al denunciar que las sanciones de Washington son un “ataque a la estabilidad del mercado petrolero”.

“Igual que Irán, Venezuela sufre las sanciones, que nos limitan. Son sanciones en lo financiero, en lo económico, que van en contra de nuestro pueblo”, declaró el también presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

En lo que coinciden los ministros es en mostrarse orgullosos de que la nueva alianza de 24 países, apodada por la prensa como “OPEP+”, haya mantenido el pacto, contra todo pronóstico.

Muchos han expresado el deseo de prolongar esta cooperación, pero para ello necesitarían alcanzar ahora un consenso aunque sea de mínimos, algo que hoy no descartaban ni analistas ni ministros.

Ya ayer, el ministro de Hidrocarburos de Ecuador, Carlos Pérez, se mostró confiado en que los socios podían lograr un compromiso.

“La ‘OPEP+’ acordará revertir gran parte de los recortes y agregar más suministro de petróleo (…) Pero las cantidades anunciadas serán probablemente vagas y discrecionales”, vaticinó Bill Farren-Price, presidente de la asesora Petroleum Policy Intelligence.

En declaraciones a Efe, el experto estimó que el aumento podrá alcanzar en la segunda mitad de año un volumen de “entre 800.000 y 1.000.000 de bd”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada