El Brexit va a convertir productos ordinarios en productos de lujo

Un lujo: Productos como el queso podrían llegar a ser muy caros y difíciles de conseguir si se pacta un Brexit duro sin un acuerdo comercial.

Los productos lácteos como la mantequilla, el yogur y el queso podrían convertirse en un lujo después del Brexit, según advirtió una gran compañía.

Arla Foods afirmó que si los hallazgos de un estudio realizado en la London School of Economics (LSE) son correctos, a los consumidores británicos les podría resultar difícil encontrar los productos lácteos cotidianos, y serían más caros.

La compañía, que forma parte de una cooperativa a escala europea que incluye a aproximadamente 11.000 agricultores, ya había advertido de que un “Brexit duro” sin un acuerdo comercial podría tener un impacto desastroso en la industria láctea del Reino Unido y en sus consumidores.

Sin embargo, afirmó que el informe de la LSE El impacto del Brexit en el sector lácteo del Reino Unido ha resaltado un asunto que podría provocar un “problema lácteo” en el Reino Unido.

Explicó que las dificultades potenciales para importar productos lácteos desde Europa podrían conducir a la escasez de algunos productos, sobre todo quesos, mientras que la creciente presión sobre los costos podría encarecer los productos cotidianos.

El informe también destacó el posible impacto de la escasez de mano de obra tras el Brexit, lo cual repercutiría a su vez en la cadena de suministros, así como los retrasos causados ​​por los cambios como por ejemplo, el aumento de los tiempos debido a una mayor espera en los controles de la frontera.

Ash Amirahmadi, director general en Reino Unido de Arla Foods, dijo: “Los agricultores que gestionan la cooperativa láctea Arla ya están analizando cómo mantener los precios bajos para el consumidor sin afectar la calidad, siguiendo las normas y protegiendo el bienestar animal.

“No hay margen para jugar con la cadena de valor. Si los aspectos prácticos del Brexit no son adecuados, ante cualquier problema tendremos que elegir entre la escasez, los costos adicionales que inevitablemente tendrán que trasladarse al consumidor o socavar las estrictas normas que tanto nos ha costado conseguir”, añadió.

Agregó: “Tenemos una gran dependencia a los productos lácteos importados, lo que significa que si la cadena de suministros se interrumpe generaría un gran problema. Lo más probable es que los productos escaseen y que se produzca un fuerte aumento en los precios, convirtiendo los productos básicos cotidianos, como la mantequilla, el yogur, el queso y la fórmula infantil, en lujos ocasionales. En especial los quesos, cuya producción está muy limitada actualmente, podrían escasear.

“Es importante tener claro que el Brexit podría brindar oportunidades para expandir la industria del Reino Unido a largo plazo, pero a corto y mediano plazo no podemos simplemente activar y desactivar la producción de leche. Tardaremos años en aumentar la reserva de leche del Reino Unido y construir una infraestructura para que podamos ser autosuficientes en el sector lácteo”.

“Para proteger a los británicos, hacemos un llamamiento a ambas partes para que negocien de manera pragmática y sensata en lo que se refiere a los aspectos prácticos del Brexit, de manera que podamos beneficiarnos de acuerdos aduaneros satisfactorios y podamos acceder fácilmente a la mano de obra clave en los próximos años”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada