AESA dice que Ryanair debe pagar hasta 600 euros al cliente de un vuelo cancelado

El presidente de la aerolínea de bajo coste Ryanair, Michael O’Leary.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha informado hoy de que Ryanair está obligada a pagar compensaciones a cada pasajero por la cancelación de su vuelo por la huelga de los tripulantes de cabina (TCP) los días 25 y 26 de julio, entre una mínima de 250 euros y hasta un tope de 600 euros.

La cuantía se establece en función de la distancia del vuelo y la compensación es obligada, según AESA, ya que Ryanair no ha avisado de las cancelaciones con al menos 15 días de adelanto.

El cliente afectado por una cancelación debe solicitar a la aerolínea irlandesa el impreso para recibir dicha compensación, aunque haya solicitado el reembolso del billete o un transporte alternativo.

Los pasajeros tienen derecho a recibir esta información. Para ello, la compañía aérea debe entregarles un impreso con las condiciones de asistencia y compensación.

La huelga está convocada por los tripulantes de cabina de pasajeros, que es personal de la propia compañía y, por tanto, las cancelaciones no se deben a una circunstancia extraordinaria, lo que obliga a Ryanair a abonar las compensaciones.

AESA también recuerda a todos los pasajeros que puedan verse afectados por las cancelaciones de la huelga de TCP de Ryanair que tienen derecho a asistencia y al reembolso o a un transporte alternativo hasta su destino final.

El derecho a asistencia, que tiene que pagar la aerolínea, incluye comida y bebida suficiente, dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico y, si fuese necesario, una o más noches de alojamiento así como al transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento.

El reembolso del billete es una de las elecciones que tiene el pasajero de un vuelo cancelado, o bien que la compañía le proporcione y pague un transporte alternativo hasta el destino final lo más rápidamente posible.

En el supuesto de elegir el transporte alternativo, AESA hace hincapié en que la compañía debe buscar la opción más rápida para el pasajero afectado.

Por ello, no puede ofrecer únicamente plazas en vuelos propios, uno o varios días después, si existen plazas disponibles en otras compañías en ese mismo día.

En el caso de retrasos y si éste supera las 5 horas o más, el pasajero tiene derecho a recibir el reembolso del billete en caso de que ya no desee viajar. Si así fuere, el cliente ya no tendrá derecho a recibir la compensación económica por el retraso del vuelo de más de tres horas en destino final.

La Agencia de Seguridad Aérea comunica que sus inspectores estarán en distintos aeropuertos españoles “velando porque la aerolínea cumpla” con el Reglamento Europeo (CE) 261/2004 sobre retrasos, cancelaciones y denegaciones de embarque.

Ryanair cancelará hasta 200 vuelos diarios que operan hacia o desde España los días 25 y 26 de julio para minimizar el impacto de la huelga convocada por los TCP, un 24 % del total.

El Ministerio de Fomento decretará mañana los servicios mínimos para las dos jornadas de huelga de los TCP de Ryanair.

Los TCP de Portugal y Bélgica también secundarán la huelga esos mismos días, mientras los de Italia se unirán al paro en la segunda jornada.

En España están llamados a la huelga más de 1.800 tripulantes de cabina, que suman más de 4.000 entre los cuatro países.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada