Tercera edición de O Rencontro de Valdevez, Portugal

Dos días de Edad Media en el entorno del Paço Giela

Algunos de los figurantes vestidos de época que animaron O Rencontro de Valdevez.

Algunos de los figurantes vestidos de época que animaron O Rencontro de Valdevez.

Fue una auténtica inmersión en el medievo. O Encontro de Valdevez es una verdadera recreación histórica con una rigurosidad que hace preguntarse a uno si existe el túnel del tiempo, cuando está allí.  

Entre sábado y domingo, unas 8.000 personas, según fuentes oficiales -con la dificultad que entraña tener un registro exacto en un recinto abierto- acudieron a la tercera edición del Encontro de Valdevez. El Paço de Giela estaba sobria y lujosamente engalanado. El tiempo era caluroso y soleado. Muy visitado por el público era el punto de encuentro para asistir a algunos microespactáculos de música, de acrobacia, de representación de leyendas de este castillo.

En la zona de restauración, las ‘tasquinhas’, no faltaba bebida ni comida con buena disponibilidad de mesas que se orientaban a un pequeño escenario por el que pasaron distintos grupos musicales muy variados. El público, muchos ataviados de época, disfrutaban de las viandas mientras escuchaban música acompañada a menudo de una bailarina de danzas árabes.

En esta animada zona no faltaban pequeños sketch teatralizando momentos de la vida campesina del siglo XII, como fue la llegada de leprosos al pueblo y el rechazo de los soldados.

En la entrada y a los pies de la fachada principal del Paço de Giela, otros puestos para vender productos agroalimentarios así como suvenires. Incluso una calesa con un cartel de ‘taxi’ que por 5 euros desplazaba desde el centro urbano de Arcos a sus clientes durante unos dos kilómetros hasta el Paço de Giela.

En paralelo, pero detrás, una serie de tiendas albergaban distintos oficios medievales, como aquellos que construían armaduras y espadas, bordados de costura y distintas forjas de época para trabajar metales.

Entrando, a la izquierda, la zona para el entrenamiento de caballeros, para la investidura de jóvenes caballeros y para la representación del torneo. Una grada de 2.000 personas se quedó pequeña para albergar a las más de 4.500 personas que a las 23.30 horas pululaban por el recinto del ‘Rencontro de Valdevez’.

En la obra de teatro interviene el grupo local de Teatro do Vez con sus 24 integrantes además de vecinos que actuaban de figurantes hasta completar el número de 700.

Gracias a esta recreación histórica del año 1.141, el público revivió la historia del nacimiento del reino de Portugal, cuando Alfonso VII rey de Castilla y León ascendió a Afonso Herríques de conde a Rey de Portugal. La gente se emocionó una vez más al recordar los hechos de forma tan viva.

Después, los espectadores fueron cautivados por algo más de tres minutos de fuegos artificiales lanzados desde el Paço da Giela como colofón a una gran representación.

La noche continuaba con los bailes al son de los trovadores. Hasta las 2 de la madrugada todavía el público seguía al pie del Paço da Giela. Portugueses pero también muchos gallegos o ‘espanhois’ como nos llaman que se desplazaron  a Arcos para vivir este Rencontro. Es el caso de João Guima, natural de Arcos de Valdevez, pero que, desde hace 4, reside en Salvaterra de Miño. El recuerda –en declaraciones a Gupo ES.- cuando era niño y vivía en ese lugar, llamado Sampaio, y el Paço de Giela eran solamente unas ruinas donde jugaban los niños buscando aves rapaces nocturnas como búhos entre las zarzas. “Ahora aquello es un espectáculo de 5 estrellas”, dice orgulloso João y prometiéndose volver porque fue este su primer año de O Rencontro.

Hay muchas historias, que se incluyen con video-entrevistas, que con su aportación han enriquecido y hecho muchísimo más grande el nombre de ‘Rencontro de Valdevez’.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1