María José Gonçalves, concejala de Turismo y Cultura: “Queremos que el turismo en Ponte da Barca crezca de forma sostenible, que no comprometa el futuro”

IMG_3415

La concejala de Ponte da Barca, María José Gonçalves, durante la recepción en la Loja de Turismo de los periodistas y bloggers que realizaban un viaje de prensa organizado por la Entidad de Turismo Porto e Norte de Portugal en colaboración con la cámara, el pasado mes de mayo. En segundo plano, el técnico de Turismo barquense, José Pedro Carneiro.

“Ponte da Barca no es una villa más del Alto Minho. Este Alto Minho en sí es un todo, con una belleza natural muy grande. Y dentro de esa belleza Ponte da Barca es un poco peculiar”. Quien así habla es una entusiasta barquense que dirige el Turismo y la Cultura en este concelho, María José Gonçalves. La concejala transmite un amor por su tierra y unas ganas de que todo el mundo conozca estos parajes.

Conversamos con María José durante un viaje de prensa organizado por la entidad de Turismo Porto e Norte de Portugal. Somos testigos del cariño de esta mujer por este entorno natural y con gentes acogedoras del que cualquier visitante puede disfrutar.

La peculiaridad de esta tierra a la que se refiere la concejala está “en sus raíces, en su historia, … en su puente, en su río Lima” que comparte con otras villas.

Gonçalves destaca primero a sus vecinos. “Las personas de esta tierra –que, aclara, no sólo conoce por ella misma sino por las referencias de turistas y visitantes- somos muy hospitalarias. Hay una predisposición para ayudar, para satisfacer, para agradar, en definitiva, para hacer que las personas se sientan bien aquí”.

Además de esta “actitud, nosotros estamos disponibles para quien nos visita. Tenemos una comida muy sabrosa con platos muy variados –cocido a la portuguesa, arroz de sarrabulho, ‘petiscos’, bolos de bacalhau…-, en definitiva, una gastronomía muy rica. Y lo acompañamos con nuestros vinos. Muy frescos para el verano, agradables y que armonizan muy bien tanto con el pescado como con la carne”.

Después se centra en que Ponte da Barca es una tierra de tradiciones. Y se detiene en el baile, lo que les gusta a los barquenses. En el Jardín de los Poetas se reúnen ‘tocadores’ de concertina y vecinos mayores y jóvenes que viene a bailar. “Nuestro folclore es genuino…Todo barquense aprende y sabe bailar…”.

Esto diferencia a este municipio. Como también sus “paisajes idílicos”. Recuerda que este territorio está incluido en la Reserva Mundial de la Biosfera, la calidad de vida, la seguridad y el bienestar…que hay en Ponte da Barca. Y añade: “Calidad de vida es poder dar respuesta con aquello que nosotros tenemos mejor”.

La combinación de todos estos factores, para Gonçalves, hace de este Concelho un lugar deseable. Ella ha viajado y compara: “se come bien aquí, se puede sentir esa afabilidad y afectividad que en otros lugares no sentimos, sobre todo donde hay un turismo masificado. En Ponte da Barca se consigue esa proximidad y poder disfrutar de cosas de las que difícilmente disponemos en otros lugares”.

TURISMO

El segmento al que se dirige Ponte da Barca es a un turismo de Naturaleza con alojamientos en casas de turismo rural, con lugares para hacer senderismo… Y también un turismo deportivo en el que modalidades como el ‘trail running’ cuenta con parajes incomparables para su práctica. Luego, no faltan esos visitantes de horas que vienen a almorzar y pasear por las márgenes del río Lima.

Lógicamente –aclara la concejala- “el turismo es una industria”. Para su sostenibilidad es necesario que los visitantes dejen dinero para que los hoteles y los restaurantes, entre otros, puedan sobrevivir. Ponte da Barca, dice, no puede ser un zoológico para venir, verlo…”. Nosotros, los barquenses, también queremos ser felices y podremos dar esa felicidad y afectividad a quien nos visita, si nosotros nos sentimos bien en nuestra tierra. Por eso, debemos tener buenas condiciones económicas y sociales de vida”.

Así entiende la concejala como “desafío” que el turismo “crezca de forma sustentable. Nunca de forma que comprometa el futuro, esperando que vengan millones de turistas…”. Que el que invierte en el sector, en un hotel o en restaurante…, tenga una demanda constante, desestacionalizada.

Y alaba María José la climatología de esta tierra,  “magnífica”, con variaciones térmicas. Con un invierno húmedo y lluvioso que invita a estar al calor del hogar. “Así puede tener otro tipo de sensaciones y evidenciar otro tipo de experiencias” el visitante.

CULTURA

“Es un tierra muy rica en Historia”, tanto en patrimonio material como inmaterial.

Ponte da Barca tiene orígenes muy remotos que deben corresponder a una circunscripción pre-romana o, por lo menos, romana, pero ya era habitada desde los tiempos pre-históricos como prueban los hallazgos arqueológicos. De los vestigios de la ocupación romana por estas tierras, se destacan varias piezas de cerámica, monedas y esculturas, encontradas mayoritariamente en el área de la Serra Amarela.

En tiempos medievales, la región era conocida como ‘Tierra de la Nóbrega’, antepasado del municipio de Ponte da Barca, y circunscripción medieval que en el siglo IX poseía ya límites aproximados a los del actual municipio.

El Patrimonio monumental es igualmente de gran riqueza. En Ponte da Barca, el puente -el primero, probablemente, de mediados del siglo XIV-, dio nombre a la villa. Ocupa lugar de relieve por tratarse de uno de los más importantes puentes medievales del país, de la primera mitad del siglo XV. En el municipio, es posible encontrar casas señoriales, como el Castillo y los Espigueiros del Lindoso, la Iglesia Matriz, la Picota (‘Pelourinho’), el Mercado Pombalino, las Iglesias de los Monasterios de Bravães, Crasto y Vila Nueva de Muía –tres puntos fuertes de la ruta del románico-,  entre muchos más ejemplares, del patrimonio edificado existente en el municipio

Entre los retos que tiene la cultura barquense, su concejala María José Gonçalves señala la importancia etnográfica y musical con sus 14 grupos folclóricos. Además, en Brabães, “vamos a intentar reanimar el arte de la música de gaita de fol”. La concejala se muestra ilusionada con la Escuela de Ballet de la que dice que es de una “altísima calidad” y que involucra a muchos jóvenes.

En definitiva, Gonçalves habla de una “tierra de talentos”, de escritores y de grandes hombres de aventura. Y no elude citar a Fernão Magalhães, el hombre que en 1519 inició el viaje más fascinante de la historia de los descubrimientos circunnavegando la tierra, y una de las figuras más universales de la Historia de Portugal y cuyo nacimiento algunos sitúan en Ponte da Barca.

MUNDO EMPESARIAL

El mensaje de María José Gonçalves al mundo empresarial es decirles que “tienen en Ponte da Barca un nicho de mercado muy bueno y de grandes perspectivas. El poder político está dispuesto a ayudar, a colaborar…”.

Para el ejecutivo de la concejala es clave “el desarrollo económico y social” frente a ser “líricos”. Y añade: “No podemos permitir que los barquenses emigren. Sin personas, no hay futuro”.

Por eso, están creando condiciones favorables para que haya inversiones en Ponte da Barca. Ella lo llama “alianza” entre el ejecutivo y los inversores para facilitar instalarse en este municipio.

El desafío que lanza a los empresarios gallegos es que “osen venir a conocer las potencialidades de este territorio y comprobarán que es un lugar con grandes posibilidades”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1