La Federación de Alta Costura cumple 150 años con su edición más abierta

Una modelo presenta una creación de la diseñadora china Guo Pei.

Una modelo presenta una creación de la diseñadora china Guo Pei.

Los exclusivos desfiles de la Alta Costura comenzaron este domingo en París cuando se cumplen 150 años del nacimiento de la Federación de la Moda, en un contexto cada vez más internacional y exposiciones para abrir al público las puertas de este saber-hacer.

Hasta el 4 de julio se sucederán en la capital francesa 35 desfiles de once nacionalidades: Bélgica, Italia, Estados Unidos, Líbano, Marruecos, Japón, Rusia, Israel, Holanda y China, además de Francia.

Un ejemplo del escenario con especial proyección internacional en el que se ha convertido París que, pese a solo contar con catorce miembros que cumplen los estrictos requisitos para entrar en el grupo, ha abierto sus puertas a un importante número de creadores jóvenes e internacionales.

Son los que se conocen como miembros invitados, entre los que este año destacan Azzaro Couture, Guo Pei, Iris Van Herpen o Zuhair Murad, y miembros corresponsales, es decir, aspirantes extranjeros, como Elie Saab o Fendi Couture, que normalmente desfila en Italia.

Para aceptarles entre sus miembros o invitados, la Federación tiene en cuenta que las creaciones estén hechas a mano y a medida, lo que llega a requerir cientos de horas de trabajo, y que los talleres cuenten con un mínimo de artesanos y trabajadores.

A los invitados se suman esta semana las firmas Aganovich, creada en París por la pareja Brooke Taylor y Nana Aganovich, y el marroquí Nourredine Amir.

En los últimos años, algunos diseñadores han pedido desfilar durante la Alta Costura para beneficiarse de la visibilidad parisina pero también para que sus colecciones lleguen antes a tienda y escapar así del frenético ritmo del prêt -à-porter y sus dos semanas de la moda al año, además de numerosas líneas cápsula.

Las 14 firmas que tienen ya su silla en la Federación son Adeline André, Alexandre Vauthier, Alexis Mabille, Chanel, Christian Dior, Franck Sorbier, Giambattista Valli, Givenchy, Jean-Paul Gaultier, Julien Fournié, Maison Margiela, Maurizio Galante, Schiaparelli y Stéphane Rolland.

El calendario incluye además una jornada dedicada exclusivamente a las presentaciones de Alta Joyería, el jueves 5 de julio, como Boucheron, Bulgari, Chanel Joaillerie, Chaumet, Chopard, De Beers, Dior Joaillerie o Louis Vuitton Joaillerie.

Esta muestra queda normalmente reservada a clientes y a prensa, aunque en esta ocasión la casa Chaumet abrirá al público la exposición de su colección “Trésors d’Afrique” para que los curiosos de este arte accesible solo a unos pocos puedan descubrirlo de primera mano.

Sus sesenta piezas, que homenajean la pluralidad del continente africano, permitirán al público conocer el 7 y 8 de julio los salones de Chaumet, uno de los edificios más históricos de la Place Vendôme, en los que el músico Fryderyk Chopin compuso algunos de sus éxitos.

A la agenda se suma a partir del 2 de julio y hasta el 6 de enero la Fundación Alaïa con su segunda exposición, « L’alchimie secrète d’une collection », consagrada a las 41 piezas de la colección de 1992 del diseñador Azzedine Alaïa.

El creador, fallecido en 2017, elogió entonces a uno de sus referentes, la Marquesa de Pompadour, una de las amantes del rey Luis XV y una importante promotora de la cultura bajo su reinado.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada