Del 19 al 24 de agosto,

La Romería de san Bartolomé 2018 se vuelve más tradicional que nunca en Ponte da Barca

Recupera la feria de ganado y la carrera de caballos

IMG_5716-logoPonte da Barca prepara su romería a san Bartolomé. En su tienda oficial, se presentó este jueves el cartel y la programación. La romería quiere posicionarse como la más “genuina del Alto Minho”, en palabras del alcalde Augusto Marinho. Es bicentenaria y su origen se data al inicio o mediados del siglo XIX. Desde entonces tan sólo no hubo programa oficial en 1954. Del 19 al 24 de agosto los barquenses viven con un gran espíritu de hermandad, de fraternidad, esta celebración.

Este año retoma dos tradiciones que se habían suprimido, la feria de ganado y la carrera de caballos, como anunció el alcalde, Augusto Marino. Este impulsó junto con la nueva Asociación Concejalía de la Romería de san Bartolomé y  la respectiva cofradía de la fiesta que ya tenía elaborado un documento con un conjunto de sugerencias para revisar sobre la fiesta. “Quisimos una mayor implicación de la comunidad en la romería. Se propuso la ampliación del recinto de las fiestas con siete escenarios distribuidos por la villa, permitiendo así que la animación se extienda y beneficie a los vecinos y a los comerciantes”, afirmó Augusto Marino, subrayando que todos los grupos musicales del municipio fueron invitados a participar en la fiesta.

Además de los grupos folclóricos del municipio, como cabeza de cartel musical actuará (día 21) Pedro Abrunhosa, Zézé Fernandes (22) y Atacadores Desapertados -grupo emblemático de Ponte da Barca-; son algunos de los invitados musicales responsables de la animación de la fiesta.

La Romería de san Bartolomé es capital de las ‘rusgas’ o grupos de música tradicional que, en la madrugada de 23 de agosto, atraen miles de visitantes e inundan las principales calles de la villa. La romería este año también va a cambiar la forma de actuar de los cantadores y tocadores. En lugar de un solo escenario, estarán disponibles cuatro, distribuidos en Casa consistorial, zona de las ‘tasquinhas’, Plazuela de la Misericordia y el Jardín de los Poetas, para que los grupos de ‘rusgas’ circulen por toda la villa. Al final de todas las actuaciones, la fiesta se concentra en la plaza de la República donde serán premiados los grupos que tengan la mayor singularidad y mejor caracterización. A todos los grupos, la organización ofrecerá un garrafón de vino y un jamón.

Otra de las novedades es la vuelta, precisamente en la madrugada de las rusgas, del ‘café pinante’, una tradición que se remonta a los años 40 y 50 del siglo XX, durante la cual algunas señoras servían café de cafetera y eran “las mujeres de vida alegre que se acercaban a tomarlo”, explicó Arnaldo Sousa, cofrade de la Cofradía de los Amigos de la Noche de san Bartolomeu. “El desfile de las ‘rusgas’ es el momento más alto de la romería y entendemos que su carácter espontáneo había dejado de ser tan vivo. La subida de las ‘rusgas’ al escenario, donde recibían el jamón y el garrafón de vino, creó un ambiente casi burocrático, con 60 o 70 rusgas que quedaban a la espera para subir al palco. Por eso, la idea este año es que las ‘rusgas’ circulen por los cuatro escenarios y por el pueblo”, justificó.

“La romería de san Bartolomé tiene un espíritu altamente gregario, fuertemente de identidad de las personas de toda una región, un espíritu que hace que abracemos desconocidos, compartamos comida y bebida con quien estábamos enemistados y con los que al día siguiente no volveremos a hablar. Esta romería el día 23 por la noche tiene tanta gente a las 5 de la mañana como las otras durante el día con un carácter intergeneracional”, subrayó Arnaldo Sousa.

Programa Romería de san Bartolomé.

Programa Romería de san Bartolomé.

El presidente barquense explicó cómo más zonas de la villa van a estar más involucradas en la Romería. Por eso, para mayor comodidad de los visitantes, la nueva organización de las fiestas consiguió encontrar otro lugar para aparcamiento, en el ‘antigo horto’, con capacidad para 500 vehículos. También la proximidad de los efectivos de seguridad fue reforzada y se prevé que más miembros de la GNR circulen por la villa durante la romería.

El arciprestado de Ponte da Barca tendrá también un papel más activo en la romería, ya que es de su excluvisiva responsabilidad la tarea de organizar la procesión religiosa.

El presidente de la comisión de fiestas de san Bartolomé, Michael Sousa, señaló el esfuerzo de trabajo “incansable” de los miembros de la directiva y sus colaboradores que desde inicios del mes de febrero están trabajando para hacer posible la romería. Sousa se lo agradeció a todos.

Por su parte, la concejala de Turismo y Cultura, Maria José Gonçalves señaló que la Romería de san Bartolomé es “única. Hecha, sentida y vivida por personas únicas, no sólo barquenses sino de todos los que a partir del día 19 van a vivir esta fiesta”.  Sobre el programa, la concejala lo describió como “ecléctico. Para todas las edades y para todas las sensibilidades”. Y se congratuló de que la continuidad se alíe con la innovación. Gonçalves invitó a todos a ir a vivir san Bartolomé a Ponte da Barca, una romería “diferente, que deja huella en la memoria, un himno a la fraternidad y a la hermandad”.

El presupuesto para esta romería aún no está cerrado, pero Augusto Marinho admitió que podría ser superior a los 200 mil euros invertidos en la fiesta de 2017, 130 mil de los cuales, fruto del apoyo directo de la Cámara. La promesa del alcalde es que el apoyo municipal será del mismo valor que el de 2017, mostrando disponibilidad para reforzar ese apoyo, si todas las iniciativas de la comisión de fiestas para recaudar fondos, en particular la venta de ‘merchandising’ en la tienda de la romería, no consiguen completar todos los gastos que los cambios de la fiesta traiga consigo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada