Participa en el III Foro de Inversión y Finanzas Personales, el jueves 27 de septiembre, en el Círculo de Empresarios de Galicia

Sergio Sorgi, Progetica: “Falta todavía una cultura de la planificación, porque ahorrar es un medio, no es un fin”

Sergi Sorgi, durante una intervención en Madrid.

Sergio Sorgi, fundador y vicepresidente de Progetica. Sorgi, desde 2018, es miembro del comité estratégico de ‘milano2046’, un laboratorio de investigación del futuro remoto establecido por la Presidencia del Consejo Municipal de Milán. Sorgi participará en el III Foro de Inversión y Finanzas Personales, el jueves 27 de septiembre, en el Círculo de Empresarios de Galicia. 

-Los especialistas destacan su proyecto de educación financiera, que empezó en el Ayuntamiento de Milán y se va a extender por toda Italia. ¿Por qué es diferente?

Porque la educación financiera realizada en el Ayuntamiento de Milán no es simplemente un curso de formación, es una asesoría genérica, que acompaña al ciudadano para resolver los problemas concretos de su vida, empezando por el presupuesto familiar y siguiendo con la administración de las deudas, los seguros, la jubilación y los objetivos de vida, conseguidos con ahorro e inversión. Es un programa de política social, con mediciones y garantías.

-¿Qué instituciones han asumido su proyecto de educación financiera?

Los educadores financieros pertenecen a muchas organizaciones privadas (asesores financieros y de seguros), asociaciones de voluntarios y organizaciones sociales. Actualmente, el proyecto se desarrolla con la participación de educadores de tres empresas de seguros, una asociación de asesores financieros y 11 asociaciones y organizaciones voluntarias. Entre estas, la Asociación Católica de los Trabajadores y el Movimiento de los Consumidores de Milán.

-¿Cómo estamos los ciudadanos de Europa de educación financiera?

La OCDE aconseja realizar programas con tres principios básicos: inclusión financiera, protección de los ciudadanos y educación financiera, que no es solamente financiera porque comprende todos los desafíos y las necesidades del curso de la vida. En Europa, tenemos algunos proyectos significativos: entre estos, Inglaterra ha experimentado el servicio Money Advice Service, Holanda el NIBUD y en Italia el instituto de normalización de calidad, UNI, ha realizado la primera formación técnica voluntaria en materia de educación financiera. En general, todavía, hay más alfabetismo que educación; el alfabetismo se ocupa de los mercados y los productos financieros, pero este es el rol del asesor: el ciudadano tiene que aprender a reconocer sus proyectos de vida y a elegir un asesor conveniente.

-¿Necesita una familia un asesor financiero? ¿Por qué?

Porque invertir, entender las propias necesidades, planificar el futuro son disciplinas difíciles, que necesitan profesionales. No se puede realizar una vida económicamente estable con estrategias ingenuas o aproximaciones.

-¿Cómo ha afectado la crisis al asesoramiento financiero?

En muchos países la crisis ha empujado al mercado a concentrar las atenciones de las empresas y los asesores en los clientes más ricos, dejando las familias a los vendedores de productos más básicos. Esta estrategia parece miope porque la conciencia sobre los riesgos de la vida y la planificación ofrecida con el asesoramiento son necesidades económicas y sociales para todos los ciudadanos y la asesoría es un servicio importante para toda clase de ahorradores.

-¿Y a las decisiones de las familias sobre su economía?

Las familias han aprendido a defenderse de la crisis bajando el consumo y ahorrando más. Falta todavía una cultura de la planificación, porque ahorrar es un medio, no es un fin y el ahorro guardado por miedo al futuro no se transforma en una correcta administración de los riesgos.

-¿Cómo se mide la calidad del asesoramiento?

Todas las producciones y los negocios se ajustan a los estándares internacionales de calidad, conocidos como normas ISO. La calidad del asesoramiento es insertada en el estándar ISO 22222:2005, que se ocupa específicamente de la planificación financiera, económica y patrimonial. Si el mercado no entiende realizar asesoramiento siguiendo la calidad tercera y científica de la normalización internacional, sería interesante saber el “porqué”.

-Da la sensación de que la banca confundió durante un tiempo asesoramiento financiero y labor comercial, ¿qué opina?

Yo no creo que los bancos confundan asesoramiento y venta. El asesoramiento incluye la venta, pero no es efectivo si los ciudadanos no compran los productos necesarios; asesorar, todavía, es diferente que vender: la venta adapta el cliente a los productos, mientras el asesoramiento sigue lo contrario, adapta los productos al cliente y necesita un profundo análisis de los proyectos de vida garantizando la consistencia de la oferta de productos a las necesidades. Sin asesoría, la confianza de los ciudadanos es mínima, y esto no permite el desarrollo a todo el mercado de seguros, jubilación e inversión. En Italia los ciudadanos no tienen confianza en sus propios bancos. La calidad minimiza este riesgo, hoy y en el futuro.

INSCRIPCIÓN ‘0N LINE’ EN EL FORO

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1