La Comisión Europea estudia eliminar el cambio de hora y pregunta cuál prefieres

londresLa Comisión Europea ha puesto en marcha una consulta a través de su web en la que pregunta a quien quiera responder si estaría a favor de acabar con el cambio horario y que, en caso afirmativo, qué hora preferirián tener todo el año, ¿la de verano o la de invierno? Una cuestión que responde a las diversas peticiones recibidas por este organismo para que se acabe con la práctica de adelantar y retrasar el reloj cada seis meses.

“A raíz de varias solicitudes de los ciudadanos, del Parlamento Europeo y de ciertos Estados miembros de la UE, la Comisión ha decidido investigar el funcionamiento de las disposiciones actuales relativas a la hora de verano y evaluar si deben quedarse como están o si deben modificarse”, dice el documento en el que el organismo europeo explica el por qué de la encuesta que ha abierto en la que cualquiera puede participar.

Basta con entrar en la página habilitada para ello, introducir los datos personales y responder al cuestionario. Se puede elegir la opción de que el resultado se publique de manera anónima y se puede responder en cualquier idioma oficial de la UE aunque, si es posible, se prefiere en inglés.

El cuestionario, disponible hasta el 16 de agosto, consta de cinco preguntas sobre la experiencia personal con el cambio horario, si se prefiere dejar el tema como está o cambiarlo y por qué, la importancia que esto tiene para quien contesta y si se optase por dejar un solo horario durante todo el año cuál se preferiría si es que se tiene preferencia por alguno. Una serie de cuestiones sencillas, que se responden rápido y que sirven para tomar el pulso de lo que los europeos piensan al respecto.

Aunque pueda parecerlo, no se trata de un tema sencillo y baladí, de ahí que desde la Comisión Europea hayan acompañado el cuestionario de información de utilidad sobre los efectos e implicaciones cambio de hora, el contexto histórico en el que se estableció y el por qué. Una forma de que quien se anime a contestar a su cuestionario lo haga con conocimiento de causa y no a la ligera.

Así, en el apartado de ‘información adicional’, se explica, por ejemplo, que “la mayoría de los Estados miembros de la UE tienen una larga tradición de hora de verano, que puede remontarse a la crisis del petróleo de la década de 1970, o incluso a la Primera o la Segunda Guerra Mundial. En su momento, las disposiciones sobre la hora de verano perseguían primordialmente el ahorro de energía. Sin embargo, también cabían otros objetivos como la seguridad vial, el aumento de las oportunidades de ocio derivadas de la prolongación de las jornadas o, simplemente, la adaptación a las prácticas de los países vecinos o de los principales socios comerciales”.

Después se explica más o menos detalladamente la implicación que la modificación de la hora supone en el mercado interior, la energía, la salud, la seguridad vial y hasta la agricultura y como algunos estados miembros como Finlandia y Lituania son los que han promovido que se estudio el establecimiento de una única hora durante todo el año.

Si lo que ahora es solo una consulta prosperase, se acabaría con la práctica de tener que retrasar una hora los relojes el último finde semana de octubre y adelantarnos el último de marzo y con la cantinela de las tres serán las dos y a las dos serán las tres. Según explican en la revista QUO, a los países del sur, como España, les interesaría más que el que se quedase fuese el horario de verano para poder tener una hora más por la tarde. Por el contrario, los nórdicos, donde en invierno anochece pronto sí o sí, preferirían el horario de invierno para ganar una hora de luz solar a primera hora.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada